Absentismo Laboral

Se insiste tanto en el absentismo laboral que GM España escribe en el comunicado Interno de 21 de junio de 2011, "que compromete, en último extremo, nuestro futuro como empresa".

 

 

Entre las reformas que el Gobierno de España ha querido consensuar con los empresarios y sindicatos, y que en la mayoría de los temas no se ha conseguido, destaca la ausencia en el trabajo.

 

 

Si la preocupación sobre este tema es tan agobiante es porque no se han sabido mejorar y optimizar las medidas preventivas y paliativas para contribuir – si no es posible en todos los casos – a disminuir los incrementos y porcentajes existentes en la actualidad.

 

 

Reconocer el grave problema que supone el absentismo no pasa por criminalizar al trabajador.

 

 

El compromiso y las soluciones del Gobierno de España, de las Comunidades Autónomas, de los sectores empresariales y de los representantes de los trabajadores deberían centrarse en que un tanto por ciento de la economía la dedicamos a la información, a la formación, a la prevención y a la mejora de las condiciones de trabajo para evitar el incremento de los costes de personal y, a su vez, conseguir más eficiencia, no sólo en los niveles de cantidad y calidad sino también  en cuanto a los niveles de la salud y a la verdadera prevención de los riesgos laborales.

 

 

Asimismo, una mayor atención e investigación en el campo de la ergonomía ayudaría mucho en la adaptabilidad de los puestos de trabajo a las condiciones de los empleados, evitando dolencias y lesiones que suponen coger la baja y elevan los porcentajes del absentismo.

 

 

Algunas empresas ponen todos los recursos de los que disponen para ayudar a los empleados que lo necesitan pero otras se empeñan en querer sustituir el sistema de la Seguridad Social por el servicio médico interno o dando mayor poder a las mutuas lo que, en muchos casos, contribuye a presionar a los trabajadores para que cojan el alta y, en algunas ocasiones, sin una recuperación aceptable para la actividad del trabajo.

 

 

Según fuentes gubernamentales, la crisis económica contribuye a la disminución del absentismo laboral; sin embargo los empresarios insisten en que el problema se ha agudizado y requiere de soluciones imaginativas, entre otras, que el trabajador no cobre o se le penalice, a través de la evaluación de desempeño a final de año, en función de la consecución de los objetivos del negocio.

 

 

Aquí en Aragón, GM España reconoce que el problema del absentismo en la planta de Figueruelas se ha agravado en el presente año (6,43% por enfermedad), y desea corregir la situación para mejorar los niveles de eficiencia y competitividad, así lo pone de manifiesto el artículo 13 del vigente Convenio Colectivo.

 

 

Recursos, medios, información, formación, prevención e investigación son piezas fundamentales para evitar que el absentismo se incremente. Si en las grandes empresas y sectores se detectan rasgos difíciles de explicar, la Seguridad Social junto a los representantes de los trabajadores tiene que articular las medidas que se requieran para evitar los abusos y hacer más eficiente el sistema y a las propias empresas, evitando que la CEOE, una vez más, pretenda avanzar ficha castigando siempre a los trabajadores.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación