Cuando la espalda le tortura

El 40% de los costes de las empresas se debe a dolores musculares ocasionados por una mala postura. Se trata de la principal causa de absentismo laboral.

 

Sentarse adecuadamente frente al ordenador es mucho más importante de lo que parece. Hacerlo de forma incorrecta origina dolores musculares persistentes hasta en un 30% de los españoles y es una de las causas más frecuentes de baja laboral, según revela la última Encuesta Europea de Salud en España, realizada por el Instituto Nacional de Estadística.

 

En nuestro país, siete de cada 10 personas sufren este tipo de dolencias en el trabajo. El último estudio de Nielsen España, publicado el mes pasado, pone de manifiesto que el 50% de los españoles ha sufrido dolores de espalda en el último año. El doctor Jesús Honorato, médico y catedrático de Farmacología Clínica de la Universidad de Navarra, indica que las molestias se localizan con más frecuencia en la espalda (40,1% de los casos), seguidas de la zona de la columna dorsal (26,6%) y las relacionadas con la zona cervical (27%).

 

Cabe subrayar que las mujeres padecen un 4,4% más dolores musculares que los hombres, “debido a que su masa muscular es menor”, puntualiza el doctor, que añade que “el sedentarismo, la obesidad, las sobrecargas excesivas y la ausencia de ejercicio regular son algunos factores que influyen en el dolor de espalda”. Además, en la actualidad, los trabajos sedentarios incrementan estas cifras, debido a la mala colocación de las pantallas de ordenador.

 

El doctor Honorato recomienda llevar una rutina laboral determinada para evitar la aparición de dolores musculares. “Mientras se esté sentado, hay que mantener la espalda recta apoyando la zona lumbar en el respaldo de la silla. La pantalla del ordenador debe estar a la altura de los ojos, de forma que no haya que forzar el cuello. Es aconsejable tener un reposapiés debajo del escritorio y levantarse cada 45 minutos para caminar por la oficina. Basta con paseos de cinco minutos para dejar espalda, cuello y piernas relajados”.

 

Fuera del entorno laboral, el doctor recomienda practicar deportes que mantengan la simetría del cuerpo, es decir, que no se centren en una sola extremidad, como ocurre en el tenis. Nadar y correr son los ejercicios más completos, mientras que las abdominales y las flexiones desarrollan la musculatura de la espalda evitando futuras molestias.

 

Los dolores musculares relacionados con el trabajo son considerados el primer problema de salud en Europa, según la Encuesta Europea sobre Condiciones de Trabajo. El 40% de los costes económicos que tienen las enfermedades y los accidentes de trabajo se deben a los trastornos músculo-esqueléticos.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación