¿Deben las empresas poner fin a las pausas para fumar?

  • Los empresarios alemanes quieren acabar con las pausas para fumar en el trabajo.
  • Se quiere evitar que baje la productividad de los trabajadores y no generar agravios con los empleados no fumadores.
  • Cada trabajador fumador puede dedicar 25 minutos diarios en su trabajo a fumar.

 

Los empresarios alemanes han propuesto una idea, no tan nueva en España, para mejorar la productividad de sus trabajadores: acabar con las pausas para fumar durante su jornada laboral. Nueva polémica al tanto en el país germano, que permite al mismo tiempo recordar un debate sobre este asunto en nuestro país que empezó a gestarse tras la introducción de la ley antitabaco en 2006, la cual, como se sabe, prohíbe fumar en los sitios de trabajo.

 

"Las pausas para fumar cuestan a las empresas dinero contante y sonante, y alteran el desarrollo del trabajo", denunció el presidente de la Confederación Alemana de Pymes, Mario Ohoven, en unas declaraciones que publica el diario Bild. Ohoven pone como ejemplo el caso de Suecia, donde las empresas han impuesto el concepto de la jornada laboral sin tabaco y solo permiten a sus empleados fumar en la pausa del almuerzo.

 

En parecidos términos se expresa en el mismo diario la presidenta de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (UMW), Ursula Frerichs, quien reclama "la abolición de las pausas para los fumadores", ya que ello supone también una discriminación frente a los que no lo son.

 

El rotativo alemán cita un estudio elaborado por la Universidad de Hamburgo que habla de un coste de 28 millones de euros anuales para las empresas alemanas por culpa solo de estas pausas de sus trabajadores fumadores.

En España

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ya propuso en 2006 la misma idea que ahora sugieren los empresarios alemanes. La CEOE recomendaba en una circular a las empresas que no permitieran las pausas por, entre otras razones, no generar agravios con los empleados no fumadores y por no perder productividad de los sí fumadores.

La legislación española no revela nada concreto sobre las pausas para fumar en las empresas, dejando este 'trámite' a los convenios laborales. Hay compañías que llegan a sancionar, pero en la mayoría de los casos se apuesta por la permisividad sin fijar límites de pausas.

 

¿Se pierde productividad? La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), en un estudio presentado en 2010 sobre el año 2008, señaló que el coste que tuvieron las empresas españolas como consecuencia del tabaquismo fue de 7.840 millones de euros. De esta cifra, el 76% se atribuía a la pérdida de productividad, el 20% a costes adicionales de limpieza y conservación de instalaciones y el resto al absentismo laboral.El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) detalla esas cifras y señala que el consumo de tabaco en las empresas supone unos costes anuales de unos 7.500 millones de euros, de los cuales unos 6.000 millones son por la pérdida de productividad por el consumo de tabaco en el lugar de trabajo. Son datos facilitados en 2010. En concreto, según el CNPT, cada trabajador que fuma en España cuesta a su empresa más de 1.500 euros al año, cifra que puede bajar hasta los 1.364 millones en 2015 gracias a la ley antitabaco.

 

Un estudio de 2006 de Inology, compañía de desarrollo de soluciones para la empresa, destacaba que el tiempo dedicado por cada trabajador para fumar durante su jornada laboral es de más de 25 minutos, repartidos en una media de 2,87 salidas. Supone más de un 5% diario de la jornada laboral. Ya es cuestión de hacer cálculos y ver cuánto cuesta a cada empresa esas 'excursiones' por el tabaco.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación