El Congreso aprueba la reforma laboral, que ahora irá al Senado

El Congreso de los Diputados ha aprobado hoy el proyecto de ley de la reforma laboral, en el que ha introducido varias modificaciones y que ahora será enviado al Senado para su visto bueno definitivo.

 

El texto ha salido adelante con los 25 votos a favor del PP y de CiU; han votado en contra PSOE, Izquierda Plural, UPyD, PNV, Geroa Bai y BNG (en total 17).

 

Tras su paso por la Cámara Baja, donde se habían registrado 656 enmiendas, ahora el proyecto de ley será enviado al Senado, que está previsto que nuevamente lo devuelva al Congreso en junio para su aprobación definitiva.

 

La Comisión de Empleo y Seguridad Social ha aprobado hoy con competencia legislativa plena -ya no debe pasar por el Pleno- enmiendas sobre el nuevo contrato indefinido para pymes y autónomos, el despido colectivo por causas económicas, el descuelgue empresarial, la ultraactividad, la lucha contra el absentismo o la distribución irregular de jornada.

 

Entre ellas destacan las 30 pactadas entre el PP y los partidos de la oposición (de ellas 17 con CiU y siete con el PSOE).

 

El PP ha pactado con CIU que los tres trimestres consecutivos de caída de ingresos o ventas, que permiten a una empresa despedir por causas económicas, se comparen con el mismo período del año anterior (con 20 días por año trabajado con un tope de una anualidad).

 

También se ha fijado que las empresas que quieran dejar sin efecto lo pactado en convenio (el denominado descuelgue) lo podrán hacer si suman dos trimestres consecutivos de caídas de ingresos ordinarios o ventas inferiores a las del mismo período del año anterior -este matiz también es nuevo y se ha acordado con CiU-.

 

Asimismo, el PP ha acordado con los nacionalistas catalanes que el nuevo contrato que crea la reforma, el indefinido para los autónomos y empresas de menos de 50 trabajadores con un año de prueba y sin indemnización por despido, desaparezca si la tasa de paro baja del 15 %.

 

Según el director general de Empleo, Xavier Thibauld, se trata de un "contrato de crisis" por lo que una vez que la economía se recupere desaparecerá.

 

En cuanto al absentismo, se amplía el cómputo de faltas para el despido, según lo acordado con CiU, que ahora deberán superar el 5 % de las jornadas hábiles durante el año, lo que se traduce en 12 o 13 ausencias en un año, frente a las ocho iniciales.

 

Además, quedan excluidas las bajas por tratamiento de enfermedades graves, como el cáncer.

 

Otra enmienda destacada que se introduce, esta vez pactada con Foro Asturias, es que la ultraactividad -prorroga automática de los convenios una vez que han expirado y no hay acuerdo para su renovación- se limite a un año, en vez de a los dos que recogía el texto original.

 

En cuanto a la distribución irregular de la jornada, PP y CiU han elevado hasta el 10 % (180 horas) el porcentaje que el empresario puede modificar al trabajador, cuando lo previsto era el 5 %.

 

Otra precisión que han fijado ambos partidos es que ese cambio de las condiciones tendrá que ser comunicado por el empresario con cinco días de antelación, algo que antes no se contemplaba.

 

Anteriormente, la ponencia de la Comisión de Empleo ya había acordado incorporar una veintena de enmiendas del PP y otras tres pactadas por esta formación con UPyD para extender a las víctimas del terrorismo los beneficios en materia de contratación que se aplican a las de violencia de género y a discapacitados.

 

Para la diputada del PP Carolina España las enmiendas introducidas mejoran el texto y reflejan el espíritu de consenso que han buscado los populares en la tramitación parlamentaria, algo que ha avalado el portavoz de CiU Carles Campuzano.

 

No han gustado ni los cambios ni el texto final a los portavoces del PSOE, Concha Gutiérrez; de Izquierda Plural, Joan Coscubiela; de UPyD, Álvaro Anchuelo; del PNV, Emilio Olabarría y del Grupo Mixto, Uxue Barkos.

 

SE LIMITA A UN AÑO LA PRÓRROGA AUTOMÁTICA DE LOS CONVENCIOS COLECTIVOS

 

El Congreso de los Diputados ha aprobado hoy el proyecto de ley de la reforma laboral con 46 enmiendas, entre ellas la que limita a un año la prórroga automática de los convenios colectivos y la que pone fecha de caducidad al contrato para las pymes y los emprendedores si baja el paro.

 

La comisión de Empleo del Congreso de los Diputados ha aprobado hoy, con competencia legislativa plena, el proyecto de ley de la reforma laboral, que ahora será enviado al Senado.

 

De las 46 enmiendas incorporadas, el PP introdujo 16 en el trámite de la ponencia y otras 30 las ha pactado hoy con el resto de grupos, entre las que destacan 17 con CiU y siete con el PSOE.

 

Mientras que las acordadas con CiU tocan a aspectos fundamentales de la reforma, las transaccionadas con el PSOE se centran en la racionalización de los horarios laborales o en la empleabilidad de los discapacitados.

 

El PP ha pactado con CiU que el contrato indefinido para emprendedores y pymes de menos de 50 trabajadores -fija un período de prueba de un año en el que no hay indemnización por despido- desaparezca si baja el paro al 15 % frente a la tasa actual del 24,4 %.

 

También ha acordado con los nacionalistas catalanes que los tres trimestres consecutivos de caída de ingresos o ventas que permiten despedir por causas económicas se comparen con el mismo período del año anterior, así como los dos trimestres que permiten a un empresario dejar sin efecto (descuelgue) lo pactado en convenio.

 

CiU y PP también se han unido para aumentar del 5 % al 10 % (180 horas) la jornada que puede modificar un empresario para incentivar la contratación de familiares de los autónomos y de fijos discontinuos y para que tratamientos como el cáncer no se tengan en cuenta como causa de despido por absentismo.

 

Otra enmienda destacada que se introduce, esta vez pactada con Foro, es que la ultraactividad -prorroga automática de los convenios una vez que han expirado y no hay acuerdo para su renovación- se limite a un año, en vez de a los dos que recogía el texto original.

 

El debate de hoy ha comenzado con las protestas de la oposición -salvo CiU- porque el PP ha repartido, minutos antes del inicio, el texto de las 27 enmiendas, lo que les ha impedido conocerlas en profundidad.

 

El presidente de la comisión, José Eugenio Azpiroz, ha aplazado el inicio una hora y luego la oposición le ha pedido que la suspendiese hasta mañana, lo que no ha aceptado por la urgencia y necesidad de la reforma.

 

Los partidos de la oposición, salvo CiU, han coincidido en el debate en denunciar que la norma laboral no generará empleo, da todo el poder al empresario y acaba con la negociación colectiva.

 

PROTESTAS DE LOS SINDICATOS

 

Entretanto, los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez, acompañados del líder de IU, Cayo Lara, y de la portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, han registrado en el Congreso una carta dirigida al presidente de la cámara, Jesús Posada, y a los diputados para que votasen en contra de la reforma.

 

Méndez y Toxo consideran que hoy se ha empeorado el texto del decreto ley en aspectos como la limitación de la ultraactividad, porque, según ellos, va a suponer la desaparición de cientos de convenios que están pendientes de renovación.

 

Ambos avisan en la carta a los diputados de que deben ser conscientes de que la reforma laboral facilita y abarata el despido y da más poder al empresario, no reduce las modalidades de contratación, rompe el equilibrio en la negociación colectiva e impulsa el despido en el sector público.

 

El rechazo de CCOO y UGT se ha dado además de a las puertas del Congreso en las sedes de las delegaciones del Gobierno de las comunidades autónomas.

 

En la puerta del Congreso también se han manifestado trabajadores de Telemadrid en defensa de una televisión pública y contra los recortes de plantilla en la cadena.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación