El Consell no pagará las bajas para controlar el absentismo

Es una de las medidas incluidas en el decreto de medidas de ajuste

Valencia

 

El Consell ha conseguido matar dos pájaros de un tiro mediante una de las medidas incluidas en el decreto de medidas urgentes para la reducción del déficit en la Comunitat. Se trata de la eliminación del pago de las bajas laborales a partir del decimoquinto día de incapacidad laboral. De esta manera, no solo se consigue un importante ahorro, sino que además se pretende disminuir el absentismo laboral.

 

El decreto, publicado ayer en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana, especifica que, a partir del día 1 de marzo, la Generalitat complementará el cien por cien de las retribuciones de funcionario e interinos que estén de baja por enfermedad común, únicamente hasta el decimoquinto día de incapacidad. En el caso de accidente o enfermedad laboral se complementará todo el periodo, como hasta ahora.

 

Además, los funcionarios que deseen aplazar su edad de jubilación, no podrán hacerlo, aunque los informes de los organismos competentes indiquen que las condiciones físicas y mentales del trabajador sí que lo permiten.

 

Es algo temporal

 

El secretario autonómico de Administraciones Públicas, Pedro García Ribot, puntualizó ayer a este periódico que es muy importante tener en cuenta que el decreto es de carácter temporal, únicamente de aplicación durante este año y el próximo.

 

Así se lo remarcó ayer a los 200 trabajadores interinos de la Generalitat que se encerraron en las dependencias de la Secretaría Autonómica de Administración Pública para exigir al Consell la derogación de este decreto ley.

 

A pesar de que García Ribot y la directora general de Recursos Humanos, Carmela Corts, se desplazaron hasta este edificio para intentar hablar con ello, éstos rechazaron la propuesta.

 

El secretario autonómico recordó que la Generalitat se mantiene en la predisposición de mantener cualquier tipo de reunión con los representantes sindicales.
Estas organizaciones acordaron ayer ejecutar medidas legales para la retirada de este decreto ley y exigieron la dimisión del conseller de Hacienda y Administraciones Públicas, José Manuel Vela.

 

Además, se convocó una manifestación el próximo 26 de enero en las tres capitales de provincia y otra en febrero de carácter autonómico. Los sindicatos consideraron que este decreto constituye «el mayor ataque de la historia» a los empleados del sector público y los servicios y señalaron que solo queda «contestar de forma contundente y conjunta».

 

«El Gobierno valenciano ha despilfarrado y gastado más de lo que tenía, no precisamente en servicios a la ciudadanía sino en fastos y gastos superfluos que nos han llevado a la situación de quiebra y bancarrota que padece nuestra Comunitat».

 

No sólo los sindicatos han levantado el hacha de guerra tras conocer el decreto. El Consejo de Enfermería de la Comunitat Valenciana (Cecova) pidió ayer una entrevista «urgente» con el conseller de Sanidad, Luis Rosado, para abordar lo que considera «el mayor recorte salarial de pérdida de derechos laborales de la historia de la Enfermería».

 

Por su parte, fuentes de la Conselleria de Sanidad explicaron que están en «contacto permanente» con los sindicatos de trabajadores, «verdaderos agentes sociales con los que se consensúan los acuerdos laborales» y, una vez finalizada esta ronda de contactos, «ya se establecerán con los colegios, asociaciones o demás agentes que lo soliciten».

 

Precisamente porque se trata de una de las medidas más duras y polémicas que ha tenido que adoptar el Gobierno valenciano en años, el presidente del Ejecutivo, Alberto Fabra, comparecerá el próximo miércoles 18 de enero en Les Corts para explicar y defender este texto. El presidente lo solicitó el pasado lunes.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación