El Consell ya ha ahorrado 54 millones con el control del absentismo laboral

Desde junio de 2012 hasta abril de este año, el plan de control de absentismo laboral del personal ha reportado a la Generalitat un ahorro de 54,2 millones de euros, según indicaron a LAS PROVINCIAS fuentes oficiales de la Conselleria de Hacienda y Administración Pública.

 

El Ejecutivo autonómico puso en marcha este plan a finales de la primavera del año pasado para atajar el número de bajas laborales. Consideraba que en el personal dependiente de la Generalitat se producía un excesivo número de ausencias por incapacidad temporal, un 4,65% en la administración frente al índice del 3,05% en el mercado laboral, lo que motivó una pérdida de más de 2,1 millones de jornadas.

 

En los seis meses del año pasado que estuvo en vigor este plan las arcas autonómicas consiguieron ahorrar más de 43 millones de euros.

 

Entre enero y abril de este año la comisión de seguimiento del plan de control del absentismo del personal al servicio de la Generalitat ha constatado de manera provisional que las arcas públicas han logrado no gastar 11,1 millones de euros a causa de las incapacidades laborales temporales respecto al mismo periodo de 2012.

 

Durante esos cuatro primeros meses del año se ha reducido un 26,4% el número de jornadas perdidas por incapacidad temporal sobre el mismo periodo del año anterior, indicaron las mismas fuentes.

 

A esos 11 millones de euros hay que sumar los ahorros generados en costes de Seguridad Social, que la conselleria de Hacienda cifra en un 30 % adicional, 3,3 millones de euros más.

 

La mayor reducción de ausencias por incapacidad temporal se registró entre el personal sanitario (33%), que pese a todo continúa siendo el que registra un mayor absentismo frente al personal funcionario y laboral, que es el que registra menos bajas.

 

El avance de resultados muestra una leve reducción en la duración media de las bajas, que pasa de 32 a 31 días. El personal funcionario y laboral ha disminuido de 31 a 30 días la duración de la incapacidad temporal, mientras que el sanitario lo ha rebajado en dos, al caer de 30 a 28 días el tiempo de baja.

 

Por contra, se ha incrementado de 32 a 35 en el personal docente y de 50 a 60 jornadas en los trabajadores del área de Justicia dependientes del Gobierno autonómico.

 

«En términos generales, denota que el absentismo sigue una tendencia a la baja en todos sus indicadores y ofrece desde enero a abril de 2013 una notable reducción en sus cifras: un 26,4% menos en términos absolutos, que implica que han dejado de perderse 176.249 días por incapacidad temporal si lo comparamos con el total de días que se perdieron en el mismo periodo del año anterior», aseguraron desde el departamento que dirige Juan Carlos Moragues.

 

Estas cifras hacen prever que al finalizar el año se superarán de nuevo de una forma amplia los objetivos de reducción del absentismo por incapacidad temporal marcados en el plan, que plateaban rebajar medio punto anual el índice de ausencias durante los próximos cuatro años y reducir cada ejercicio 230.798 jornadas laborales perdidas, con un ahorro anual estimado de 19 millones de euros. Cabe recordar que el ahorro del año pasado llegó a los 43 millones de euros.

 

El personal funcionario y laboral perdió en estos cuatro primeros meses del año 56.340 días, 27.742 jornadas laborales menos que en 2012 (un 33% menos). El índice de ausencias se redujo un 1,19 %, cuando el objetivo fijado para el año es de un 0,5%. La duración media de las bajas cayó en un día.

 

El personal sanitario, por su parte, dejó de trabajar por incapacidad temporal 228.139 jornadas, 76.458 días menos que el año pasado (un 25% menos). El índice de ausencias se redujo en un 1,13 %, cuando la previsión era de una caída de un 0,6%. La duración media de las bajas disminuyó en dos días. Este sector es el que más bajas por incapacidad temporal presenta.

 

El personal docente perdió un total de 186.384 jornadas de trabajo, 70.979 menos que en 2012 (la reducción fue de un 27,6%). El índice de ausencias se recortó en un 1,01% y el objetivo era de un 0,5%. A pesar de ello, la duración media de las bajas subió en tres días.

 

El sector de justicia fue el que menos cayó. Pasó de 21.823 jornadas perdidas a 20.757. El índice de ausencias se rebajó un 0,13% y la duración de las bajas se incrementó en 10 días, de 50 a 60 jornadas laborales.

 

En conjunto, en el periodo analizado se sumaron 491.620 días perdidos por bajas temporales, y se recuperaron 176.249. El gasto por sustituciones de personal ascendió a 27,8 millones, 11,1 millones menos que en el mismo periodo de 2012.

 

El ahorro en personal docente fue el más alto registrado, 5,5 millones de euros. Le siguió el del personal estatutario (el adscrito a la presidencia de la Generalitat, las consellerias y las entidades autónomas dependientes de las mismas), con 4,7 millones de euros, mientras el del personal funcionario y laboral llegó a gastar 854.890 euros menos. El de la administración de justicia fue el único que salió más caro que en los primeros cuatro meses de 2012, puesto que al aumentar los días de baja el coste de las sustituciones aumentó el gasto en 43.300 euros.

 

El índice de ausencias por incapacidad temporal paso de enero a abril de un 4,42 % en 2012 a un 3,38% este año. Esto implica una reducción de un 1,04%, «cifra que nos hace presumir que volveremos a superar el objetivo fijado por el plan para cada ejercicio: un 0,5% para cada colectivo y un 0,6% en el caso de Sanidad», indicaron desde Hacienda.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación