El Gobierno vasco reduce los complementos por bajas y no se cobrará el 100% hasta el día 45

- El Gobierno vasco ahorrará 96 millones con los recortes a los funcionarios

- Suspende este año las primas por jubilación voluntaria.

 

El Gobierno vasco ha aprobado hoy por decreto un conjunto de medidas que modifican las condiciones laborales de los 67.000 funcionarios vascos, entre las que sobresale el recorte en los complementos de bajas por enfermedad, si bien no se suprime por completo, como se había anunciado en un inicio. En total, según ha precisado en euskara la portavoz, Idoia Mendia, estas medidas podrían generar un ahorro presupuestario de hasta 96 millones de euros.

 

En noviembre, el Ejecutivo trató de negociar estos recortes con los sindicatos, pero no se alcanzó un acuerdo. Por ello, el Departamento de Administración Pública, dirigido por la propia Mendia, ha acordado unilateralmente suspender en 2012 las primas por jubilación voluntaria, los contratos relevo (salvo en casos excepcionales), las reducciones de jornada que no supongan reducción del sueldo y la prórroga del servicio activo a los 65 años.

 

Además, se reducen sustancialmente los complementos en caso de baja por enfermedad común y accidente no laboral, que hasta ahora permitían a los empleados públicos percibir en todo caso el 100% de su salario.

 

Según ha comunicado el Gobierno, sólo se cobrará ese 100% a partir del día 45 de una baja. Hasta entonces, se aplicará la siguiente escala: desde el primer al tercer día se abonará el 50% -el 40% si es la segunda baja y el 0% en las siguientes-; del cuarto al vigésimo día, el 75%; y del día 21 al 45, el 85%.

 

"Es una propuesta modulada", ha dicho Mendia. Además, no se verán afectados por este recortes quienes estén de baja por maternidad/paternidad o como consecuencia de un embarazo o lactancia de riesgo, un ingreso hospitalario, una operación o por contigencias profesionales.

 

El fin último de este plan es combatir el absentismo, "insoportable" en algunos sectores de la Administración vasca. En 2010 se registraron 48.000 bajas que costaron 44 millones de euros.

 

Por otro lado, el Gobierno ha eludido pronunciarse sobre los recortes adicionales planteados por el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) y que, a buen seguro, tendrán incidencia también en el sector público vasco.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación