El TSXG urge a la Xunta un sistema de control horario de los 2.500 funcionarios de Justicia

ROSA PRIETO - A CORUÑA

Los eternos cafés de algunos funcionarios, en este caso de la Justicia gallega, tienen los días contados. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) busca el rendimiento y la efectividad en la plantilla judicial para evitar que el atasco que arrastran los juzgados gallegos desde hace años se agrave todavía más por el absentismo laboral. Y para ello, su presidente, Miguel Ángel Cadenas, urge al Ejecutivo autonómico la implantación de un "sistema de control efectivo" del horario de los más de 2.500 trabajadores de la administración judicial gallega, entre cuadro de personal y refuerzos. "Si hay un horario, hay que cumplirlo. Es cuestión de la Xunta", sentenció ayer Cadenas durante la presentación de la memoria del TSXG del año pasado.

 

Esta reclamación desde la Administración de Justicia se produce tres meses después de que la Consellería de Sanidade decidiese reforzar las inspecciones a los funcionarios de baja para reducir el fraude y acortar la duración de los procesos de incapacidad temporal. El plan puesto en marcha por el departamento que dirige Pilar Farjas hace especial referencia a la Consellería de Educación, con la que acordó establecer un canal permanente de comunicación para mantener bajo supervisión las bajas de los profesores.

 

Aunque el presidente del Tribunal de Xustiza no hizo ayer mención alguna al incumplimiento de horarios en órganos judiciales concretos de la comunidad, las anomalías en el área de Justicia en Galicia quedaron de manifiesto el año pasado con el envío de una carta a unos mil funcionarios por trabajar menos de lo previsto. En las misivas remitidas en abril de 2010, la Consellería de Presidencia advertía a los trabajadores de que si no devolvían las horas que adeudaban, se les restarían de su sueldo. El toque de atención no fue más allá y ningún empleado fue sancionado por el incumplimiento de horario.

 

Para evitar que situaciones como esta se repitan, en especial en el área de Justicia donde uno de cada diez funcionarios carece de tarjeta electrónica para verificar las horas que trabaja, la Consellería de Presidencia –a través de la Secretaría de Modernización e Innovación Tecnolóxica– comenzó a implantar este año un novedoso sistema, denominado Kronos, que obligará a los funcionarios a fichar desde su propio ordenador.

 

Este nuevo sistema, que ya empezó a instalarse en algunas direcciones generales de Presidencia, se extenderá a un total de 20.000 empleados públicos en Galicia, entre ellos los más de 2.500 del área de Justicia. El objetivo, según apuntaron ayer desde Modernización e Innovación Tecnolóxica, es que el sistema Kronos esté plenamente operativo en 2012.

 

Entrada y salida

En la actualidad, la mayor parte de los 89.000 funcionarios autonómicos disponen de tarjetas electrónicas para fichar a la entrada y salida de su puesto de trabajo, un sistema de control que restringe la picaresca para acortar la jornada laboral. Sin embargo, este dispositivo no evita por completo las prácticas fraudulentas ya que no existe forma de verificar si el titular del dispositivo es el que ficha.

 

Por eso, el departamento que dirige Alfonso Rueda se ha puesto a trabajar en la implantación de un sistema que obligará a los funcionarios a fichar desde su propio ordenador. Tras aprobarse la iniciativa en el Consello de la Xunta el pasado mes de marzo, Presidencia da por hecho que el sistema Kronos estará implantado por completo en el tercer trimestre del próximo año.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación