El absentismo laboral por depresión aumenta en Europa

  • Uno de cada diez han faltado al trabajo por sentirse deprimidos, según un estudio.
  • Un trastorno mental que padecerán 30 millones de europeos a lo largo de su vida.
  • Uno de cada tres responsables de recursos humanos consultados no tienen apoyo formal para hacer frente al problema.

 

Una reciente encuesta realizada por la European Depressión Association señala que uno de cada diez trabajadores europeos ha faltado al trabajo por depresión. Un trastorno de salud mental que, según los especialistas, padecerán 30 millones de ciudadanos del viejo continente en algún momento de su vida.

 

Los costes que se derivan de esta enfermedad se estimaron en unos 92.000 millones de euros en el 2010 en la Unión Europea (UE), con una pérdida de productividad debida al absentismo y presentismo, es decir, estar presente en el trabajo a pesar de estar enfermo, que representa más del 50% de todos los costes relacionados con la depresión.

En esa misma línea, el estudio señala que uno de cada tres responsables de recursos humanos consultados, indicaron que no disponían de apoyo formal para hacer frente a los empleados que padecían depresión.

 

Sin embargo, en España hay entidades que ofrecen un servicio exclusivo de apoyo emocional para las empresas ante cualquier irregularidad que se le pueda diagnosticar en materia de salud mental a sus empleados.

 

La crisis obsesiona al trabajador

El actual marco de crisis no solo está generando incertidumbre y cierta preocupación entre los trabajadores, sino que ademas es uno de los factores principales que genera en muchos empleados cierta depresión, que a veces desemboca en este tipo de alteración mental predominante entre las personas en activo.

 

La compañía Mas Vida Red implantó hace años en España un servicio exclusivo de apoyo emocional para aquellos usuarios que requieren la ayuda de especialistas ante cualquier irregularidad que se le pueda diagnosticar en materia de salud mental.

 

"Desgraciadamente la crisis se ha convertido en una obsesión de la que resulta difícil desconectar, y que muchas se traslada al marco de las relaciones personales y laborales, aumentando la tensión y disminuyendo el grado de concentración y el rendimiento de los trabajadores, y, lo que es peor, afectando a su salud", explica Alberto García Franco, presidente de Mas Vida Red.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación