El control del absentismo laboral evita al Consell un gasto de 20 millones

El Gobierno valenciano ahorra 107,8 millones de euros en el primer trimestre de los 816,4 previstos para todo el año

 

Con el presidente Fabra en Bruselas participando en el pleno del Comité de las regiones, su vicepresidente José Císcar fue el director de orquesta del pleno del Consell de ayer en el que se dio cuenta de cómo se desarrollan las medidas de ajuste iniciadas este año. La más llamativa, los 20 millones de euros que el Gobierno valenciano no ha gastado al evitar el absentismo laboral entre los meses de enero y marzo.Los medidas aprobadas por el Ejecutivo valenciano el pasado 5 de enero (las que no afecta a la reducción de sueldos de los trabajadores de la Generalitat) y las aportadas por la comisión controladora de las medidas de ahorro -llamada comisión de austeridad- han supuesto que el Gobierno autonómico ha dejado de gastar durante el primer trimestre del año 107,8 millones.En conjunto, se trata de la aplicación de 65 medidas que posibilitarán, según estima el Ejecutivo autonómico, un ahorro anual de 816,4 millones de euros.De estos 107,8 millones que no se han gastado entre enero y marzo, la partida en la que se detecta mayor ahorro es la de absentismo laboral. Esta medida, propuesta por la comisión de austeridad, ha logrado evitar un gasto de 20 millones de euros. ¿Cómo se ha conseguido? Por un lado, explican fuentes de la administración autonómica, se ha aumentado el control sobre las bajas laborales de los funcionarios y los trabajadores de la administración, realizando llamadas a los que estaban sin trabajar un tiempo prudencial y se les advertía de que se les iba a someter a una inspección. Por otro lado, explicaron las mismas fuentes, se ha efectuado, en general, un marcaje sobre el personal para que se cumplan los horarios y no se produzcan casos en los que trabajen menos horas al día de las que deberían.La mayor parte del ahorro sobre el absentismo del personal, aseguraron fuentes de la Generalitat, se sitúa en Educación y en Sanidad. En el primer caso son 12 millones de euros y en el segundo, siete más. Más lejos se sitúa la Conselleria de Hacienda, apuntaron las mismas fuentes.En segunda posición de ahorro de las medidas impulsadas por la comisión de austeridad se sitúan las subvenciones. Hasta 18,8 millones de euros ha evitado conceder, especialmente la Conselleria de Economía, en ayudas dirigidas al asociacionismo comercial, como las destinadas a visitar ferias nacionales e internacionales o para organizar certámenes locales. En este apartado se incluyen también las ayudas nominativas. Quedan excluidas de este apartado las subvenciones relacionadas con sanidad, educación o bienestar social.Al margen de este capítulo se sitúan las subvenciones a las organizaciones empresariales y sindicales que recoge el Pacto Valenciano por el Crecimiento y el Empleo (Pavace), aunque se está tramitando el cambio en estas ayudas: pasarán a concederse por objetivos o por resultados, según los puestos de trabajo que genere la actividad subvencionada.En asistencias técnicas (contratación de empresas privadas para la realización de informes técnicos) el ahorro ha sido de cinco millones de euros y de 4,4 en el mantenimiento de equipos técnicos e instalaciones. En esta línea, la Conselleria de Infraestructuras ha obtenido un ahorro de 3,8 millones de euros en los costes de mantenimiento de infraestructuras, aseguró el vicepresidente Císcar, y la de Hacienda ha ahorrado 364.000 euros en el pago de alquileres en este primer trimestre.La eliminación del papel a la hora de entregar la nómina y su sustitución por medios telemáticos va a generar un ahorro de 205.000 euros, y en dietas se han dejado de gastar 670.919 euros.El Consell también elimina los premios en metálico excepto los que ya están convocados, con lo que el ahorro por este concepto es de 365.920 euros.El vicepresidente y portavoz del Consell afirmó que «no hay comunidad autónoma más aplicada que la valenciana» en buscar el ahorro.Pero el ahorro certificado por las distintas conselleries en el primer trimestre del año, los mencionados 107,8 millones de euros, a priori no cubren la parte proporcional de ahorro de los 816 millones de euros que el Consell se ha marcado como objetivo para este año. Pero el vicepresidente dejó claro que ese objetivo se va a cumplir.«Pensamos... Estamos convencidos de que vamos a llegar al ahorro previsto», aseguró. Císcar reiteró poco después que el efecto de las medidas de ahorro puestas en práctica por el Consell «no son lineales» y tienen distinto comportamiento, por lo que un trimestre pueden generar menos gastos. «El Consell está plenamente comprometido en la reducción del déficit como eje de sus políticas. Estamos convencidos de que con estas medidas que estamos tomando vamos a cumplir este año y los años siguientes», reiteró el portavoz.Císcar defendió la venta de bonos a un 7%, pues está «avalada por el Tesoro» y es una «medida transitoria hasta que lleguen los hispanobonos».El vicepresidente afirmó, además, que este mes de mayo el Consell hará frente a los 972 millones de euros de deuda que le vencen. El primer de los dos créditos, de unos 500 millones, se renovará y el segundo, que vence el 28 de mayo, se refinanciará a través de la línea del Instituto de Crédito Oficial a un plazo de tres años y a un 5,5 % de interés.El vicepresidente negó que la situación financiera de la Generalitat sea equiparable a la de Grecia, Irlanda o Portugal y aseguró, sobre la mejora de la financiación autonómica que el Consell siempre ha dicho que «no va a dejar de reclamar lo que es justo».José Císcar argumentó que entienden que las actuales son unas circunstancias económicas excepcionales para el Gobierno «pero queremos que en esta legislatura esté plenamente resuelto. Comprendemos que no será en 2012».


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación