El control del absentismo reduce en 132000 los días perdidos por baja

Las jornadas perdidas por baja laboral se han reducido en más de 132.000 en la Comunitat Valenciana durante este año, lo que ha supuesto en términos económicos un ahorro de cerca de 7,5 millones de euros.

Así se desprende del balance de las actuaciones de eficiencia en la gestión de las bajas laborales del personal sanitario y del resto de la Administración autonómica que explicó ayer el conseller de Sanidad, Luis Rosado.

El responsable de esta área clausuró las terceras Jornadas de Inspección de Servicios Sanitarios de la Comunitat Valenciana, organizadas por la Federación de Asociaciones de Inspección de Servicios Sanitarios de la Comunitat en el hospital de La Plana.

El Plan Anual de Inspección ha permitido ahorrar a la Generalitat 72,3 millones de euros, mientras que el ahorro para el tejido empresarial ha sido de 118,7 millones de euros en salarios y/o seguridad social.

Este ahorro se debe, además de a la reducción de jornadas perdidas por baja, a la transferencia de 35 millones que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social (INSS) ha liquidado a la Conselleria como consecuencia del cumplimiento del convenio de control de la incapacidad temporal.

Además, se ha logrado un ahorro de 8,5 millones en sustituciones del personal sanitario, y el visado de inspección previo a la dispensación de medicamentos ha motivado el rechazo de la prescripción por valor de 18,2 millones.

Las anomalías detectadas en las recetas también han suscitado la propuesta de devolución de 271.000 de las mismas, valoradas en un millón de euros.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación