El reconocimiento tiene un impacto directo en el resultado del negocio

Según los resultados del ‘Estudio sobre la práctica del reconocimiento profesional en España’

 

Antonio Delgado, socio cofundador de Bravo! y David Aguado, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, son los autores del ‘Estudio sobre la práctica del reconocimiento profesional en España’, realizado en colabporación con e-motiva e Infojobs, cuyos resultados son esclarecedores sobre los efectos de un buen reconocimiento.

El primero y quizá más relevante es la relación encontrada entre la práctica del reconocimiento y los resultados de negocio. Efectivamente, es más probable que las compañías de alto rendimiento (EAR, situadas por encima del percentil 75) cuenten con sistemas específicos de reconocimiento, siendo además éste más efectivo, comparado con el resto de compañías. En las EAR se duplica la práctica formal de reconocimiento con sistemas específicos (42 frente a 18% en el resto). Igualmente, se dispara la eficacia de estos sistemas en las EAR (48 frente a 27%).


El estudio también revela algunas de las claves para que estos sistemas tengan el valor esperado para la compañía en términos de impacto en negocio y mejora en gestión de personas. Podrían resumirse en tres: el reconocimiento efectivo es estratégico, es social y debe contar con una implantación cuidada.


Por social los autores se refieren a que el reconocimiento sea en red, de todos y para todos, no sólo jerárquico y local. También implica reconocer no sólo a los mejores, sino lo mejor de cada uno, de empleados y equipos. También alude al hecho social de celebrar y compartir públicamente los reconocimientos, lo que da mucha potencia a la práctica.


Por estratégico se entiende que esté alineado con la cultura (valores) y estrategia de la organización. También que la alta dirección se involucre y apueste por ello, dando ejemplo y utilizando en sus decisiones la información del sistema. Por último, ser estratégico también implica medir su uso y su impacto en las variables clave de la organización.

Una implantación cuidada hace alusión a contar con un sistema específico (tecnología), que permita una práctica fácil y completa en el día a día. El plan de comunicación y de formación es fundamental en su implantación, para asegurar un uso alineado y productivo.

 

Valor de uso y tendencia creciente
El estudio también ofrece detalles sobre el valor de uso que los sistemas de reconocimiento tienen para las empresas: impacta en compromiso y ambiente laboral, refuerza los sistemas de RRHH como el de gestión del desempeño, los planes de sucesión, la gestión del talento,…). También cuenta con información sobre los formatos de los sistemas y las consecuencias que tienen para los empleados (qué obtienen con el reconocimiento), entre otras informaciones de interés.

Aunque el estudio revela que la práctica del reconocimiento estratégico en España no está tan extendida como en otras regiones, sí que se destapa una tendencia creciente, especialmente entre las compañías EAR, siguiendo la práctica, mucho más frecuente, al otro lado del Atlántico.

Los resultados del estudio son de gran valor para los profesionales de los recursos humanos y para todos aquellos que crean que las personas –con su talento y su compromiso- son la verdadera ventaja competitiva de las organizaciones.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación