Jaque al absentismo laboral

La CEOE tomará las riendas de la gestión de las mutuas con el objetivo de reducir los 13.000 millones de factura anual en bajas

 

SUSANA ALCELAY
Día 14/03/2011 - 08.58h

 

La productividad... divino tesoro. Por ella, los salarios se terminarán ligando a este indicador en España y por ella se buscan fórmulas que permitan reducir la factura de las bajas laborales. ¿Cómo hacerlo? La patronal que preside Juan Rosell tomará las riendas de la gestión de las mutuas de accidentes, una petición histórica que en breve se hará realidad y que busca aligerar las cargas que soportan las empresas españolas, entre las más altas de Europa.

 

¿Por qué ahora? La reforma de la negociación colectiva en marcha ha permitido arrancar al Gobierno una contrapartida, de la que también disfrutarán los sindicatos que, igualmente, aunque en menor medida, tendrán su sitio en las juntas directivas de las mutuas.

 

Datos que cantan...

Los datos que maneja la CEOE apuntan a que cada día un millón de personas no acude a su puesto de trabajo por estar de baja laboral, lo que supone más de doble de la media europea. Las bajas laborales tienen un coste anual de casi 13.000 millones, algo más de un 1% del PIB. Si esta cantidad se desglosada por trabajador, el coste sería de unos 2.700 euros al año de media, dato que es motivo de fuerte preocupación por parte de las empresas teniendo en cuenta que deben hacer frente al coste de estas bajas entre el cuarto y el decimoquinto día.

 

La tasa de absentismo laboral en Europa asciende a un 4,6% frente a una media en España del 5,3%. Son Francia, Alemania y Bélgica los países más afectados, a diferencia de Italia y Austria, con tasas más reducidas.

 

La legislación actual de las mutuas define a éstas como asociaciones de empresarios cuyo principal objeto es colaborar en la gestión de la Seguridad Social. Y esta colaboración comprende, fundamentalmente, dos tipos de actividades, la gestión de las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y la gestión de la prestación económica de incapacidad temporal que se deriva de las contingencias comunes. Las mutuas están autorizadas por el Ministerio de Trabajo y sometidas a su vigilancia y tutela.

 

Ahora los empresarios, argumentando que son los que soportan económicamente estas instituciones, han logrado arrancar el compromiso al Gobierno de que llevarán una gestión, que entre sus objetivos, tendrá acciones que incrementen la coordinación entre las mutuas y el INSS en relación a las bajas de menos de 15 días de duración para de esta forma potenciar la competitividad de las empresas. No hay que olvidar el importante bocado que para la Administración suponen también las bajas, cuya factura debe asumir a partir del día dieciséis.

 

Pero detrás de la gestión de las mutuas hay un apreciado tesoro, el excedente de cotizaciones acumulados en el fondo de prevención de riesgos que pagan las empresas. El tesoro que el Ejecutivo intentó utilizar, a través de los Presupuestos Generales del Estado, para desviar a la hucha de las pensiones, pero sin ningún éxito.

 

... y un excedente de 4.500 millones

 

El Fondo de Prevención y Rehabilitación acumulaba en 2009 un excedente superior a 4.500 millones, cifra que superará los 5.000 millones cuando se realicen las aportaciones de los excedentes de 2010. La CEOE cifra la sobrefinanciación que realizan las empresas a la Seguridad Social en un 1.100 millones anuales. Y realiza el siguiente cálculo: si las cuotas empresariales se ajustasen a los costes reales, las cotizaciones empresariales podrían reducirse en 0,7 puntos porcentuales.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación