La CGE anima a los empresarios de Granada a promover estilos de vida saludables

GRANADA.- Un trabajador pasa alrededor de un tercio de su vida en su puesto de trabajo, de ahí la importancia de desarrollar hábitos saludables en las empresas que contribuyan al beneficio tanto individual como colectivo. Fomentar estilos de vida saludables en el ámbito laboral es justo el objetivo del ‘Encuentro Provincial sobre la promoción de la salud en la empresa’, organizado recientemente por la Confederación Granadina de Empresarios (CGE) y la Confederación de Empresarios de Andalucía con la colaboración de la Consejería de Salud de la Junta. La mesa redonda ha contado con la participación de las empresas granadinas punteras en esta materia, como Inagra, Puleva o Caja Rural de Granada, que han intercambiado experiencias y reflexiones sobre la importancia de promover la salud laboral en el seno de sus empresas.

 

El encuentro, inaugurado por el secretario general de la CGE, Salvador Frutos, el adjunto al secretario general de la CEA, Antonio Moya, y la jefa de servicio de Salud Pública de la Delegación Provincial de Salud, Isabel Marín, sirvió para animar a los empresarios granadinos a implantar este tipo de programas entre sus trabajadores. “Somos conscientes del momento de dificultad que atraviesan las empresas, pero muchas de las iniciativas que mejoran notablemente la salud pública no suponen un coste económico, sino que se trata sólo de reorganizar el sistema de trabajo”, señaló Antonio Moya.

 

La cita forma parte del marco de acción del ‘Plan de Empresas Saludables’ suscrito de forma conjunta por la Junta de Andalucía,  la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y los sindicatos mayoritarios.

 

 

La mayoría de los programas de promoción de la salud en las empresas tienen como objetivo la intervención sobre casos de tabaquismo, dieta y nutrición, abuso de alcohol, ejercicio físico, drogas ilegales y otras sustancias adictivas, hipertensión, obesidad, dolor de espalda/problemas musculoesqueléticos, estrés o accidentes laborales.

 

A cambio de implantar estos programas, las empresas también logran importantes beneficios, como una reducción del absentismo laboral, la mejora de la calidad y la competitividad empresarial, el recorte de los costes sanitarios o una mejoría de la satisfacción de los trabajadores, así como la imagen de la empresa.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación