La baja productividad obligará a las empresas a retocar su organización

Un informe apela a la conciliación y a reducir la jornada para mejorar los resultados.Aragón es la tercera comunidad con mayor nivel de absentismo.

 

Por qué la productividad de las empresas aragonesas está muy por debajo de los niveles europeos, si el 80% de los trabajadores dicen estar satisfechos con su empleo y trabajan más horas que en otros países? La respuesta está en la forma en la que cada compañía organiza el trabajo. Así, la dificultad para conciliar la vida laboral y familiar, la escasa autonomía que se otorga a los empleados para realizar su tarea, la rigidez en los horarios o la escasa promoción del trabajo a tiempo parcial son elementos que provocan una baja productividad.

 

Esa es, a grandes rasgos, una de las principales conclusiones del estudio Organización del trabajo, conciliación y absentismo, elaborado por el Consejo Económico y Social de Aragón (CESA), que ayer se presentó en una jornada en la que estuvo presente, entre otros, su presidenta, Angela Abós.

 

El director de este estudio y profesor de la Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo de la Universidad de Zaragoza, Jesús Clemente, es contundente: "No es cuestión de horas de trabajo, sino de intensidad". Así, en España se trabajan muchas más horas que, por ejemplo, en Dinamarca o Alemania, donde la productividad es mayor.

 

Por tanto, las empresas aragonesas --y por extensión, las españolas-- están obligadas a realizar un examen de conciencia a futuro. Así, al menos, lo indica el dato que refleja que mientras en la década de los 60, el 91% de los trabajadores europeos pensaban que era más importante su vida profesional, ahora el 53,7% concede más importancia a las cuestones personales, detalla el estudio.

 

En este sentido, el informe pone de manifiesto que "la organización del tiempo en el trabajo y, en definitiva, la racionalización de horarios deben reorientarse hacia una cultura de la eficacia", incluso permitiendo al trabajador "disponer de su propia organización del tiempo para poder atender de forma responsable sus responsabilidades familiares y satisfacciones personales".

 

A este respecto, el profesor de la Universidad de Zaragoza también remarcó la necesidad de que empresas, trabajadores y administración tiendan a adoptar "medidas de intensidad más que de extensión de horarios".

 

ESTAR SIN TRABAJAR Estos déficits pueden ser los causantes de que en Aragón "las horas trabajadas efectivamente son menores que la media nacional" (una hora y media menos que el resto del país), o de que la comunidad ocupe el tercer lugar en términos de ausencias no justificadas (ver gráfico). Un dato significativo es que en el 2000 los aragoneses dejaron de trabajar 45,3 horas, mientras que en el 2009 esa cifra subió a las 70,5 horas. Y la industria es el sector donde más se ausenta el trabajador, por delante de construcción y servicios.

 

Así, según el estudio, "una adecuada política de motivación es, sin duda, la mejor arma para luchar contra el abstentismo". Y en ello también influye la reducción del nivel de estrés y la no sobrecualificación de un profesional en un puesto de trabajo. Contemplar todos estos factores, según refleja el informe, supondría unos mejores resultados para la empresa, puesto que cuidar al trabajador supone "retener talento, reducir el absentismo, la conflictividad y la intención de abandonar la compañía", dice el informe.

 

TERCIARIZACIÓN Uno de los aspectos en los que más incide el informe es el "proceso de terciarización" de la economía aragonesa. Así, este fenómeno ha venido acompañado de la incorporación de la mujer al mercado laboral, lo que hace aún más necesaria la toma de decisiones encaminadas a la conciliación y la autonomía, por parte de las empresas. No es de extrañar que, según refleja el informe, la satisfacción respecto a su empleo sea inferior al de los hombres.

 

El profesor Clemente, subrayó que "la jornada a tiempo parcial va ganando peso, pero en España no es una cuestión de voluntariedad sino de necesidad", algo que no ocurre, principalmente, en los países nórdicos.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación