Las empresas españolas se sitúan a la cola en la promoción de hábitos saludables, según un estudio

Las empresas españolas se sitúan a la cola en la promoción de hábitos saludables con respecto a los países del primer mundo, según el estudio 'Productividad y Empresa Saludable' elaborado por la Escuela de Negocios IESE para el Observatorio GOfit --empresa asociada a la Copa del Mundo de Baloncesto 2014--, que se ha presentado este miércoles en el Auditorio Caixa Forum de Madrid.

 

 

Concretamente, el informe revela que las acciones que las empresas españolas suelen realizar en este campo suelen ser "de carácter aislado" y "rara vez forman parte de una estrategia transversal".

 

 

No obstante, la profesora e investigadora Pilar García Lombardía, autora del estudio, ha indicado que, aunque EE.UU. lleva a España "bastante ventaja" en la promoción de la salud desde el entorno laboral, en la actualidad en las empresas españolas se observa "una preocupación casi histórica por el tema de la salud, proveniente, sobre todo, del ámbito de la prevención de riesgos laborales".

 

 

Así, el estudio apunta que las empresas españolas centran principalmente sus esfuerzos en la prevención de enfermedades cardiovasculares y del cáncer --especialmente de colón y de próstata--, programas que son necesarios pero no suficientes. "Las empresas deben ser capaces de dar un salto cualitativo que sitúe la promoción de la salud de los empleados como línea de trabajo corporativa incluida en el plan estratégico", señala.

 

 

Para salvar la ventaja que separa a España de EE.UU., el estudio ofrece algunas recomendaciones a las empresas entre las que destacan: incluir políticas de salud en la estrategia de la empresa, diseñar estrategias transversales que impliquen diferentes áreas, y tratar de agrupar iniciativas aisladas en torno a la nutrición, el descanso y el ejercicio físico. Además, apunta como claves de éxito: la implicación de los empleados, la sensibilización y formación y los programas personalizados.

LAS EMPRESAS SALUDABLES, MÁS PRODUCTIVAS

Por otra parte, del estudio se desprende que las empresas que desarrollan políticas que hacen del espacio de trabajo un lugar "saludable" consiguen una mayor productividad. Así, el profesor de la escuela de negocios IESE, José Ramón Pin, autor del estudio, ha indicado que las empresas que llevan a cabo políticas de comunicación interna, de RSC y políticas que permiten a sus trabajadores conseguir "un tono corporal, intelectual y espiritual adecuado", son "las que llegan fuertes a los periodos de crisis y no necesitan terapias quirúrgicas".

 

 

 

En este sentido, aunque ha precisado que es un fenómeno "aún incipiente en España", ha remarcado que "una empresa saludable" no solo mejora la situación de las personas sino que las hace más productivas. "Un empleado sano rinde más, se equivoca menos, tiene menos bajas, se compromete más y es más productivo", ha apuntado.

 

 

 

Esta sinergia, según ha añadido, "puede evitar que en épocas como las actuales se tengan que utilizar procesos traumáticos, los famosos ERES", procesos que, según ha puntualizado, alguna vez, "no hay más remedio que hacer" pero que "serían mucho menos radicales si se hubieran hecho las cosas bien antes".

 

 

 

Así, ha criticado que en este momento en que "lo urgente sobrepasa a lo importante", en el que "si la política está convulsa, la economía te deja perplejo", las empresas se hayan olvidado de conceptos como la conciliación y la RSC, solo busquen "mejorar la rentabilidad" y se decanten por los despidos. El problema de esto, según ha apuntado, es que los empleados "pierden la moral, dejan de estar implicados" y "a la larga el crecimiento baja".


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación