Los empleados insatisfechos con el espacio de trabajo pierden más tiempo que la media

El 25% del tiempo que se desaprovecha puede atribuirse a distracciones en el área de trabajo

 

La satisfacción o insatisfacción de los empleados en el entorno de trabajo influye decisivamente en su productividad. Si el tiempo promedio que se pierde en el seno de la empresa es de 86 minutos al día, en el caso de los trabajadores que no están conformes con el entorno físico en el que se desenvuelven esta cifra se incrementa hasta los 91 minutos; a 92 minutos si además existen deficiencias en el acceso a herramientas, mobiliario o espacios apropiados y hasta los 98 minutos si consideran que la organización no facilita su capacidad de estar conectados.

Pero, además, es significativo que sólo el 25% de este tiempo que se desaprovecha puede atribuirse a distracciones en el área de trabajo. El resto corresponde a problemas con la tecnología, a la falta de confort, a los retrasos derivados de la búsqueda de personas o lugares para reunirse e incluso a los problemas que tienen que ver con la gestión de los archivos informáticos.

Esta es una de las principales conclusiones de un estudio que acaba de publicar Steelcase, compañía líder en equipamiento y optimización de espacios de trabajo, en el que se han analizado durante cuatro años (2008-2012) cuáles son los aspectos claves que más valoran los trabajadores en el ámbito profesional.


La investigación “What Workers Want”, que ha tomado como base 265 organizaciones y ha contado con 30.000 participantes, valora 30 factores relacionados con el grado de satisfacción, movilidad o colaboración, y pone de manifiesto la importancia que tienen determinadas variables en el vínculo que mantiene una plantilla con la organización.

Entre las variables básicas que los trabajadores consideran que deben ser cubiertas encontramos la luz natural y disponer de buenas vistas; la calidad del aire y la temperatura adecuada; la implantación de políticas sostenibles; el acceso a un mobiliario y herramientas apropiadas para el desempeño de su labor y la posibilidad de contar con lugares que puedan dedicarse a encuentros “informales”.


Por otro lado, dentro de las variables accesorias destaca que exista un rápido y eficaz acceso a la información; la disponibilidad de tecnología actualizada; que se habiliten zonas tanto para la actividad privada y tranquila, como para organizar reuniones improvisadas; y que se fomente el intercambio de ideas, la visibilidad de los proyectos en los que se está trabajando, así como la participación colectiva en el día a día.


Según el estudio, de la confluencia de ambas variables se deduce que aquellos empleados que tienen satisfechas sus necesidades básicas en el entorno laboral, que cuentan con acceso a la tecnología y pueden colaborar de forma ágil con sus colegas multiplican por tres la percepción de que el espacio les ayuda a implicarse con su empresa.

Por último, el estudio realizado por Steelcase identifica si los empleados definen su trabajo como colaborativo o individual. En este punto, el 54% de los entrevistados aseguran que el 80% de su actividad es fundamentalmente individual. El resto, un 46%, declaran que desarrollan su día a día en un marco más colaborativo, al que dedican el 61% de su tiempo.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación