Los planes de retribución flexible en las empresas, una alternativa que gana peso

Los planes de retribución flexible en las empresas son una variable que van ganando peso debido al mal momento económico general. Ante la imposibilidad que tienen muchas compañías para subir el salario de sus trabajadores, esta alternativa va cobrando fuerza y de ahí que en RRHH Digital hayamos querido hablar con los principales actores del sector para conocer de primera mano algunas cuestiones importantes relacionadas con la retribución flexible.

 

Para empezar quisimos conocer ¿Cómo valora el momento actual de la retribución flexible en las empresas?

 

 

Javier Formariz, Director Canal Alianzas y Grandes Cuentas de DKV Seguros, indicó que el momento es “muy positivo. Si desde hace algunos años el fenómeno de la retribución flexible ya venía siendo muy valorado en las empresas, las nuevas circunstancias de crisis, congelaciones salariales, incremento de las retenciones fiscales e incluso la dificultad de retención del talento, han generado un caldo de cultivo aún más favorable a esta modalidad de remuneración”.

 

 

Por su parte, Auxi Navarro, Responsable de Retribución Flexible de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos subrayó que “por el momento de inflación en el que nos encontramos, las subidas de sueldo generalizadas no existen ya que la tendencia en los últimos años es la congelación de salarios y en muchos casos se habla de recortes. Las previsiones para el próximo año no son mucho mas alentadoras, lo que está obligando a las empresas a buscar formulas como la retribución flexible no solo para retener el talento (que de eso ya se encarga la crisis y los expedientes de regulación de empleo) sino para que los que se queden estén lo suficientemente motivados para sacar a la empresa de la difícil situación en la que se encuentra. 

 

 

Así, la Retribución Flexible está saltando al grueso de las plantillas. Si bien nació dirigida a las áreas directivas, hoy se ofrece mayoritariamente (69%) a todos los empleados en las empresas que se realiza. En una década ha pasado de ser la fórmula de compensación salarial del mundo directivo a la única vía para motivar a plantillas enteras, el único camino para pagar mejor en entornos donde pagar más no es posible”.

 

Para terminar con esta cuestión, Carlos Delgado Planás, Presidente y Consejero Delegado Compensa Capital Humano, comentó que “debido a las restricciones salariales de los últimos cinco años, los planes de compensación flexible se han convertido, junto con el desarrollo de medidas de compensación emocional, los únicos elementos que han permitido optimizar la compensación de los empleados. En los últimos años, hemos visto como este tipo de sistemas se ha "democratizado" ofreciéndolos a todos los empleados de la organización, permitiendo a todos los miembros de la plantilla optimizar su retribución neta mediante las economías de escala conseguidas por la empresa y por un tratamiento fiscal más beneficioso. Así mismo, hemos visto en los últimos años como este tipo de fórmulas se están ofreciendo en todo tipo de empresas, con independencia del tamaño o sector de actividad”.

 

En segundo lugar, preguntamos ¿qué  cuota de importancia tiene para el trabajador que exista una retribución flexible en su empresa?

 

 

Javier Formariz resaltó que “aunque cada empresa es un caso totalmente diferente, la experiencia nos ha demostrado que quienes disponen de retribución flexible tienen una alta valoración de ella y que a medida que van pasando los años interiorizan de manera natural su manejo, empleando y solicitando cada vez más alternativas de productos para configurar su paquete retributivo en función de las circunstancias personales y familiares que, lógicamente, van cambiando. Por tanto, la importancia es creciente a medida que los trabajadores perciben su utilidad en el tiempo. De ahí que no recomendemos el sistema si no se tiene la clara vocación por parte de la empresa de hacerlo persistir”.
 

 

Auxi Navarro señaló que “las empresas con altos niveles de motivación y compromiso son un 19% más productivas. Si partimos de aquí y en un entorno de contención salarial, la retribución flexible ha de ser una herramienta que motive: ¡Consigue pagar más con el mismo coste! Un sistema de retribución flexible bien diseñado genera que los empleados se sientan más motivados y comprometidos y como consecuencia más productivos”.
 

 

Además, Auxi, quiso compartir un caso práctico llevado a cabo por Sodexo. “Se ha realizado un estudio que dice que el 53% de las empresas tiene implantado un sistema de retribución flexible y la tendencia va en alza ya que está demostrado que los sistemas de retribución flexible generan motivación y compromiso.
 

 

Es un servicio por y para el empleado con importantes ventajas:
 
•    Fiscalmente ventajoso: Gracias a las ventajas fiscales de los servicios el empleado podrá ahorrar con los mismos gastos que antes.
•    Beneficio económico: Gracias al poder de negociación de la empresa se consiguen grandes descuentos
•    Sistema flexible y personalizado: cada empleado va a elegir q parte de su paquete retributivo quiere recibir en metálico y que parte quiere destinar a la contratación de servicios en función de sus necesidades personales y familiares aumentando de esta forma su percepción de la compensación total.
•    Es voluntario: El empleado decide si se acoge o no
•    Modificable y parte de la retribución: El empleado puede modificar los servicios en función de sus necesidades en cada momento, ya que estas pueden variar de un año a otro
•    No afecta a las bases de cotización a la seguridad social: Todos los productos que se contraten a través de retribución flexible cotizan a la seguridad social con lo cual no se van a ver mermadas las bases de cotización y no va a afectar a efectos de paro o jubilación
•    De fácil utilización: los empleados que estén interesados en acogerse a este tipo de planes, dispondrán de un simulador de ahorro que les va a permitir realizar diferentes simulaciones hasta decidirse que servicios se ajustan más a sus necesidades y las ventajas que tiene al contratarlos a través de la empresa”.

 

Por último, Carlos Delgado Planás indicó que “un empleado puede incrementar su retribución neta hasta en un 30% con la utilización de estos sistemas, adecuando su retribución a sus necesidades personales y familiares en cada momento, de forma completamente voluntaria. La existencia de estos sistemas, que le otorgan a la empresa una ventaja competitiva a través de la retribución, son percibidos como una mayor retribución por parte del empleado a la hora de decidir si quiere trabajar en una empresa o en otra”.

 

La última cuestión que lanzamos desde RRHH Digital fue saber ¿qué porcentaje suele dedicar la empresa a de la retribución flexible?

 

 

Javier Formariz reseño que “en general lo habitual es utilizar un modelo gradual, en el que la empresa inicia el programa con uno o dos productos para a partir de ahí, ir escalando en la aplicación. Respecto a los trabajadores, no olvidemos que disponen de un límite legal de salario flexibilizable. Por el momento, en nuestro país no se suele alcanzar el máximo permitido (30%)”.

 

Auxi Navarropuntualizó que “a través de retribución flexible los empleados pueden elegir qué parte de tu retribución, quieren seguir recibiendo cómo salario monetario y qué parte desea percibir en productos o servicios (no superando el 30% de su salario bruto anual). El cumplimiento de estos límites ha de considerarse en términos anuales, de manera que no tendría implicaciones el hecho de que en algunas ocasiones se superasen estos límites en un determinado mes. Los servicios más escogidos a la hora de confeccionar un plan de retribución flexible son los cheques de comida (44%), seguros de salud (44%), formación (42%), renting de vehículos (31%), cheques guardería (29%), seguro de accidente (26%), seguros de vida (19%), tecnología (18%) y planes de pensiones (13%)”.
 

 

Y para terminar, Carlos Delgado Planás comentó que “el coste para la empresa depende del número de empleados que pueden beneficiarse de este tipo de sistemas, existiendo unas grandes economías de escala a medida en que se ofrece a colectivos más numerosos. En función del colectivo, el coste anual para la empresa puede oscilar entre 30 y 90 euros por cada empleado que contrate uno o más productos dentro del plan de compensación flexible”.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación