MÉRIDA.El Consistorio reducirá el sueldo al empleado que no cumpla su jornada

Una instrucción de Personal recuerda la obligación de registrar las entradas y salidas en los dispositivos de control de accesos

 

A menos trabajo, menos sueldo. Esta práctica contra el absentismo, que puede resultar de sentido común, no es muy habitual en el sector privado y menos aún en la administración local. Pero el Ayuntamiento de Mérida quiere evitar malas costumbres, por lo que reducirá el sueldo a quienes no justifiquen ausencias indebidas.

 

Tras la entrada en vigor el pasado miércoles de la jornada laboral de 37 horas y media semanales, la Delegación de Recursos Humanos ha enviado una circular a los jefes de servicio en la que se explica cómo cumplir con la nueva organización del trabajo. La carta, que tiene por título 'Control de horarios y absentismo laboral', avisa de las consecuencias que tendrá saltarse la norma.

 

La resolución establece que todo el personal al servicio del Ayuntamiento deberá registrar el inicio y la conclusión de la jornada laboral en los aparatos situados en las distintas instalaciones municipales, así como la salida y el regreso para disfrutar de la media hora de descanso (excepto en las instalaciones donde no haya estos dispositivos, donde se mantendrá el control con hoja de firmas). «Los incumplimientos o los olvidos reiterados de esta obligación serán susceptibles de ser sancionados administrativamente», recoge la instrucción. Para ello, se considerará reiteración cuando se produzcan tres o más incidencias en un mismo mes.

 

Cualquier error, olvido o anomalía deberá ser comunicado a Personal por escrito y con el visado del responsable del servicio y de la Delegación de Recursos Humanos. Asimismo, el escrito establece que «las ausencias y faltas de puntualidad y/o permanencia al servicio de este Ayuntamiento en su puesto de trabajo requerirán el aviso inmediato al responsable de su departamento o unidad administrativa», así como su posterior justificación.

 

A partir de ahora, entre los días 5 y 10 de cada mes la Delegación de Recursos Humanos liquidará a cada trabajador las ausencias y faltas de puntualidad y permanencia del personal que hayan tenido lugar en el mes anterior y que no hayan sido justificadas. Si pasan de 30 minutos al mes, una cantidad que se considera asumible, se requerirá una compensación.

 

En primer lugar, se dará a los interesados cinco días para justificar las faltas en el trabajo. Si son injustificadas, el trabajador podrá solicitar la compensación bien con horas o servicios extraordinarios realizados previamente o bien con días de asuntos particulares que resten por disfrutar. Si transcurrido el plazo citado no se obtiene ninguna respuesta «se procederá a dictar resolución de deducción proporcional de haberes». Es decir, se restará del sueldo las horas que no hayan sido trabajadas.

 

La instrucción de Personal también establece que los trabajadores podrán hacer uso del horario flexible en aquellos puestos de trabajo en los que las necesidades del servicio y la atención a los ciudadanos lo permitan. El personal de oficinas sujeto al horario general del Ayuntamiento deberá estar en su puesto de 9.00 a 14.30 horas. El tiempo restante hasta completar las 37 horas y media a la semana se podrá cumplir entre las 7.30 y las 9.00 de lunes a viernes, de 14.30 a 18.00 horas de lunes a jueves y de 14.30 a 15.30 horas los viernes.

 

Más control

No es la primera vez que el Ayuntamiento plantea restar del sueldo horas no trabajadas, algo que ya se puso en marcha en la anterior etapa de Gobierno del PP. Pero fuentes sindicales consultadas por Hoy consideran que, tras la aplicación de la nueva jornada y el recorte de derechos sociales, esta decisión pretende «poner las cosas más difíciles a los trabajadores».

 

Como explican, hay empleados que no pueden fichar a la salida porque trabajan fuera de oficinas, como electricistas o auxiliares de ayuda a domicilio. También consideran que se pone en duda la dedicación de los trabajadores municipales.

 

En la práctica, la medida no persigue ahorrar dinero en nóminas, sino que simplemente pretende que los trabajadores municipales cumplan con su jornada. Pero supone un nuevo motivo de enfrentamiento entre el Gobierno local y el personal del Ayuntamiento.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación