Más productividad y menos absentismo gracias al ejercicio

“Mens sana in corpore sano”, la realización regular de ejercicio puede mejorar la productividad y reducir el absentismo entre los trabajadores, además de ayudar a reducir el estrés.

 

Estas son algunas de las conclusiones extraídas de las investigaciones realizadas por la Cátedra Sanitas Wellbeing en colaboración con la Universidad Europea de Madrid, que plantean un problema: ¿Cómo podemos incorporar los hábitos saludables en las organizaciones?

 

La empresa no es un gimnasio, es algo que tenemos muy claro, pero también sabemos que las posturas y las actividades laborales son algunas de las grandes causantes del estrés, del dolor lumbar y de otra serie de desgastes físicos y psicológicos que pueden desencadenar en bajas laborales y ausencias.

Creando hábitos saludables

 

Fortaleciendo el cuerpo de los trabajadores podrían minorarse estos efectos, aunque una pyme suele estar bastante limitada y las alternativas pasan por:

 

  • Formar: podemos destinar tiempo para explicar los beneficios del ejercicio físico, proponiendo planes de entrenamiento de 30 minutos diarios y facilitando la inscripción en actividades al aire libre. También puede ser buena idea dejar información sobre dichos beneficios y sobre algunas actividades en un tablón de anuncios o enviarlos vía email. Si no logramos concienciar al personal, el resto de medidas serán inútiles.

 

  • Buscar colaboración: podemos hablar con gimnasios, con clubs de montañismo y otras organizaciones con el fin de lograr descuentos para nuestros empleados, facilitando la información de nuevas rutas y ofertas mediante la comunicación interna. Incluso puede ser positivo que los empleados hagan algunas de estas actividades en conjunto para fortalecer la unión.

 

  • Crear competiciones: partidos de fútbol o pequeños torneos (tenis, padel, baloncesto, voleibol, etc…) según el tamaño de la plantilla, pueden despejar el ambiente liberando el estrés mediante el deporte. Los equipos deberían confeccionarse de manera equilibrada y mezclando al personal de los diferentes departamentos.

 

  • Facilitar la vida sana: podemos facilitar el uso de duchas y taquillas para las personas que vengan a pie o en bicicleta, facilitando el almacenaje o aparcamiento de las mismas. Es evidente que este paso no es realizable por todas las empresas, pues dependen mucho de las instalaciones, del espacio disponible y del bolsillo. ¿Qué tal poner unas manzanas en la cocina? No son tan caras…

 

  • Adecuar horarios y turnos: no es fácil cuadrar los horarios en una pequeña empresa, pero la mayor excusa a la hora de hacer deporte es la imposibilidad de encontrar tiempo para ello. Los horarios, los turnos y los tiempos de descanso afectan mucho a este punto , aunque podemos vernos con las manos atadas. Aún así, merecía la pena mencionarlo entre estos puntos.
  • Dar ejemplo: posiblemente sea lo más barato y beneficioso para nuestra salud. Cada uno de nosotros se debería preocupar por hacer ejercicio, no ya por el aumento de la productividad o del absentismo, sino pensando en la salud. Podemos olvidar las excusas y buscar pequeños momentos durante la semana o en los fines de semana, intentando llevar una dieta sana que se convierta en un hábito de vida (y doy fe de que esto es difícil en muchos puestos).

 

Mientras esperamos a ver si algún día se aplican en España iniciativas como “Cycle to work”, deberíamos al menos ser conscientes de que no podemos dejar que el trabajo nos consuma. Mantengámonos activos y sanos, despejemos la cabeza y respiremos aire puro de vez en cuando.

 

Los primeros en agradecerlo seremos nosotros mismos, aunque tendremos que hacer un esfuerzo… de hecho, en eso consiste. No podemos esperar lograr un beneficio sin mover un dedo, en ningún terreno de la vida. En mi tierra hay un dicho que dice: “quien quiera lapas, que se moje el culo”.

 

En Pymes y Autónomos | ¿Veremos algún día una iniciativa como “Cycle to work” en España?, Lecciones empresariales extraídas del surf, Seis lecciones de Kayak aplicadas a la organización de equipos.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación