Plan de choque contra las bajas

La Comunidad de Madrid está decidida a reducir un 40% el absentismo laboral entre los funcionarios públicos de la región. Una práctica que hizo perder al sector público en 2010 cerca de 20.000 jornadas completas. O, dicho de otro modo, tres millones de horas de trabajo o el 11% del total de horas trabajadas.

 

Y todo ello por por el abuso de las bajas o las faltas de asistencia sin justificar. Y, otro dato: por cada una de ellas en el sector privado hay dos en el público.

 

La mayoría de ellas están causadas por una enfermedad común y duran una media de 15 días. Y, en concreto, son las áreas de Sanidad y Educación las que más absentismo presentan. En 2010 el Gobierno regional puso en marcha un plan para combatir estas prácticas de la mano del consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, que consiguió su reducción en un 20%.

Reducción del 40%

 

 Una lucha que continúa y se recrudece con la entrada en vigor el 1 de enero pasado de las nuevas medidas de control del Ejecutivo de Esperanza Aguirre, incluidas en la ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2012 —aprobadas e 27 de diciembre—, con las que pretende ahorrar 25 millones de euros.

 

Entre ellas se encuentra el aumento de la jornada laboral de 35 a 37,5 horas y la supresión del complemento salarial que paga la Comunidad en el caso de baja por enfermedad desde el cuatro día, con una reducción del sueldo de hasta el 40%.

 

Ambas medidas, unidas a los recortes que ya venía aplicando la Comunidad de Madrid, han causado el malestar de los empleados públicos, especialmente de los sectores sanitarios y los docentes, ya que entienden que deben trabajar más horas a cambio de menor poder adquisitivo.

 

«El incremento horario conlleva una pérdida de la calidad asistencial al tiempo que se penaliza al personal enfermo con rebajas en el sueldo», indicó el portavoz del Área de Sanidad de UGT.

 

Los sindicatos, en pie de guerra, al considerar que se ponen en peligro miles de empleos, entre 6.000 y 7.000 —una cifra que Aguirre negó— han convocado a los 107.000 trabajadores del sector público de la región a una protesta el próximo martes en Defensa del Empleo y de los Servicios Públicos.

 

La marcha, que está prevista para las 18.30 horas a iniciativa de UGT, CC.OO y CSIT-UP, partirá desde la plaza de Neptuno y finalizará en la Puerta del Sol. A ella están llamados todos los sectores públicos de la región: Universidades, Metro, Canal de Isabel II, etc.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación