Prepararse para el teletrabajo

Un ordenador, una conexión a Internet y una línea telefónica. Estos son los tres ingredientes básicos que nos permiten trabajar desde cualquier punto del planeta gracias al uso de las TIC (tecnologías de la información y las comunicaciones). ¿Ventajas? Muchas, si se lleva a cabo siguiendo unos criterios generales básicos.

 

 En Estados Unidos, más de un 30% de la población teletrabaja desde casa, bien de forma total (todos los días de la semana), o parcial (alternando algunos días en la oficina).

 

 Los beneficios que ha demostrado este nuevo sistema de trabajo son evidentes en diversos ámbitos.

 

Algunos de los beneficios del teletrabajo:

 

- Menor polución: al evitar el uso diario del automóvil u otros medios de transporte, las ciudades se descongestionan.

 

- Conciliación de la vida familiar y laboral: gracias a la eliminación de los horarios estrictos, el trabajador puede organizarse lo más acorde posible a sus necesidades personales sin descuidar, evidentemente, los requerimientos laborales.

 

- Mayor rendimiento: se ha demostrado que el teletrabajo ha provocado, además de un descenso del absentismo laboral, un mayor rendimiento del trabajador.

Una de las causas es, posiblemente, la ausencia de control por parte de un superior, que disminuye el grado de presión.

 

- Dinamización de territorios no urbanos: el hecho de poder trabajar desde cualquier punto de la geografía, conlleva a una descongestión de las ciudades y, consecuentemente, a que muchos teletrabajadores se planteen habitar zonas más rurales.

 

Ello ayuda a la mejora económica de territorios más marginados.

 

Inconvenientes del teletrabajo:

 

- Soledad: muchos de los teletrabajadores han manifestado estados pseudodepresivos debido al alejamiento de un entorno laboral normal.

 

Para ello, se han creado en muchos lugares los centros de trabajo virtuales, en los que el teletrabajador puede acudir algunas horas al día, e interactuar con otros teletrabajadores.

 

- Falta de disciplina en la determinación de un horario: uno de los peligros del teletrabajo es precisamente el no saber alejar la vida profesional del propio hogar.

 

Para ello, se recomienda ser disciplinado y organizado en las tareas y, si es posible, escoger un lugar de la casa destinado, únicamente, a oficina personal.

 

Para mitigar los puntos negativos que pueden aparecer con la implementación del teletrabajo en las empresas, es preferible consultar con un consultor en teletrabajo, quien nos proporcionará la formación que necesitan los trabajadores y les ayudará en su periodo de adaptación.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación