RTVE sufre 140 bajas por depresión en tan sólo once meses

“Se supone que trabajamos poco y ganamos mucho. No parece lógico que se produzcan tantas depresiones en la casa”, lamenta un trabajador de RTVE. La Corporación registró 140 casos de bajas por "trastornos mentales" durante los once primeros meses del pasado ejercicio, más de doce al mes, con una ausencia media del puesto de trabajo de 81,29 días. Así consta en un estudio sobre la materia elaborado por la Subdirección de Prevención y Salud Laboral de la casa.

 

Los centros que acapararon un mayor número de casos fueron Madrid y Barcelona, con 88 y 21 trabajadores afectados, respectivamente. El estudio argumenta que las cifras están en línea con las del sector privado. Si se considera el conjunto de la radio y televisión públicas, las bajas por depresión suponen un 4,81% del total de las patologías que provocaron incapacidad temporal, que alcanzaron las 2.910. Si sólo se tienen en cuenta los centros donde se han producido bajas por trastornos mentales, el porcentaje se eleva al 8,21%. Según esgrime el informe, los parámetros nacionales de referencia se situarían entre el 8% y el 9% del total.

 

“El problema es que no hay comparación posible con otros informes anteriores para ver cómo ha evolucionado la incapacidad temporal en RTVE. Sin contar con que se trata de cifras que sólo recogen las bajas por depresión consignadas como tales. No hay que olvidar que la Seguridad Social no obliga a reflejar el motivo de la baja, por lo que habrá muchos más casos recogidos como patologías generales”, se quejan fuentes internas de la casa para evitar una interpretación de los datos. La cuota se sitúa en el 6,07% en el centro de Barcelona, mientras que en Madrid llega al 4,46% del conjunto de patologías.

“Lo preocupante –exponen fuentes sindicales- es que en RTVE la mayor parte del trabajo que se realiza es intelectual. Si hay depresiones tiene que ver con tensiones en la estructura laboral y organizativa. Y no será la primera vez que alguien llega con un problema y que, en lugar de echarle una mano, le abren expediente por no presentar la baja a tiempo”. En 17 de los 48 centros de RTVE evaluados por la Subdirección se produjeron bajas por esta causa. La plantilla del grupo se eleva a 6.500 profesionales.

 

Las empresas han mostrado a menudo su inquietud por la elevada tasa de absentismo en España, sobre todo en los últimos años de crisis económica. CEOE estima que el coste anual de las bajas laborales se eleva a 13.000 millones de euros, una cuantía que supone el 1% del PIB. De hecho, una de las reivindicaciones eternas de la patronal ha sido la eliminación de la obligación empresarial de pagar la prestación del cuarto al decimoquinto día de baja.

 

También se ha quejado tradicionalmente de la falta de control sobre el fraude en las dolencias de difícil diagnóstico, como es el caso de la depresión. Del mismo modo, el nuevo Consejo Empresarial para la Competitividad, presidido por César Alierta y constituido por 17 grandes empresas españolas, ha hecho de la lucha contra el absentismo una de sus banderas.

 

Bajas que triplican la enfermedad media

 

Resulta especialmente llamativo el tiempo que se prolongan estas bajas médicas. Según explica el informe, es “significativa la diferencia de la duración media de las incapacidades temporales correspondientes a estos procesos, por triplicar en número a los clasificados como procesos patológicos generales”. Y es que la duración media de 81,29 días anotados contrasta con los 27,25 días de las dolencias generales. RTVE se sitúa aquí por encima de los niveles de referencia. Según estimaba Santiago Araña Suárez en un informe promovido por el Ministerio de Trabajo en 2008, la duración media de las bajas por depresión está en 76,6 días.

 

Destaca sobre todo la duración media de estas ausencias en el centro de Madrid. Los trabajadores tardan en volver a su puesto de trabajo 89,3 días. Es la causa de incapacidad temporal que más se prolonga. El tiempo en Barcelona se queda en los 58,33 días; las enfermedades del sistema circulatorio y las neoplasias provocan más tiempo de baja. Según los datos que maneja el Ministerio de Sanidad, las dolencias relacionadas con la salud mental suponen un coste de 3.000 millones de euros al año, entre costes directos (hospitalización, medicamentos…) e indirectos (invalidez o pérdida de la vida laboral).


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación