Rosell pide castigar a los funcionarios "prepotentes e incumplidores"

Cinco Días - Madrid

 

La patronal CEOE está decidida a cambiar con sus sugerencias las reglas del régimen de la función pública y del personal laboral de la Administración. Su presidente, Juan Rosell, detalló ayer algunas de sus propuestas para "modernizar" el sector público. Una de ellas es acabar con los funcionarios que sean "prepotentes e incumplidores" en sus puestos de trabajo. La forma para alcanzarlo sería establecer evaluaciones periódicas de su trabajo para hacerles ver que "no son dueños" de su puesto de trabajo. También pidió que se penalice el absentismo laboral y se combatan los abusos asociados a las visitas al médico.

 

Durante su intervención en El Ágora de El Economista, el líder de la patronal avisó de que España no creará empleo si la economía no crece por encima del 2%. Para volver a generar puestos de trabajo sería necesario acometer las reformas pendientes, que el Estado simplifique "mucho" su estructura y que este y los Gobiernos locales y autonómicos reduzcan sus gastos generales, "como están haciendo también las empresas".

 

Preguntado por si hace falta una subida de impuestos para obtener más recursos, el presidente de la CEOE indicó que esa medida no le gusta, pero precisó que "todo el mundo entendería" si en algún momento, "de manera excepcional y temporal", hay que elevar algún impuesto o eliminar alguna deducción o bonificación fiscal.

 

Rosell recalcó que la gestión de la crisis no ha sido buena, sobre todo porque el déficit fiscal se ha disparado y ha alcanzado una dimensión "monstruosa", que hay que parar. Sobre si es necesario anticipar elecciones generales, Rosell afirmó que depende de si el Gobierno se siente o no "fuerte" para acometer las reformas necesarias en lo que resta de legislatura. Para el dirigente empresarial, "es hora de pactar entre todos, y sin apriorismos", corriendo riesgos y haciendo las reformas necesarias, pero con un orden. Rosell manifestó que gane quien gane las elecciones generales, habría que lograr "entre todos" un gran pacto para salir de la crisis.

 

Precisamente y sobre las negociaciones que mantienen Gobierno, empresarios y sindicatos en materia de empleo y contratación, el presidente de la CEOE cree que, aunque hay muchos temas sobre la mesa y diferencias entre las partes, podría haber acuerdos "puntuales". Rosell reconoció que no se negoció bien la reforma de los convenios colectivos, admitiendo que la patronal fue "demasiado ambiciosa" en sus pretensiones. A este respecto, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, indicó ayer en Sevilla que se debería impulsar de nuevo la negociación de los convenios. Su homólogo de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, afirmó que sería "muy conveniente" que empresarios y sindicatos abordaran un plan de empleo y formación para jóvenes en paro.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación