Servimán perdió el pasado año 4.072 jornadas por baja laboral

Lucena miguel villa esta decidido a acabar con el elevado absentismo en la empresa municipal

El primer teniente de alcalde de Lucena, Miguel Villa (IU), ha dado a conocer las cifras de absentismo laboral en la empresa municipal Servimán, que el pasado año se tradujo en 4.072 jornadas de baja, más de un 12,30% del tiempo total de trabajo de la plantilla. Villa dijo que esta "elevadísima" tasa es un dato que resulta "insoportable", máxime cuando estos porcentajes se mantienen a lo largo del tiempo, dándose el caso de algún mes en el que subió hasta el 17%. Servimán tiene un equipo humano de 126 personas, casi un 25% de ellas trabajadores temporales, y la mayor parte de las bajas correspondieron a once trabajadores. Algunos de ellos tienen una década de antigüedad en la empresa, la mitad de la cual han permanecido de baja.

 

Insistió en que el tema está siendo abordado por una comisión integrada por los tres grupos municipales. Entre las medidas a adoptar no se descarta que incluso se tenga que acabar despidiendo a quienes con más asiduidad no acuden a su puesto de trabajo, cosa que se contempla en el propio Estatuto de los Trabajadores para aquellos cuyo absentismo es de más del 5% de las jornadas del calendario laboral.

 

Por meses, destaca octubre, cuando se perdieron 400 jornadas de trabajo en Servimán, con unos porcentajes que el pasado año fueron del 26% por parte del personal de limpieza viaria, sector en el que se perdieron 1.070 jornadas laborales. Los porcentajes menores se dan entre los trabajadores de pintura, electricidad, Las Navas del Selpillar, Jauja y cementerio de San Jorge, donde en algunos casos no se llega ni al 1% de absentismo laboral. Por ello, Villa quiso dejar claro que "la inmensa mayoría del personal de Servimán cumple cada día con su labor".

 

El también concejal delegado de Obras y Urbanismo se refirió al decreto de legalización de viviendas en suelos no urbanizables aprobado recientemente por parte de la Junta de Andalucía. Acerca del mismo puso de manifiesto que el decreto solamente afectará a aquellos suelos no urbanizables que no se encuentran contemplados dentro del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

 

Por tanto, el mencionado decreto, que aún no ha sido publicado en el BOJA, no tendrá apenas repercusión en algunos de los núcleos residenciales más importantes que se han ido generando en el entorno de Lucena a lo largo de las últimas décadas. Este es el caso de Campo de Aras, Las Vegas o Los Poleares, dado que en estos casos se trata de viviendas edificadas en suelos urbanizables, si bien las casas de alguna parte de ellos sí pueden resultar afectadas.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación