Un 16% de las bajas laborales en la Comunidad en 2011 se convirtieron en altas tras el control de la inspección

MADRID

Un 16 por ciento de las bajas laborales que tenía la Comunidad de Madrid durante el pasado año 2011 se convirtieron en altas tras el control que el Gobierno regional está llevando a cabo con la puesta en marcha del Plan Especial de Inspección y Control de la Incapacidad Temporal (IT) , un proyecto pionero del Gobierno de Esperanza Aguirre que busca conseguir que el nivel de absentismo entre los trabajadores de la Administración regional se reduzca.

 

El vicepresidente y portavoz del Gobierno madrileño, Ignacio González, ha explicado que este jueves han conocido el informe presentado por el consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, que recoge que en los dos últimos años más de 150 inspectores y subinspectores de Sanidad han supervisado las bajas por incapacidad temporal de los 165.877 trabajadores que forman parte de las siete consejerías del Ejecutivo.

 

Este año, según ha informado González, se han revisado 44.683 procesos y se han producido 7.090 altas, es decir, "un16 por ciento de bajas se ha convertido en altas". De ellas, 794 simplemente se han producido por la llamada de los inspectores a revisión;  5.455, por el control médico y 841 por la revisión del inspector médico.

 

Los resultados suponen un ahorro económico de 23,6 millones de euros. "Se ha conseguido reducir la situación de incapacidad laboral que teníamos de absentismo, por decir de alguna manera, con respecto al año pasado, cuando se ahorró 27 millones de euros con este plan", ha explicado González, quien ha dicho que esto no supone solo  supone un ahorro económico sino que además se han evitado 90.000 días de bajas.

 

ESTUDIO EN SANIDAD Y ASUNTOS SOCIALES

A través de la Consejería de Asuntos Sociales se ha logrado ahorrar con este plan especial un total de 2.079.733 euros al reducirse las bajas injustificadas, lo que supone un total de 24.544 días ahorrados.

 

En total, entre el Servicio Madrileño de Salud y la Consejería de Asuntos Sociales se han ahorrado un total de 106.641 días, y es que a medida que disminuye el número medio de días de baja por trabajador -en Sermas ha pasado de 21,06 días en 2009 a 16,52 en 2011-, disminuye, en consecuencia, el ahorro en días.

 

El Plan Especial de Inspección y Control de la Incapacidad Temporal se puso en marcha en virtud de un convenio suscrito por el Instituto Nacional de la Seguridad Social y las Comunidades Autónomas. Además, fue puesto en marcha por el Gobierno madrileño, previa audiencia a los sindicatos en la mesa Sectorial de Sanidad.

 

González ha asegurado que este año van a seguir con el convenio, que en estos momentos están tramitando con el INSS, pues permite una "mejor gestión de las bajas laborales" y una "eliminación de porcentaje importante de absentismo laboral" adecuando las bajas a las necesidades clínicas reales y evitando actuaciones fraudulentas.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación