Unos 330 funcionarios vascos podrán hacer teletrabajo desde sus casas

Unos 330 funcionarios de la Administración vasca podrán acogerse a la modalidad de teletrabajo durante un año, medida con la que el Gobierno autonómico quiere aumentar la motivación y el rendimiento del personal, además de reducir el absentismo.

 

Esta nueva forma de trabajo ha sido recogida en un decreto que ha aprobado el Consejo de Gobierno, tras el éxito de la experiencia piloto que el Departamento de Justicia y Administración Pública llevó a cabo el pasado año con 29 trabajadores.

 

Este año podrán beneficiarse de esta modalidad alrededor de 330 empleados públicos, tanto funcionarios o laborales, que lleven al menos dos años en su puesto y desarrollen labores de asesoría, elaboración de informes, traducción y redacción de documentos, o gestión de sistemas informáticos.

 

La duración máxima del periodo de teletrabajo será de un año, transcurrido el cual el trabajador volverá a la modalidad presencial al menos durante seis meses para evitar el desarraigo de su puesto habitual.

 

La jornada semanal de quienes opten al teletrabajo se distribuirá de manera que tres días a la semana prestarán sus servicios desde casa y dos días acudirán a su puesto, de acuerdo con su jornada y horarios habituales, para asistir a reuniones de coordinación y participar en proyectos comunes.

 

Si hay muchas solicitudes en un mismo departamento tendrán preferencia los discapacitados, las víctimas de violencia de género, las personas que tengan a su cuidado menores de edad o familiares dependientes o las que estén realizando estudios.

 

También se tendrá en cuenta la distancia del domicilio al puesto de trabajo y la dificultad para acceder al transporte público para estos desplazamientos.

 

La Administración facilitará al teletrabajador un ordenador portátil, un número de teléfono IP o móvil corporativo y un servicio de atención telefónica para incidencias en el servicio, mientras que el empleado tendrá que tener una línea de acceso a Internet.

 

El viceconsejero de Función Pública, Juan Carlos Ramos, ha destacado en un comunicado que el objetivo es lograr una nueva organización de trabajo basada en una "gestión de confianza y autonomía de los trabajadores, mejorando su motivación y por tanto su rendimiento y reduciendo así el absentismo".

 

Todo ello redundará, además en "mejorar la eficiencia de la Administración y aumentar la compatibilidad de la vida laboral y familiar", ha añadido.

 

De hecho, el 100 por ciento de los trabajadores que participaron en la experiencia piloto consideraron que el teletrabajo mejora la gestión del tiempo, el 85% dijeron que incrementa el rendimiento y la calidad del trabajo, y el 65% que aumenta la motivación, además de reducir los gastos de transporte y el peligro de los desplazamientos.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación