Valeriano Gómez: "El gasto en absentismo aumenta cuando el país está en crisis"

M. C.
El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, señaló ayer que el absentismo laboral en España se incrementa en épocas de crisis como la actual, un hecho que en su opinión sólo se explica si los empresarios están implicados de alguna forma en ese incremento, poniéndose de acuerdo con sus trabajadores. También consideró que el sistema de mutuas debe reformarse para dar un mayor protagonismo en su gestión a las empresas y a los sindicatos, algo que el Ministro cree que «tendrá su presencia en el acuerdo de la negociación colectiva», que negocia la patronal con los sindicatos.

 

Valeriano Gómez se mostró convencido de que a mediados de este mes sindicatos y patronal alcanzarán un principio de acuerdo sobre la reforma de la negociación colectiva cuyo eje central, a su juicio, girará en torno a facilitar a los empresarios la organización en la empresa, modificando salarios, distribución de jornada y horas extra para amoldarse a los ciclos económicos.

 

El Ministro señaló que el absentismo es un problema en el conjunto de Europa, pero que en España se puede hacer un esfuerzo mayor para reducirlo, en el que los empresarios también deben jugar un papel. «El gasto de absentismo es anticíclico en España, aumenta cuando el país está en crisis y disminuye cuando va bien», dijo Valeriano Gómez en su intervención en el XI Seminario europeo sobre el empleo, que ayer se clausuró en el Antiguo Instituto Jovellanos. Además de lo señalado, la solución a esta situación también requiere una mayor participación de empresas y sindicatos en las mutuas, «que no tienen un dueño y hay que hacer que tengan un dueño», para que haya una «mirada permanente de los empresarios sobre la gestión de las mutuas».

 

El Ministro también abogó por la contención salarial y el incremento de la productividad para fomentar las exportaciones. Auguró que en 2012 habrá crecimiento de empleo en España y que el país no llegará a los cinco millones de parados. Se refirió además al plan para reducir la economía sumergida, del que dijo que no implica una «amnistía» para las empresas que tienen empleados sin asegurar, sino que se les dará la oportunidad de regularizar esa situación «sin recargos ni multas, pero las deudas las hay que pagar».

 

Gómez explicó que se trata de «un plan que se aplicará en prácticamente todos los países europeos. Es un plan que forma parte del pacto del euro, que trata de que empleo sumergido emerja, con medidas de estímulos y también inmediatamente después con endurecimiento de las sanciones para empresarios que contraten de forma irregular y para trabajadores que complementan el trabajo con el cobro de percepciones por desempleo».

 

Gómez consideró que «el tamaño de la economía sumergida en España no es muy distinto que en otros países europeos» y, además, en la mayoría de los casos no se trata de empleados que cobren el paro, sino que «la mayoría, unas 900.000 personas, son jóvenes que no cotizaron nunca» y que trabajan sin asegurar.

 

Valeriano Gómez se mostró convencido de que en el futuro aumentará aún más el período de cálculo para cobrar la pensión, hasta incluir toda la vida laboral del trabajador.

 

Valeriano Gómez visitó en la Laboral la exposición «Trabajo y salud» -izquierda-, donde el Ministro hizo una llamada para que «se evite que el trabajador sufra, enferme o pierda su vida a causa del trabajo». En la Laboral se concentraron trabajadores de Alas Aluminium, con quienes el Ministro mantuvo un encuentro para interesarse por su situación.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación