Absent-Well

shutterstock_64121251OK

Absent-Well es un instrumento que analiza las actitudes y comportamientos de los empleados frente al absentismo y cómo éstos reaccionan ante las medidas y acciones que desarrolla la empresa para gestionarlo. Esta herramienta es fruto del trabajo realizado por Egarsat con ESADE que dio inicialmente como fruto el Barómetro Egarsat sobre Valores y comportamientos frente al absentismo en la empresa y también en colaboración con AEDIPE la “Guía Práctica para la Gestión del Absentismo”.

 

Absent-Well es un modelo de contrastación estadística. A partir del estudio global de las actitudes y los comportamientos de una muestra representativa de empleados de varias empresas, identifica el comportamiento individual de cada empleado y aplica las medidas necesarias para cambiar su comportamiento y reducir su absentismo.

 

El modelo  describe una serie de etapas en las que se ubican los empleados en función de su alineamiento o no frente al absentismo.

 

Una vez situados los empleados, la herramienta “Absent well” ofrece instrumentos que permiten a los empleados cambiar, si procede, su comportamiento.

 

Estos instrumentos de control del absentismo y well-being son resultado de la combinación del modelo de cambio de comportamiento y la experiencia de Egarsat en la gestión del absentismo.

 

En definitiva:

  • Identifica a los empleados de la compañía según sus actitudes y comportamientos frente al absentismo.
  • Ofrece instrumentos para cambiar esta actitud, con el objetivo de reducir su absentismo.
  • Se basa en el llamado Modelo Transteórico de Cambio de Comportamiento.
  • Mediante un Cuestionario simple, distribuido a toda la plantilla, se identifica en qué etapa se encuentra cada uno de los trabajadores.
  • El cuestionario se adapta al sector de actividad de la empresa u otros requerimientos específicos.

 

 Instrumentos por Etapas y Vectores de Cambio

Identificados los perfiles, puede aplicarse a cada trabajador (o grupo de trabajadores) los  instrumentos correspondientes para que transiten entre las etapas y lleguen al comportamiento esperado.

 

  • Sistema de evaluación y mejora
    • Mediante una base de datos, se recoge la distribución de la plantilla por etapas.
    • Cuando transcurre un tiempo (6 meses o un año), los empleados deben responder una encuesta parecida a la inicial. Esto permite observar qué evolución se ha producido entre las etapas para hacer una propuesta de mejora de los instrumentos que se están aplicando. Esta evaluación, debe realizarse periódicamente.
    • El sistema de evaluación permite comparar con otras empresas del sector.