4 de cada 10 trabajadores que fallecen por accidente de trabajo lo hacen mientras se están desplazando

4 de cada 10 trabajadores que fallecen por accidente de trabajo lo hacen mientras se están desplazando
  • Los accidentes In Itinere durante el ejercicio 2014 supusieron un total de 65.201 casos
  • El coste total de los accidentes In Itinere e In Mision ascendió en 2013 a 1.068,25 millones de euros

 

Los accidentes In Itinere, es decir, aquellos que sufre el trabajador al ir o al volver de su lugar de trabajo, supusieron un total de 65.201 casos durante el ejercicio 2014, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social facilitados por la mutua Egarsat. Esta cifra supone 1.455 accidentes más que en 2013 (un incremento del 2,3%) y representa el 13,51% del total de los accidentes laborales que causan baja.

 

En la comparativa entre los ejercicios 2013 y 2014 y según fuentes del Ministerio se constata, además, que los casos de accidentes graves solamente han disminuido en 22 casos, mientras que los mortales han sido exactamente los mismos: 111 víctimas que, aunque supongan un 0,17% del total de accidentes In Itinere, destacan por sus terribles consecuencias.

 

Si a estas cifras añadimos los datos sobre los accidentes de trabajo In Mision (aquellos sufridos por el trabajador en los trayectos que tiene que realizar para el cumplimiento de su misión en la empresa) veremos que los accidentes de trabajo fuera del espacio de trabajo ascienden a un 20,55% del total de los accidentes laborales. Según Egarsat, cuyos datos son coincidentes con las estimaciones de AMAT (Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo) para el ejercicio 2013, en el caso de los accidentes mortales, el porcentaje asciende a un 43,71%, es decir, de cada 10 trabajadores que fallecen por un accidente de trabajo, 4 lo hacen en los desplazamientos.

 

Impacto económico de estas cifras

Aunque de acuerdo con las estimaciones realizadas por AMAT con información referente al ejercicio 2013, los accidentes In Itinere e In Mision (incluyendo tráfico y no tráfico) suponen un 20’55% del total de los accidentes de trabajo, su coste es superior y asciende al 30,88% del total de las prestaciones económicas para el sector de las mutuas. Esto se traduce en un total de 576,65 millones de euros al año. A esta cuantía hay que añadir los costes adicionales que supone para las empresas: 491,6 millones de euros. Su impacto económico global es, por lo tanto, de 1.068,25 millones de euros anuales.

 

Actividades, ocupaciones y medios más susceptibles de generar accidentes

- El comercio al detalle, los servicios de comidas y bebidas, la Administración Pública, el comercio al por mayor y los servicios de alojamiento, acumulan aproximadamente el 25% de las actividades con mayor número de accidentes laborales de tráfico In Itinere e In Mision. Es decir, aquellos trabajos en los que interviene un vehículo.
- En cuanto a ocupación, vendedores, empleados administrativos, personal de limpieza, camareros y policías son quienes ostentan mayor número de accidentes de tráfico, acumulando el 24,88% del total en 2013.
- Si nos fijamos en el agente material o tipo de vehículo, el más accidentógeno sería el automóvil, con un 55,07%, seguido a mucha distancia (11,87%) por las motocicletas.
De todos estos accidentes, la parte del cuerpo más lesionada son el cuello, las vértebras, la espalda o la columna.
 

 

Accidentes según edad y sexo

En cuanto a edad y sexo, en base a datos analizados por Egarsat referentes al año 2014, mientras que los accidentes de trabajo en los centros y en los In Itinere tienen su mayor concentración en los hombres de entre 36 y 45 años (33,27% y 30,75% respectivamente), las mujeres del mismo rango de edad acumulan el mayor porcentaje de accidentes In Mision con un 32,99% de los casos.

 

Incapacidad temporal

La duración media de incapacidad temporal en estos accidentes de trabajo es de 32,96 días. En aquellos casos en los que ha intervenido un vehículo (tráfico), en cambio, la duración en 2013 fue de 42,68 días, es decir, 10 días más de duración media. En total, en dicho ejercicio, los trabajadores no acudieron a sus puestos de trabajo por accidentes de trabajo In Itinere e In Mision por un total de 10.091 días, representando un 25% del total de jornadas anuales por accidentes laborales.

 

Actividades que mejoran o empeoran

Entre las actividades que llevan tres años consecutivos (2012 a 2014) reduciendo la siniestralidad de sus In Itinere se encuentran las siguientes:
- Industria de alimentos, bebidas y tabaco
- Fabricación de automóviles y remolques
- Industria manufacturera
- Construcción de maquinaria y equipos mecánicos
- Hostelería
- Actividades asociativas, recreativas y culturales
- Otras actividades empresariales
- Actividades de saneamiento público

Por el contrario, las actividades que han aumentado sus cifras de siniestralidad In Itinere durante los mismos ejercicios son:
- Industria del cuero y del calzado
- Fabricación de maquinaria y material eléctrico
- Fabricación de muebles, otras manufacturas, reciclaje y actividades de saneamiento público
- Comercio al por mayor. Intermediarios del comercio.
- Transporte aéreo y espacial
- Inmobiliarias. Alquiler de bienes muebles.
- Otras actividades empresariales
En estos dos últimos casos, asimismo, destaca que se trata de dos de las tres actividades con una duración media de las bajas más elevada de todos los CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas).

 

Medidas para ayudar a la gestión empresarial

Tal y como explica la jefa de prevención de Egarsat, Raquel Sellarès, “cuando se trata de posibles accidentes por desplazamientos durante jornada de trabajo (In Mision), el empresario debe llevar a cabo actuaciones preventivas orientadas a reducir esos accidentes. Por el contrario, respecto a los desplazamientos In Itinere, las empresas no tienen el mismo margen de maniobra, al no poder interferir en las decisiones individuales de sus trabajadores, aunque es muy positivo realizar acciones divulgativas orientadas a disminuir este tipo de siniestralidad”.

 

Existen medidas para ayudar positivamente a la gestión empresarial de los desplazamientos de los trabajadores. Por ejemplo, realizar protocolos internos para los perfiles que se desplazan, facilitar ejercicios para recuperarse de largos trayectos en coche, informar sobre buenos hábitos a la hora de comer a diario fuera de casa, fomentar una buena comunicación con aquel empleado que pasa días o noches fuera de su casa por motivos laborales. Este tipo de prácticas contribuye no sólo a disminuir la siniestralidad laboral en los desplazamientos, sino también al well-being de los empleados, a tener menos costes en absentismo y, en definitiva, a ser más competitivos velando por uno de los principales activos de una empresa: sus trabajadores.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación