Nuevas tendencias en productividad y bienestar laboral: Daybreaker o como empezar el día yendo de fiesta

Salir de fiesta y luego ir a trabajar es algo que todos, en algún momento de nuestra vida profesional, hemos hecho. Sin embargo, las consecuencias de “empalmar” se van haciendo más notorias a medida que pasa la jornada, y la energía del primer momento acaba convirtiéndose en un cansancio insoportable sólo apto para los más jóvenes. Sin embargo, está probado que bailar y disfrutar de un ambiente de relax beneficia el bienestar de las personas. ¿Cuál es la solución? Apuntarse al daybreaker.

 

El daybreaker es un concepto que nace en Estados Unidos y que se basa en los principios del mindfulness y el entretenimiento. Se trata de salir de fiesta antes de ir a trabajar para llegar a la oficina con la mejor actitud posible y unos grados de positivismo contagioso. Estas fiestas mañaneras se organizan en Los Ángeles y San Francisco, aunque ya se han expandido al Reino Unido e incluso a Tel-Aviv. La iniciativa reúne a trabajadores de distintas empresas y sectores en un espacio donde bailar y socializar como si de una discoteca se tratase.

 

La diferencia es que no se sirve alcohol, sino bebidas orgánicas, y que además de seguir el ritmo de la música se pueden llevar a cabo talleres de relajación como yoga o masajes.

 

El objetivo del daybreaker es dar comienzo a la jornada de trabajo con las pilas recargadas y la mente bien despierta. “No hay estudios científicos acerca de los efectos positivos del daybreaker, pero lo que escuchamos de nuestros seguidores es que una vez se marchan, se sienten inspirados y vigorosos para el resto del día, tanto a nivel físico como mental y creativo” explica uno de sus creadores, Matthew Brimer. Lo que sí está comprobado es que los ejercicios aeróbicos, como bailar, distribuyen oxígeno y nutrientes a los tejidos del cuerpo, ayudando a que el corazón y los pulmones trabajen mejor.

 

Las sesiones de baile previas al trabajo funcionan como si de una fiesta se tratase. Se pueden adquirir las entradas por unos 20 euros, 40 si se quiere asistir a los talleres complementarios. La primera daybreaker se llevó a cabo en el W Hotel Union Square de NY en noviembre y tuvo una asistencia de 250 personas. A día de hoy la moda se está expandiendo e incluso ya ha llegado a nuestro país.

 

El programa @BeforeWork puesto en marcha por la compañía Altadis, tiene mucho que ver con el movimiento daybreaker.

 

Con el claro fin de contribuir al bienestar de sus empleados y concienciarles sobre la importancia de empezar bien el día, han diseñado un cuadro de actividades que se focalizan en los horarios de mañana. Las sesiones están centradas en desarrollar la atención y la concentración para reducir la tensión que genera el trabajo diario, aunque también enseña estrategias que ayuden a afrontar los retos del día a día. Ejemplo de ello son los grupos de empleados a los que se les ha asignado un entrenador personal que, durante dos mañanas a la semana, les propondrá distintas actividades físicas.

 

La iniciativa @BeforeWork está incluida dentro del programa “Sabemos Cuidarnos” de Altadis y que desde que empezó a funcionar en 2014, ha logrado reducir el absentismo de un 22% a un 3,55%. El programa madre cuenta con actividades como “Hidrata tu mente”, “Activa tu cuerpo”, “Descubre un desayuno saludable” o “Consigue un buen descanso”, todas ellas orientadas a ayudar a los trabajadores en el inicio de la jornada.

 

Por el momento todavía no se organizan daybreakers en España pero para aquellos que por motivos de trabajo tengan que viajar a Londres, el próximo 15 de abril ya tienen una a la que asistir. Será en The Book Club y la hora de quedada es a las 7 de la mañana. El ritmo lo marcará el DJ Pegasus y los movimientos energizantes se podrán complementar con la degustación de zumos, café y snaks a modo de desayuno.

 

Para estar al día de nuevas fiestas daybreaker, podéis consultar la web de la Comunidad Daybreaker en el siguiente enlace.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación