Egarsat y el ITRT tratan con éxito la artrosis avanzada a nivel articular mediante terapia celular

La Terapia Regenerativa Tisular hace posible la curación total de lesiones de cartílago de rodilla en pacientes que hubieran tenido como única solución alternativa la colocación de una prótesis permanente.

 

Se ha realizado el tratamiento a 7 pacientes que se han recuperado de forma completa y han podido reincorporarse a su trabajo en condiciones de normalidad.

 

La mutua de accidentes Egarsat, junto con el Institut de Teràpia Regenerativa Tissular del Centro Médico Teknon y un grupo de investigadores de la Universidad Carlos III, apuntan la terapia celular como alternativa no quirúrgica para curar la degeneración del cartílago articular de rodilla. Este proceso patológico es conocido como artrosis, el cual provoca dolor y limitación funcional de la articulación afectada. En muchos casos, si se aplican tratamientos quirúrgicos a los pacientes, estos pueden llegar a ser incapacitantes, lo que puede implicar la colocación de prótesis articulares, o bien, no tener alternativa terapéutica efectiva.

 

Este tratamiento lo aplica Egarsat con éxito dentro de la cobertura de accidentes de trabajo de la Seguridad Social. Su contribución en la investigación en este campo junto con el Institut de Teràpia Regenerativa Tissular (Teknon) y un extenso programa formativo, ha permitido innovar y reinventar el modelo de atención en pacientes con lesiones en cartílago, que hasta el momento tenían escasas probabilidades de curación completa.

 

Egarsat ha realizado este tratamiento a 7 pacientes, los cuales podrían haber finalizado el proceso de atención con alguna secuela, pero todos ellos se han recuperado de forma completa y han podido reincorporarse a su trabajo en condiciones de normalidad. Su aplicación  se ha basado en un riguroso estudio, cuyos resultados han sido publicados en Transplantation, la revista oficial de The Transplantation Society, de referencia en la materia y una de las que cuentan con mayor impacto a nivel internacional. El artículo resalta la seguridad, efectividad y validez de esta terapia, demostrado por el resultado de su aplicación en más de 100 pacientes (considerando los pacientes tratados en ITRT y Egarsat). El tratamiento consiste en un procedimiento no invasivo, ya que se realiza en régimen ambulatorio sin requerir ingreso hospitalario ni colación de implantes y/o prótesis. La terapia aporta un gran potencial para evitar discapacidades, permitiendo al paciente recuperar su vida personal y profesional de manera completa, incluso en aquellas actividades que requieren una elevada carga física e intensidad, como por ejemplo en el ámbito deportivo.

 

¿En qué consiste la terapia celular?
La innovadora terapia consiste en la infiltración articular de unas dosis de un medicamento celular personalizado constituido por células madre adultas del propio paciente, obtenido tras un sofisticado proceso de cultivo y expansión celular.

 

La evaluación de la respuesta al tratamiento se realiza mediante una técnica avanzada de resonancia magnética que no precisa contraste y posibilita analizar los cambios morfológicos y estructurales de la región de cartílago estudiada para observar indicios de regeneración. Los objetivos del tratamiento son la consecución de antiinflamación articular y regeneración del cartílago dañado.

 

Hasta el momento, las patologías que pueden tratarse con terapia celular no tenían alternativa de tratamiento. En el caso de la artrosis, la rodilla sufre un proceso degenerativo de desgaste del cartílago por diferentes motivos (pacientes operados de menisco u otras lesiones articulares, traumatismos, etc) llegando a causar dolor intenso y limitaciones importantes de movilidad y marcha, consecuencia de la pérdida de las propiedades biomecánicas del cartílago. Una de las alternativas terapéuticas implica la sustitución de la articulación por una “bisagra metálica” (prótesis). Con el tratamiento con células madre expandidas (para conseguir una dosis efectiva en volumen y calidad del producto) se ha demostrado la presencia de indicios de regeneración del cartílago articular, por lo que probablemente la rodilla no requerirá de un tratamiento tan invasivo como la colocación de una prótesis.

 

La patología degenerativa del cartílago es causa de incapacitaciones en el ámbito laboral y deportivo y genera un elevado coste (artroscopias, prótesis articulares). La forma más común de artrosis con repercusión clínica es la gonartrosis. En los países desarrollados se considera la segunda causa de incapacidad permanente.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación