Nanotecnología, avances que generan nuevos riesgos para los trabajadores

Nanotecnología, avances que generan nuevos riesgos para los trabajadores

 

A lo largo de la historia, las personas han sido capaces de crear o modificar nuevas condiciones ambientales mediante la innovación. Estos cambios suelen generar un impacto positivo pero, en ocasiones, de ellos derivan también riesgos que debemos contemplar, analizar y prevenir.

Así pues, la nanotecnología es, desde hace años, un gran avance en diversos ámbitos que puede mejorar nuestro día a día, pero deben tenerse en cuenta los posibles riesgos para quienes la manipulan o se exponen a ella.

Todavía existe poca evidencia científica sobre los riesgos que podrían generar las nanopartículas. A pesar de ello, cada día hay más investigaciones en torno a este tema y algunos científicos han expresado su preocupación acerca de los efectos a largo plazo y han sugerido (aunque no probado) una posible relación entre la contaminación del aire y diversas enfermedades, particularmente las cardiacas y pulmonares.

 

¿Qué es la nanotecnología?

Pero… ¿qué es la nanotecnología? Es preciso definirla para poder entender sus implicaciones. La nanotecnología es una reciente disciplina en la que científicos e ingenieros de múltiples campos como la química, la física, la biología, la medicina y la ingeniería, manipulan partículas a escala nanométrica (moléculas con un tamaño de una millonésima parte de un milímetro 1x10-9 mts) para obtener productos con nuevas propiedades.

 

Ámbitos de aplicación

El empleo de nanopartículas tiene lugar en diversos ámbitos, tales como:

  • En la medicina, para mejorar el diseño de fármacos
  • En cosméticos, fibras textiles, protectores solares, pinturas y tintes, para mejorar sus propiedades y disminuir la cantidad de disolventes o contaminantes químicos que se necesitan para su elaboración
  • En ingeniería electrónica se emplean en el diseño de dispositivos de almacenamiento de datos de menor tamaño
  • Para resolver problemas de contaminación ambiental mediante la reducción del consumo de energía en procesos industriales
  • También se usarán, en el sector agrícola, en la creación de nuevos herbicidas y fertilizantes

Consecuencias de su empleo

Dado que su aplicación genera cambios físicos, químicos y biológicos en los materiales con los que interactúa, éstos exponen a quienes los manipulan a un nuevo riesgo toxicológico como consecuencia de una de las propiedades de este tipo de partículas.

Cuanto menor es el tamaño de la partícula, mayor número de átomos disponemos en la superficie, aumentando su reactividad y toxicología.

Otro de los factores que influyen en el nivel de riesgo es la forma de la partícula, siendo más peligrosas aquellas que toman forma tubular o de fibra.

Como consecuencia, dado de que las nanopartículas cuentan con propiedades físicas y químicas muy diferentes a las de los mismos materiales a escala convencional, pueden acarrear riesgos para la salud debido a que, por su tamaño y estructura (similar a componentes de nuestras células y algunas proteínas), podrían evadir las defensas naturales del cuerpo humano.

 

Vías de acceso

Teniendo en cuenta que las vías principales de acceso al cuerpo humano son la inhalatoria, la cutánea y la digestiva, es importante gestionar este riesgo mediante equipos de protección individual, acondicionamiento del puesto de trabajo y mediante una exhaustiva revisión médica a los trabajadores expuestos, siendo preciso que estas medidas sean prioritarias en la planificación preventiva. 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación