Semana de la Seguridad Vial

week_flyer_es 1

Desde el lunes hasta el domingo día 12 de mayo, se está celebrando la II Semana de la Seguridad Vial de las Naciones Unidas, que se conmemora en más de 70 países y que tiene como objetivo llamar la atención sobre las necesidades de los peatones, generar acciones sobre las medidas para protegerlos y contribuir a lograr el objetivo de la Década de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 de salvar 5 millones de vidas.

 

 

Desde Egarsat creemos que la conciencición por parte de las empresas sobre los riesgos laborales viales puede contribuir positivamente en la reducción de  las cifras de siniestralidad vial. Entendemos que es esencial fomentar la formación y la sensibilización ante los riesgos viales a los que se exponen los trabajadores, sobre todo es recomendable que se formen en conducción defensiva o segura.

 

La conducción defensiva o segura debe basarse en los principios de tolerancia, responsabilidad, sensatez y anticipación y como premisas debe cumplir

 

 

  • Utilizar los accesorios y equipos de protección de los vehículos (retrovisores, cinturón de seguridad, etc.).
  • Respetar las normas de tráfico y la señalización, extremar las precauciones en todas las intersecciones, respetar la distancia de seguridad entre vehículos.
  • Mantener la concentración y atención en la conducción.
  • Extremar las precauciones cuando las condiciones climatológicas sean adversas (lluvia, nieve, niebla, etc.).
  • Avisar y señalizar con antelación las maniobras que se vayan a realizar.
  • En conducción lo importante es llegar al destino. La planificación de las tareas facilita su realización. Las prisas son malas consejeras en la conducción.

 

 

 

Las campañas de sensibilización deben basarse en los siguientes principios:

  • Los accidentes de tráfico, además del impacto psíquico y social que produce sobre las víctimas, familiares y amigos, tienen un elevado coste económico para la sociedad (gastos hospitalarios, mantenimiento de la red viaria, etc.).
  • La conducción de vehículos requiere de unos niveles de concentración y atención muy altos. El alcohol, cansancio, sueño, etc., influyen en la percepción del riesgo, en la disminución de la capacidad de atención haciendo que el tiempo de reacción aumente. El consumo de alcohol está relacionado con el 30 % de los accidentes de tráfico mortales.
  • El uso de los dispositivos de seguridad de los vehículos es fundamental para reducir las consecuencias de los accidentes de tráfico. El uso correcto del casco reduce las consecuencias de los traumatismos craneales entre un 20 y un 45%, y en el caso del cinturón de seguridad, la reducción en las consecuencias de los accidentes dependen de la zona del cuerpo, pero están entre el 10 y el 55%.
  • La conducción defensiva o segura repercute positivamente en la reducción de la siniestralidad vial y de sus consecuencias, al basarse en la anticipación del conductor a las diferentes situaciones que pueden presentarse durante la circulación, en base a su experiencia y al conocimiento de los factores de riesgo de la circulación.
  • Los usuarios de las vías que se vean implicados en un accidente o lo presencien, están obligados a atender a las víctimas, colaborar para evitar males mayores y restablecer la seguridad de la circulación en la medida de lo posible, según especifica el artículo 51.1 de la Ley de Seguridad Vial. Esta actuación en caso de accidente debe seguir las pautas PAS (proteger, avisar y socorrer).

 

Más información:

 

week_flyer_es 1 215,39 kB

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación