Defunción

El sistema de la Seguridad Social protege el riesgo de defunción del trabajador con el objetivo de compensar los gastos del sepelio y proteger la situación de necesidad derivada del fallecimiento del causante.

 

Se presume la defunción del trabajador cuando desaparece en accidente, laboral o no, en circunstancias que hagan presumible su muerte, y si no se tienen noticias suyas durante los 90 días siguientes.

 

En caso de fallecimiento se otorga alguna o algunas de las siguientes prestaciones:

 

Auxilio por defunción

 

Se concede un auxilio a quien asume los gastos del sepelio derivados del fallecimiento del causante. Los gastos se satisfacen por el siguiente orden: cónyuge, el sobreviviente de una pareja de hecho, hijos o parientes que convivían con el fallecido.

 

La cuantía de la prestación para el año 2011 asciende a 42,08€.

 

Para solicitarlo es necesario cumplimentar el Formulario de Auxilio por Defunción.

 

 

Indemnización especial

 

En caso de muerte producida por accidente laboral o enfermedad profesional, además de las prestaciones establecidas, el cónyuge superviviente, o el sobreviviente de una pareja de hecho tiene derecho a una indemnización especial a tanto alzado d 6 mensualidades de la base reguladora.

 

Cada uno de los huérfanos tiene derecho a una mensualidad. En caso que no exista viudo/a, el huérfano también tiene derecho a la parte que le corresponda de las seis mensualidades mencionadas.

 

También existe una indemnización a favor del padre o de la madre que vivieron bajo la responsabilidad del causante, cuando no existan otros familiares con derecho a pensión, siempre que no tengan derecho a recibir una pensión a favor de familiares.

 

La cuantía es de 9 mensualidades si sólo vive un beneficiario y de 12 mensualidades si viven los dos ascendentes.

 

Pensión de viudedad

 

Tiene derecho a esta pensión, con carácter vitalicio, el cónyuge del causante, o el sobreviviente de una pareja de hecho (con requisitos de dependencia económica). En los casos de separación o de divorcio, el derecho a la pensión de viudedad corresponderá a quien sea o haya sido cónyuge legítimo. En este último caso, siempre que no hubiese contraído nuevas nupcias o constituido una pareja de hecho, quedando condicionado a que sean acreedores de la pensión compensatoria (Art. 97 Código Civil).

 

Corresponderá en cuantía proporcional al tiempo vivido con el fallecido, garantizándose en todo caso el 40% a favor del cónyuge superviviente, o conviviera con el causante en el momento del fallecimiento y reuniera los requisitos de la pareja de hecho.

 

La cuantía de la pensión vitalicia de viudedad es de un 52% de la base reguladora correspondiente al causante. No obstante, la pensión será del 70% de la base reguladora si el pensionista tiene cargas familiares, si la pensión constituye la principal o única fuente de ingresos y si los rendimientos anuales no superan unos mínimos establecidos cada año. Esta pensión es compatible con cualquier renta del trabajo o con la pensión de vejez o incapacidad permanente del beneficiario.

 

Para solicitar la prestación por viudedad es necesario cumplimentar los datos del Formulario Prestaciones de Supervivencia.

 

 

 

 

Pensión de orfandad

 

Son beneficiarios de esta prestación los hijos del causante con independencia de la naturaleza legal, matrimonial o adopción, y los hijos del cónyuge superviviente (con requisitos) que sean menores de 18 años o incapacitados (como norma general). También pueden tener derecho a esta pensión los menores de 22 años que no realicen ningún trabajo lucrativo o, en caso de que lo realicen, si sus ingresos no son superiores al 75% S.M.I. Asimismo, pueden recibir esta pensión los hijos menores de 24 años si no sobrevive ninguno de los padres y no trabajan o, si trabajan, si sus ingresos no son superiores al 75% S.M.I.

 

La cuantía de la prestación es del 20% de la base reguladora del trabajador fallecido para cada huérfano. Puede incrementarse con el 52% de viudedad si, tras la defunción del causante, no existe cónyuge superviviente. La suma de las pensiones de viudedad u orfandad o puede exceder de la cantidad de la base reguladora sobre la cual se ha calculado.

 

Para solicitar la prestación por orfandad es necesario cumplimentar los datos del Formulario Prestaciones de Supervivencia.

 

 

 

Prestación a favor de familiares

 

Pueden ser beneficiarios de esta prestación los consanguíneos del causante que reúnan determinadas condiciones en función del parentesco y que, a grandes rasgos, obedezcan a características de convivencia, dependencia económica e imposibilidad de otra pensión pública.

 

La cuantía de la pensión es del 20% de la base reguladora. Esta pensión es incompatible con otras pensiones del Estado, Provincia, Municipio o Seguridad Social.

 

 

Subsidio temporal a favor de familiares

 

Tienen derecho a estos subsidios los hijos y hermanos del causante que, siendo mayores de 22 años, reúnan los requisitos de convivencia, es decir, que vivan por cuenta del causante, y que no tengan derecho a otra pensión ni ningún medio para sobrevivir.

 

La cuantía de la pensión es del 20% de la base reguladora del causante y tiene una duración máxima de 12 mensualidades, más dos pagas extra.