Unidad de artroscopia y cirugía mínimamente invasiva

La artroscopia es un procedimiento quirúrgico poco agresivo que permite, mediante la introducción en las articulaciones de cánulas, cámara óptica e instrumental, y a través de mínimas incisiones, diagnosticar y reparar las lesiones existentes.

 

Mediante esta técnica quirúrgica poco invasiva se realizan reparaciones de ligamentos, tendones y otras estructuras músculo-esqueléticas. La unidad está acreditada como Centro de Referencia Nacional para la práctica de la técnica quirúrgica artroscópica de la articulación del hombro y de la rodilla.

 

Ventajas de la Unidad:

•Técnica mínimamente invasiva que proporciona mayor comodidad al paciente

•Pequeñas vías de abordaje, rápida recuperación y menos complicaciones