Resumen de Prensa Semanal

Semana 1

01/01/2013 al 06/01/2013

Ver otras semanas

El salario mínimo subirá a 645,30 euros mensuales, tras aumentar un 0,6% en 2013

cincodias.com, 01/01/2013

El salario mínimo interprofesional (SMI) aumentará un 0,6% en 2013, hasta los 21,51 euros diarios o 645,30 euros mensuales, tras permanecer congelado en 641,40 euros mensuales durante 2012.

 

Después de subir un 1,3% en 2011, el SMI quedó fijado en 21,38 euros al día o 641,40 euros al mes y en cómputo anual en ningún caso por debajo de los 8.979,60 euros. En 2012 se mantuvieron estas cantidades.

 

A mediados de este mes, CC.OO. y UGT enviaron una carta a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, para que el salario mínimo recuperara los 4,6 puntos de poder adquisitivo perdido desde 2010 y se evitara una nueva pérdida en 2013.

 

Las centrales reclamaban a la ministra la inclusión de un mecanismo de actualización automática del SMI, referenciado a la inflación de diciembre. El objetivo: recuperar el poder adquisitivo perdido hasta 2012 y que no mermase aún más desde 2013.

 

El SMI subió un 1,5% y un 1,3% en 2010 y 2011, respectivamente, frente a los crecimientos del IPC del 1,8% y del 3,2% en estos años. El resultado ha sido un retroceso real del poder de compra del 0,3% en 2010 y del 1,9% en 2011. A ello hay que sumar la pérdida de poder adquisitivo de 2012 derivada de la congelación del SMI a principios de año.

 

En su carta, firmada por los secretarios de Acción Sindical de CC.OO. y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, los sindicatos advertían de que la crisis económica "no puede servir como excusa para desistir en el objetivo de alcanzar un salario mínimo del 60% del salario medio".

 

El SMI español es uno de los más bajos de los países de la UE-15 que lo tienen establecido en su ordenamiento jurídico con cobertura general, tanto en términos absolutos como en paridad de poder de compra.

 

El Gobierno también ha decidido, sin embargo, congelar para este año el Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (Iprem), índice que se utiliza como referencia para la concesión de becas, ayudas, subvenciones o el subsidio por desempleo, entre otros.

 

Así, el Iprem queda fijado para este año en 532,51 euros mensuales (6.390,13 euros al año en doce pagas o 7.455,14 euros al año en catorce pagas). Con la congelación para este 2013, el Iprem lleva ya tres años sin moverse.

 

 

El calendario laboral de 2013 fija ocho fiestas nacionales, la mitad entre semana

eleconomista.es, 01/01/2013

El calendario laboral para 2013 recoge un total de ocho fiestas nacionales para todas las comunidades autónomas, incluida Cantabria, la mitad de ellas entre semana y la otra mitad cae en viernes o sábado.

 

En concreto, este año habrá ocho días festivos nacionales "no sustituibles", celebrándose la mitad entre semana: el propio 1 de enero (martes), 1 de mayo (miércoles), 15 de agosto (jueves) y 25 de diciembre (miércoles) y el resto en viernes o sábado: 29 de marzo (viernes), 12 de octubre (sábado), 1 de noviembre (viernes) y 6 de diciembre (viernes).

 

Las ocho fiestas nacionales no sustituibles son el 1 de enero (Año Nuevo), el 29 de marzo (Viernes Santo), el 1 de mayo (Fiesta del Trabajo), el 15 de agosto (Asunción de la Virgen), el 12 de octubre (Fiesta Nacional de España), el 1 de noviembre (Día de Todos los Santos), el 6 de diciembre (Día de la Constitución española y el 25 de diciembre (Natividad del Señor).

 

En 2013 no se añade como festivo nacional el 8 de diciembre (Inmaculada Concepción) por caer en domingo. Así, el 9 de diciembre será festivo en Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León Extremadura, Murcia, La Rioja y Ceuta.

 

En virtud de la facultad de los gobiernos regionales de cambiar determinadas fiestas, el 28 de marzo (Jueves Santo) será festivo en todas las comunidades autónomas, salvo en Cataluña y Comunidad Valenciana, mientras que el 19 de marzo (San José) sólo será festivo en Comunidad Valenciana, Murcia y Melilla.

 

Por su parte, el 25 de julio (Santiago Apóstol) será festivo en Cantabria, Navarra y País Vasco. Además, el día 7 de enero (lunes siguiente a la Epifanía) habrá fiesta en las comunidades salvo en Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, País Vasco y La Rioja.

 

Arranca la reforma de las pensiones que eleva la jubilación hasta los 67 años

europapress.es, 01/01/2013

Habrá que cotizar 37 años en lugar de 35 para cobrar lo máximo

Se suspenden durante tres meses la jubilación parcial y anticipada

 

La reforma del sistema de pensiones, que eleva la edad de jubilación desde los 65 a los 67 años en un horizonte de 15 años, hasta 2027, entra en vigor este martes, 1 de enero. Este incremento se realizará a razón de un mes por año durante los seis primeros ejercicios y de dos meses por año durante los nueve últimos.

 

Esta ley fue aprobada en verano de 2011, entrando en vigor algunas de sus disposiciones ese mismo mes y otras en enero de 2012, si bien la puesta en marcha del grueso de la reforma, como la subida de la edad de jubilación, se estableció para este 1 de enero de 2013.

 

En coherencia con el incremento en la edad de jubilación incluido en la norma, aquellos que salgan del mercado laboral a los 67 años tendrán que haber cotizado 37 años para poder cobrar la pensión máxima, frente a los 35 años que se exigían anteriormente. Este tránsito se realizará progresivamente, en paralelo a la subida de la edad legal de jubilación.

 

Periodo de cálculo

La reforma amplía de 15 a 25 años el periodo de cálculo de las pensiones, lo que podría tener un efecto de subida o bajada del 1% sobre las pensiones en el caso del Régimen General y algo mayor en el caso de los autónomos. Este periodo se extenderá de año en año hasta 2022, es decir, que se llegará a los 25 años de cálculo en un horizonte de diez años.

La reforma mantiene en 15 años el periodo mínimo para tener derecho al 50% de la pensión, pero harán falta no 20, sino 22 años más, para poder acceder al 100% de la prestación.

 

Sin embargo, habrá excepciones. Así, aquellos con 65 años que tengan carreras de cotización de 38,5 años o las cumplan antes de los 67 años podrán jubilarse con toda la pensión. En este caso, el paso de los 35 años a los 38,5 años para acceder a la pensión máxima se realizará a razón de seis meses cada dos años, es decir, en siete escalones.

 

Así, a partir del cuarto año de vigencia de la reforma, una persona con 65 años podrá jubilarse con toda su pensión si cuenta con 35 años cotizados.

 

Jubilación anticipada y parcial

Por otro lado, el Gobierno ha decretado la suspensión durante tres meses de los artículos de la reforma que se referían a la jubilación anticipada y parcial. La decisión responde a su voluntad de cumplir los compromisos adquiridos con Bruselas para ampliar cuanto antes la edad efectiva de jubilación y atajar el fraude en estas dos modalidades de jubilación.

 

Con ese ánimo, el Gobierno ha planteado una revisión de la regulación que disponía al respecto la reforma de las pensiones antes de que entre en vigor, modificación que sustanció en un informe que se ha sido trasladado al Pacto de Toledo.

 

Así, el Ejecutivo espera que en esos tres meses en los que quedan en suspensos los artículos de la reforma relativos a jubilación parcial y anticipada se fragüe un acuerdo entre los grupos parlamentarios, pero ha dejado abierta la puerta a aprobar un decreto antes para implantar los cambios necesarios.

 

El informe gira en torno al retraso de la edad legal para jubilarse bajo estas fórmulas, de los 61 a los 63 años en el caso de la jubilación parcial y anticipada forzosa y de 63 a 65 años en el caso de las jubilaciones anticipadas de carácter voluntario.

 

Debates abiertos

De esta forma, el Gobierno pretende adecuar ambas formas de acceso a la jubilación al progresivo incremento de la edad legal de las jubilaciones.

 

El informe presentado abría también un debate sobre el establecimiento de coeficientes de reducción de la pensión en el caso de la parcial, así como sobre los periodos de cotización previos requeridos para acogerse a estas modalidades.

 

En cuanto a la jubilación parcial, el Ejecutivo propone modificar la jornada laboral obligatoria para que llegue hasta el 50% (en lugar del 27%), prolongar la vigencia del contrato de relevo o establecer un periodo mínimo de cotización exigido de 33 años.

 

Por otro lado, Empleo también ha planteado la posibilidad de que un trabajador pueda simultanear durante un tiempo el cobro de entre el 40% y el 60% de la pensión y un empleo por cuenta propia o ajena.

En el sector de la construcción y sus industrias afines durante 2012 y otros 138 sufrieron siniestros graves

abc.es, 02/01/2012

Un total de 70 trabajadores fallecieron en accidente laboral en el sector de la construcción y sus industrias afines durante 2012 y otros 138 sufrieron siniestros graves o muy graves, según datos difundidos este miércoles por Fecoma-CC.OO.

 

La mayor parte de los accidentes laborales registrados el año pasado se produjo en el sector de la construcción propiamente dicho, con 116 siniestros, seguido del sector de la madera (doce accidentes), el sector cerámico y tejas y ladrillos (tres), el sector de áridos (tres) y el de conservación y mantenimiento de carreteras (dos).

 

Las comunidades donde más siniestros mortales se han producido han sido Andalucía, que ha acumulado el 20% de los accidentes con resultado de muerte; Galicia y Extremadura (22% entre las dos), y Madrid (10%).

 

En estas cuatro comunidades se registraron así más de la mitad de los accidentes mortales del sector producidos en 2012. También destaca el caso de Cataluña, con el 8% de los siniestros mortales, seguido de Comunidad Valenciana, las dos Castillas y Aragón, que han concentrado el 6% de los accidentes mortales. Las caídas en altura fueron la principal causa de los siniestros con resultado de muerte y de los de gravedad, seguidas de las caídas de objetos por desplome o manipulación, los incendios y/o explosiones, y quedarse atrapado por el equipo o el vuelco de maquinaria. El 4% de las causas de la siniestralidad del sector han sido los atropellos, los infartos y los contactos con electricidad.

 

Los accidentes se ceban con los más veteranos

Según el informe elaborado por Fecoma-CC.OO., tres de cada diez accidentes en el sector de la construcción los han sufrido trabajadores de entre 40 y 50 años, registrándose también la misma proporción en la franja de 50 a 60 años. Poco más de uno de cada cinco los han padecido trabajadores de 30 a 40 años, mientras que el 17% restante corresponden a menores de 30 años y mayores de 60.

 

«Este año 2012 lo cerramos con una lamentable situación social, fruto de la penosa gestión del partido en el Gobierno y unas alarmantes cifras de siniestralidad en el trabajo», ha denunciado el secretario de Salud Laboral de Fecoma-CC.OO., Santiago Cubero. Para el sindicato, el panorama del sector es «desolador», pues presenta las tasas de paro más elevadas de los últimos diez años y cuenta con poco más de 700.000 trabajadores en activo. Y, en este contexto, 70 trabajadores de la construcción perdieron la vida en un accidente laboral durante 2012.

 

«No nos valen las simples excusas sobre disminuciones estadísticas respecto al año anterior, es fácil esconder la incompetencia en la gestión tras unas cifras falsamente favorables. Nosotros no vemos números, vemos personas», alega el sindicato, que pide que no se recorte en prevención de riesgos laborales y que advierte de que «no bajará la guardia» y redoblará la vigilancia en los centros de trabajo.

 

El Gobierno prevé prorrogar la ayuda de 400 euros para desempleados

elpais.com, 03/01/2013

El Gobierno está decidido a mantener la ayuda de 400 euros para los parados de larga duración, aunque esperará a los resultados de su aplicación para llevar a cabo la prórroga el próximo febrero, según fuentes del Ministerio de Empleo.

 

La respuesta del Gobierno es consecuencia de la ofensiva que el PSOE inició ayer con comunicados y mensajes grabados en los medios de comunicación y en las redes sociales para exigir al Ejecutivo que no elimine esta prestación. A esta ayuda de 400 euros durante un máximo de seis meses tienen acceso parados de larga duración que ya han agotado las prestaciones de desempleo, no tienen otros ingresos y, además, están en situaciones familiares de desprotección. El pasado agosto, el Gobierno aprobó la prórroga del plan por seis meses y en febrero tendrá que decidir de nuevo si lo mantiene.

 

Aquella decisión ya fue objeto de controversia porque el presidente Mariano Rajoy agotó al máximo el plazo para tomar una decisión y, finalmente, lo hizo endureciendo las condiciones de acceso y elevando a 420 euros la ayuda en casos muy extremos. La decisión fue precedida también de una campaña del PSOE en la que se exigía al Gobierno la prórroga para no dejar sin ingresos a los parados más desfavorecidos. El decreto fue convalidado en el Congreso solo con los votos del PP, precisamente, por la limitación de los supuestos que pueden acceder a la ayuda.

 

Fuentes de Empleo aseguran que en febrero, cuando acabe el plazo de aplicación del decreto aprobado entonces, se hará una evaluación que aún no existe sobre las personas que lo han solicitado y las que han podido quedar excluidas según las nuevas condiciones. Por ejemplo, ese decreto incluía medidas para incentivar la búsqueda de empleo o para participar en cursos para desempleados y ahora el Gobierno pretende evaluar si esas medidas han funcionado y han provocado que los parados de larga duración vuelvan al mercado laboral.

 

El pasado agosto, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, aseguró que el anterior plan, aprobado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no había sido eficaz porque no había servido para facilitar el acceso de los parados de larga duración al mercado laboral.

 

Un mes antes, el propio presidente Rajoy aprobó ya una reducción de las prestaciones de desempleo al bajar la base reguladora para su cálculo. Rajoy aseguró en el Congreso que esa medida tenía por objeto “animar la búsqueda activa de trabajo”. Esa reducción, según el Gobierno, explica que la partida para desempleo en los Presupuestos para 2013 haya bajado en un 6,3% respecto al año anterior. Esas cuentas incluyen una previsión de 165,5 millones de euros para el Plan Prepara, sin contemplar expresamente la prórroga que, según el Gobierno, podría llevarse a cabo con ampliaciones de crédito como se hizo en agosto.

 

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, difundió ayer una declaración en la que pide la prórroga de la ayuda por “justicia y por dignidad”, ya que es, según dice, “el único ingreso con el que cuentan miles de familias”. Ese mensaje del líder de la oposición está incluido en un vídeo elaborado y difundido por el PSOE, sin comparecencia ante los medios.

 

Los socialistas crearon en Twitter el hashtag (etiqueta) #salvar400e para difundir su campaña, a la que se sumaron casi todos los dirigentes del PSOE.

 

 

El paro baja en diciembre un 1,2%, el mayor descenso en ese mes en la historia

europapress.es, 03/01/2012

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar diciembre de 2012 en 4,8 millones de personas, tras subir en 426.364 desempleados en el conjunto del año pasado. No obstante, el paro descendió un 1,2% en diciembre, siendo éste el descenso más acusado de este mes en la serie histórica registrada.

 

Según informó este jueves el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el paro en 2012 registró así un con un aumento porcentual del 9,6% respecto al año 2011. En concreto, el volumen total de parados alcanzó a cierre del pasado año la cifra de 4.848.723 desempleados, su nivel anual más alto en toda la serie histórica comparable, que arranca en 1996.

 

La subida del desempleo en 2012 ha sido superior a las de 2011 y 2010, cuando el paro aumentó en 322.286 y 176.470 personas, pero inferior a las de 2008 y 2009, años en los que las oficinas públicas de empleo sumaron 999.416 y 794.640 parados más.

 

La de 2012 ha sido, así, la tercera mayor subida anual del desempleo de toda la serie comparable, y la tercera más elevada desde que comenzó la crisis.

 

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha destacado que en la segunda mitad de 2012 el paro se comportó mejor que en 2011, pues en el último semestre de 2011 el desempleo aumentó en 300.000 personas, mientras que en el mismo periodo de 2012 lo hizo en 233.000 personas.

 

El paro subió en 2012 en ambos sexos, aunque más entre las mujeres, con 228.195 nuevas paradas, frente a un incremento del desempleo de 198.169 hombres, situándose el total de mujeres en paro en 2.440.816 y el de varones, en 2.407.907.

 

Por sectores, el paro subió en servicios, agricultura e industria. En concreto, los servicios registraron 380.963 desempleados más, la agricultura sumó 41.915 nuevos desempleados, y la industria registró 33.585 parados más. Por contra, el desempleo bajó el año pasado en la construcción, con 20.096 desempleados menos, y en el colectivo sin empleo anterior, con 10.003 parados menos entre sus filas.

 

Entre los extranjeros, el paro bajó un 2,2%, con 13.853 desempleados menos. Por edades, la subida se concentró en los mayores de 25 años, con 430.290 nuevos parados (+10,8%), mientras que  entre los menores de 25 años el desempleo bajó en 3.926 personas en el conjunto del año, un 0,8% menos.

 

En 2012, el paro aumentó en todas las comunidades autónomas, salvo en Baleares, donde se redujo en 2.252 personas. Los aumentos anuales los encabezan Andalucía, con 114.677 desempleados más, Madrid (+55.775), y Castilla-La Mancha (+36.498). Los menores incrementos los registraron La Rioja y Navarra, con 2.196 y 4.998 parados más en 2012.

 

En cuanto a la contratación, en 2012 se registraron en el Inem un total de 14.240.991 contratos, un 1,3% menos que en 2011, incluyéndose en esta cifra los contratos del servicio del hogar familiar realizados de enero a septiembre de 2012. De ellos, sólo el 10%, fueron de carácter indefinido, con un aumento del 29% respecto a 2011.

 

El paro disminuye en diciembre

A esa cifra de más de 4,84 millones de desempleados con la que se cerró el año se ha llegado después de que el paro bajara en diciembre de 2012 en 59.094 personas, el 1,2% respecto al mes anterior. Las mujeres concentraron el 86% de la bajada del desempleo, con 50.773 paradas menos.

 

El descenso del paro en diciembre, el más acusado en este mes dentro de la serie histórica, rompe con cuatro meses de alzas consecutivas y contrasta con el repunte de diciembre de 2011, cuando subió en 1.897 personas.

 

En cuanto al sexo, en términos intermensuales (diciembre sobre noviembre) el paro femenino bajó en 50.773 mujeres (-2,04%), mientras que el de varones se redujo en 8.321 desempleados (-0,3%).

 

De forma sectorial, el paro bajó en diciembre en los servicios (-49.439 desempleados), en el colectivo sin empleo anterior (-13.683), y en la agricultura (-3.092). Por el contrario, el desempleo subió en la construcción, sector en el que el paro se incrementó en 4.325 personas (+0,6%), y en la industria, que sumó 2.794 desempleados (+0,5%).

 

El paro bajó en los mayores y menores de 25 años casi por igual, ya que los mayores de 25 años perdieron 29.738 parados (-6,1%), mientras que entre los menores de 25 años se registraron 29.356 parados menos (-0,6%).

 

La Seguridad Social pierde 787.240 afiliados en 2012

La Seguridad Social cerró 2012 con un descenso medio de 787.240 afiliados (-4,6%), tras registrar en diciembre 88.367 cotizantes menos (-0,5%), con lo que el total de ocupados se situó al finalizar el ejercicio en 16.442.681 afiliados.

 

La pérdida de cotizantes en 2012 es superior a las caídas de 2011, 2010 y 2009, cuando el sistema experimentó descensos de 355.060, 218,857 y 727.473 afiliados, respectivamente. Así, se registró en 2012 el segundo peor año, en términos de afiliación, desde que empezó la crisis.

 

 No obstante, el Ministerio de Empleo precisa que, descontando el impacto de la salida del sistema de los cuidadores no profesionales de la Ley de Dependencia, el descenso de la afiliación en 2012 habría sido de 638.568 personas (-3,7%).

 

"Este dato guarda coherencia con los años inmediatamente anteriores, los meses de diciembre de 2010 y 2011 reflejan un descenso mensual de la afiliación de 27.728 y 18.609, respectivamente. Ésta es la variación adecuada para medir el comportamiento del mercado laboral en términos homogéneos", ha destacado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos.

 

El Régimen General fue el que registró la mayor caída anual, al perder 809.380 ocupados, un 6,2% respecto a 2011. El Régimen de Autónomos registró 47.017 afiliados menos en 2012 (-1,53%). También perdieron afiliados los regímenes especiales del Mar y del Carbón (783 y 933 ocupados menos).

 

Al finalizar diciembre, el Régimen General contaba con 13.352.736 cotizantes de media, 80.726 menos que en noviembre, mientras que al RETA estaban afiliados 3.024.652 trabajadores, 4.142 menos en comparación con noviembre.

 

Dentro del Régimen General, la evolución de la afiliación durante 2012 fue a la baja, aunque hubo ascensos, destacando el de las actividades inmobiliarias. Entre los descensos, el mayor fue el de las actividades sanitarias y servicios sociales, que perdió 173.605 afiliados en 2012, seguido de la construcción (-19,6%); la industria manufacturera (-6,4%); el comercio (-3,6%), y la administración pública (-6%).

 

El gasto en prestaciones por desempleo sube un 5% en noviembre

Los gastos totales de los servicios públicos de empleo en prestaciones de desempleo ascendieron a 2.693 millones de euros el pasado mes de noviembre, lo que representa un aumento del 4,9% respecto a igual mes de 2011.

 

El gasto medio mensual por beneficiario, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social y excluyendo el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, se situó en 919,4 euros, lo que supone un incremento de 6,7 euros sobre el mismo mes de 2011.

 

La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario alcanzó en noviembre los 862,2 euros, con un repunte de 1,5 euros sobre el mismo mes de 2011. El número de solicitudes de prestaciones ascendió en noviembre a 1.068.941, lo que representa un crecimiento del 12,7%.

 

De acuerdo con los datos del Ministerio, en el undécimo mes de 2012 se tramitaron en total 1.029.771 altas, un 14,5% más que en noviembre de 2011. El plazo medio de reconocimiento de la prestación fue de dos días.

 

Los beneficiarios de prestaciones por desempleo registrados a finales de noviembre ascendieron a 3.001.078, un 3,8% más que en el mismo mes de 2011. La cobertura total del sistema de protección por desempleo se situó en el 64,30%, frente al 69,20% de un año atrás.

 

La sostenibilidad de las pensiones cae al nivel de 2001

cincodias.com, 04/01/2013

El deterioro más intenso del mercado laboral ha dañado también las cuentas públicas. La Seguridad Social ha mermado notablemente sus ingresos por la caída de cotizantes y aumentado el gasto en pensiones. Esto ha recortado el ratio de sostenibilidad financiera del sistema al nivel de 2001. Además, se ha disparado el gasto en prestaciones por desempleo por encima de los 33.000 millones.

 

El nuevo annus horríbilis que ha atravesado el mercado laboral español en 2012 se ha traducido también en un grave deterioro de las cuentas públicas, por dos vertientes. Por un lado la constante sangría de cotizantes a la Seguridad Social ha propiciado un derrumbe de la ratio de sostenibilidad financiera del sistema público de pensiones.

 

Este ratio, que manejan los expertos para conocer la capacidad del sistema para pagar todas las pensiones a las que tiene que hacer frente, está formado por el número de cotizantes que existen por cada pensionista. Ahora el Ministerio de Empleo contabiliza dentro de los cotizantes a los parados que reciben prestación, porque el Estado cotiza por ellos.

 

Según esto, en la actualidad ese ratio es de 2,34 cotizantes por cada pensionista, tras descender hasta el mismo nivel que tenía en 2001, desde el máximo de 2,71 alcanzado en 2007, cuando el sistema era más que saludable financieramente.

 

Sin embargo, algunos expertos consideran que el hecho de que la cotización de los desempleados salga del propio Estado, así como que su aportación tenga fecha de caducidad (el periodo máximo de cobro de prestación contributiva es dos años) debería excluirles para la elaboración de este ratio de sostenibilidad.

 

Así, si solo se contabilizan los afiliados ocupados, los datos de diciembre hacen saltar todas las alarmas, ya que el ratio se situaría en 1,9 cotizantes por cada pensionista, por debajo del 2,1 que es considerado como el límite para que un sistema pueda hacer frente a sus pagos.

 

De hecho, en 2012 los ingresos de la Seguridad Social han caído mes tras mes por encima del 4%, al tiempo que el pago en prestaciones aumentaba en proporciones parecidas (además de incrementarse el número de pensiones, las que llegan al sistema son casi un 40% más altas que las que se dan de baja). Esto ha provocado que el Gobierno haya tenido que echar mano del fondo de las mutuas de accidente de trabajo y luego, por primera vez desde su creación, del fondo de reserva de las pensiones para pagar las pagas extras de verano y navidad.

 

Ver otras semanas