El Gobierno endurece el subsidio de paro de los mayores de 55 años

El Gobierno está decidido a aumentar la actividad laboral entre los mayores de 50 años. Y para ello está dispuesto incluso a endurecer las condiciones que dan hasta ahora derecho a cobrar el subsidio por desempleo a los mayores de 55 años. En el decreto-ley que prepara Empleo para que el Gobierno de Mariano Rajoy lo apruebe hoy se incluye una disposición que impedirá acceder al subsidio a parte de los desempleados que superen esa edad.

 

En la actualidad, tienen derecho al subsidio por desempleo los trabajadores mayores de 55 años, aun cuando no tengan responsabilidades familiares, que hayan agotado la prestación por desempleo, hayan cotizado por desempleo al menos durante seis años a lo largo de su vida laboral y acrediten que, en el momento de la solicitud, reúnen todos los requisitos, salvo la edad, para acceder a cualquier tipo de pensión contributiva de jubilación en el sistema de la Seguridad Social.

 

Dejarán de tener subsidio los  que vivan con un cónyuge o hijo menor de 26 que cobre más de 967 euros

Sin embargo, el Gobierno prevé introducir a través de una disposición del decreto-ley sobre reforma de la jubilación anticipada y parcial, un nuevo requisito según el cual, aunque el parado mayor de 55 años carezca de rentas no podrá cobrar el subsidio si tiene cónyuges o hijos mayores de 26 años, "cuando la suma de las rentas de todos los integrantes de la unidad familiar así constituida, incluido el solicitante, dividida por el número de miembros que la componen, no supere el 75 por ciento del salario mínimo interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias", según la redacción del decreto-ley, que está pendiente de su aprobación por el Consejo de Ministros y, por tanto, sujeto a posibles cambios hasta ese momento.

 

Así, por ejemplo, dejarán de tener derecho a subsidio los parados mayores de 55 años que vivan con un cónyuge o hijo mayor de 26 que cobre más de 967 euros mensuales o con dos familiares que cada uno cobre más de 725 euros al mes. En todo caso, la medida no tiene efecto retroactivo, de modo que solo se aplicará "a aquellas solicitudes cuyo nacimiento del derecho al subsidio se inicie a partir de la fecha de la entrada en vigor" del nuevo decreto-ley. A quienes ya estén cobrando el subsidio se les respetará la norma actual sobre el requisito de carencia de rentas (que no se extiende a los familiares) "durante toda la duración del subsidio".


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación