Las empleadas del hogar se equiparan el resto de trabajadores

El empleo doméstico -en su inmensa mayoría desempeñado por mujeres- disfruta desde ayer casi las mismas condiciones laborales y de cotización que el resto de los sectores. Cualquier trabajo doméstico implica desde este año la existencia de un contrato escrito (hasta ahora podía ser verbal) y la retribución deberá equipararse, al menos, al salario mínimo (641,41 euros al mes). Además, las familias deberán cotizar por sus empleadas de hogar desde la primera hora trabajada, frente al modelo anterior, que solo obligaba a partir de 20 semanales.

 

El nuevo marco laboral establece que la retribución en especie no superará el 30% del total y, una vez detraída, el salario no podrá quedar por debajo del mínimo. Con la regulación en vigor hasta diciembre, a las empleadas se les podía restar hasta un 45% de su sueldo en concepto de manutención.

 

Además, las trabajadoras recibirán dos pagas extraordinarias al año (hasta ahora eran medias pagas) y se mejorará el descanso entre jornadas. El nuevo marco laboral y de Seguridad Social fue aprobado por el anterior Gobierno socialista para que entrase en vigor en 2012 tras 25 años en que este colectivo se regía por unas condiciones arcaicas.

 

Sin derecho a paro

 

En el ámbito laboral, se mantiene como causa de despido la mera  voluntad del empleador, pero deberá comunicarlo de forma expresa. En los nuevos contratos, se amplía de siete a 12 días de salario por año de servicio la indemnización. Queda pendiente, eso sí, el proyecto más ambicioso: el acceso a la protección por desempleo.

 

En Seguridad Social, las empleadas de hogar se integran en el régimen general y cotizarán desde la primera hora. Para ello, se establecen 15 tramos de cotización con unas bases que van desde los 90,2 euros mensuales hasta los 748,2. Para relaciones laborales ya existentes, empleadores y empleados tendrán hasta el 1 de julio para regularizar su situación. También se establece un periodo transitorio, hasta 2019, para equiparar las cotizaciones de estos empleados a las del régimen general.

 

UGT consideró ayer un "logro histórico" el nuevo marco, que afectará a unas 700.000 personas del servicio doméstico en España. En un comunicado, el sindicato aseguró que pedirá una reunión al nuevo Gobierno para tratar de la reforma de este sector.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación