Declaran improcedente un despido basado en la situación de crisis económica

Una empresa de instalaciones eléctricas entregó una carta de despido a su empleado en la que aseguraba que el volumen de negocio había disminuido en los últimos años

 

La sala de lo social del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) ha desestimado el recurso de una empresa de instalaciones eléctricas que apeló la sentencia de un juzgado que declaró improcedente el despido de uno de sus trabajador, que se basó en la situación de crisis económica.

 

La sentencia señala que el juzgado declaró probado que la apelante entregó una carta de despido a su empleado en la que aseguraba que el volumen de negocio había disminuido en los últimos años.

 

Además, exponía que uno de sus principales clientes, el ayuntamiento de Abanilla, había dejado de encargarles trabajo de alumbrado público por las dificultades económicas del consistorio o por haber asignado este cometido a otra empresa.

 

Asimismo, hacía referencia a los préstamos suscritos con entidades de ahorro, que superaban en total los 170.000 euros.

 

El juzgado de lo social estimó la demanda y declaró el despido improcedente, por lo que le dio a la empresa demandada la opción de readmitirlo o de pagarle una indemnización de 49.700 euros.

 

Ahora, el TSJRM desestima el recurso de la demandada por no estar correctamente planteado, ya que en él «no se pide la revisión de los hechos declarados probados, por lo que lo hace estéril».

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación