Cada vez más accidentes sin baja ante 'el miedo a perder el empleo'

Desde el inicio de la crisis, los accidentes laborales sin baja para el empleado se ha mantenido más o menos constantes frente al descenso del número de percances con bajas y víctimas mortales.

 

A la pérdida de empleos en sectores de riesgo, como la construcción, se suma el "temor a perder el trabajo", advierte el sindicato UGT.

 

El número de accidentes sin baja aumentaba antes de la crisis, desde los 686.284 de 2006 a los 817.512 de 2009. Sin embargo, pese a la pérdida de empleos sufrida desde entonces, estos se han mantenido estables entre esa última cifra y los 776.162 accidentes de 2011.

 

Sin embargo, esta tendencia contrasta con la fuerte reducción de los accidentes con baja laboral: de un millón en 2006 a 922.253 en 2008 y 568.370 el pasado año.

 

UGT destaca que, frente a la reducción de los accidentes con baja, un 9,5% menos que en 2010, los percances sin baja se mantuvieron estables el pasado año: 776.162, apenas un 0,3% menos que el año anterior.

 

"El aumento de la posibilidad de perder el empleo (faltar nueve días al trabajo de forma intermitente durante dos meses aún con baja médica justificada es causa de despido objetivo, tal como establece la reforma laboral recientemente aprobada por el Gobierno) hacen que los trabajadores españoles no acepten una baja laboral y acudan a su puesto de trabajo sin haberse recuperado", añade.

 

El sindicato recuerda además que un aumento de los accidentes sin baja "rebaja los índices de siniestralidad, dato importante que hay que tener en cuenta para las empresas que quieran solicitar el bonus por reducción de la siniestralidad laboral".

Dos trabajadores mueren al día

Hasta 683 trabajadores perdieron la vida en el trabajo en 2011. Aquel año se produjeron 568.370 accidentes laborales, 5.255 graves, y aunque el número de fallecidos cayó en 54, un 7,3% menos, el sindicato UGT recuerda que son demasiados: dos personas murieron cada día en el desempeño de sus labores.

 

En total se produjeron 3.832 accidentes con baja por cada 100.000 asalariados, manteniéndose así la tendencia de los últimos años a un menor número de percances laborales: en el 2000 se produjeron 8.141 accidentes por el mismo número de contratados, frente a los 6.098 de 2007 y los 4.348 de 2009.

 

Del total de fallecidos, 520 víctimas perdieron la vida trabajando y 163 en el viaje entre el hogar y la empresa. La mitad pertenecían al sector servicios.


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación