El plan de parados de larga duración, dotado con 1.000 millones

El Consejo de Ministros aprobó este viernes un crédito extraordinario de 850 millones de euros para financiar durante 2015 el Programa de Activación para el Empleo dirigida a desempleados de larga duración con responsabilidades familiares.

 

El Ejecutivo prevé que el coste total de este programa, que entró en vigor el pasado 15 de enero y seguirá hasta el 15 de abril del próximo año, supere los 1.000 millones de euros. Durante este tiempo, la cifra estimada de beneficiarios supera los 400.000, de los que el Ejecutivo espera que más de 350.000 participen en el programa durante este año.

 

Asimismo, el Gobierno apunta que Andalucía, Valencia, Cataluña y Canarias serán las comunidades autónomas con mayor número de beneficiarios. El programa tiene como beneficiarios a los desempleados de larga duración con cargas familiares que hayan agotado toda protección por desempleo y estén buscando activamente empleo.

 

Los beneficiarios participan en un conjunto de medidas de activación definidas por los servicios públicos de empleo competentes a través de un itinerario personalizado de inserción (IPI) y se les asigna un tutor individual. Al mismo tiempo, tienen derecho a percibir una ayuda de acompañamiento durante seis meses equivalente al 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), es decir, 426 euros mensuales.

 

El programa permite compatibilizar hasta cinco meses la percepción de esta ayuda con el trabajo por cuenta ajena, de forma que se convierta en un incentivo adicional a la contratación.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación