Seis de cada diez empresarios prevé aumentar su plantilla este año

En 2013 un 56% de las empresas tuvo que realizar despidos, mientras que este porcentaje se redujo al 46% en 2014. Esta fue una de las principales consecuencias de la mejora que perciben las empresas respecto a su relación con el mercado de trabajo.

 

En concreto, más de la mitad de los empresarios perciben ya este cambio. Aunque son el 45% los que creen que la situación ha mejorado solo “un poco”, el 11% creen que la mejora ha sido “mucha” y el 7% asegura que ha superado la crisis por completo. Solo uno de cada diez espera que su situación aún empeore.

 

Éste es el panorama que dibuja la Guía del mercado laboral 2015 que elabora la multinacional de selección de personal cualificado Hays, que ha entrevistado –junto con el Instituto de Empresa, entre otras escuelas de negocio– a 1.500 empresarios y directivos con poder de decisión de distintas áreas de negocio.

 

Según los resultados de estas entrevistas, seis de cada diez empresas (el 63%) prevé hacer contrataciones en 2015, lo que supone un incremento de diez puntos respecto a las previsiones que manifestaron a principios del año pasado.

 

Si bien, “esta mejoría indica que la situación del mercado laboral está cambiando, pero no que lo esté haciendo de forma suficiente o con la rapidez y orientación necesaria”, precisó el director de Hays España, Christopher Dottie.

 

Prueba de que este cambio en el mercado laboral aún no está completo es que más de la mitad de los empresarios (55%) cree que están cambiando las competencias que buscan en un empleado.

 

Si bien, la experiencia sigue muy por encima de la formación a la hora de decantarse por un candidato u otro. Así, en el momento de la selección la trayectoria profesional es lo más valorado por el 82% de los empresarios frente a un 18% que valoran más el aspecto formativo del futuro empleado. Además de estas dos cuestiones, la mitad de las compañías asegura que los tres factores que influyen más para las contrataciones son, por este orden: la capacidad de adaptación y la polivalencia, ambas cualidades muy demandadas por la situación de crisis; la proactividad y la capacidad de trabajo.

 

Algunos riesgos

No obstante, la mejoría del mercado laboral español no está exenta de riesgos. Según Dottie este cambio de tendencia podría peligrar o interrumpirse si se frena el crecimiento, contaminado por cierta parálisis exterior de la Unión Europea, principal mercado de los bienes y servicios españoles. O, en clave interna, porque las numerosas elecciones que se celebrarán este año frenen las inversiones de las empresas, por la incertidumbre que genera esta situación.

 

La Guía de Hays analiza también la situación de los trabajadores españoles, entrevistando a más de 8.000, de los cuales 2.970 estaban desempleados en el momento de la entrevista. Sus respuestas reflejan que la percepción de lo que está ocurriendo en el mercado de trabajo es algo más escéptica que la visión empresarial. Así, solo un tercio de los encuestados asegura percibir que la situación ha mejorado, ya sea poco o mucho. Mientras que otro tercio cree que “está igual” y el 31% restante que ha empeorado.

 

Ante esta situación, seis de cada diez trabajadores está buscando empleo de forma activa. Incluso un 20% siente la necesidad absoluta de cambiar de empleo.

 

Aunque esto no es recibido como una preocupación por parte de las empresas, ya que casi el 70% de los responsables de Recursos Humanos no temen que en 2015 se produzca una marcha de parte de sus plantillas. A pesar de que no existe este temor el director de Hays España llama la atención sobre la “falta de programas para retener el talento en las empresas españolas, que dan por hecho que el trabajador va a dar lo mejor de sí, y que no necesita incentivos y esto no es así”.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación