Báñez acelera el factor para reformar las pensiones

El Gobierno intentará pactar con los grupos parlamentarios el diseño de este indicador

La reforma inicial contemplaba que no estuviera operativo hasta 2027

 

En los próximos días, los responsables del Ministerio de Empleo cerrarán la creación de un grupo de expertos “independientes y con profundo conocimiento de cómo funciona el sistema de pensiones”, según dijo hoy el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, que tendrán como cometido hacer una propuesta para el diseño del denominado factor de sostenibilidad. Este consistirá en el establecimiento de un conjunto de indicadores y parámetros económicos que si se producen, activarán una reforma automática del sistema de pensiones.

 

Dicho factor podrá operar sobre los ingresos (con lo que las futuras reformas recaerían sobre los trabajadores en activo aumentando sus aportaciones, recortando la cuantía de su pensión futura o aumentando sus años de cotización, por ejemplo); sobre los gastos (con lo que afectaría a los que ya cobran, modificando su revalorización anual); o sobre ambos.

 

La última reforma de pensiones aprobada por los socialistas en agosto de 2011, ya recogía la futura creación de este factor, y fijaba su implantación en el año 2027, cuando estuviera plenamente vigente la ampliación de la edad de jubilación a 67 años.

 

Sin embargo, el plan del Gobierno, a instancias de Bruselas, es adelantar la puesta en marcha de su implantación. Para ello, el Real Decreto que aprobó el Gobierno el viernes pasado prevé la creación del citado grupo de expertos, que antes del verano trasladarán al Ejecutivo sus propuestas.

 

Una vez esto ocurra, el Gobierno tiene previsto aprobar este factor de sostenibilidad mediante un proyecto de ley y no mediante decreto, según anunció ayer Burgos en unas jornadas organizadas por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE). Esto significa que intentará pactar su creación con los grupos parlamentarios. “Nos va mucho en acertar con el diseño de este factor y, sobre todo, con su implantación”. Esta se adelantará, con toda seguridad, a la previsión inicial de 2027, según los planes de los responsables de Empleo.

 

Sin embargo, Burgos no precisó cuándo se pondrá en marcha. ”Eso dependerá del conjunto de elementos a considerar (para que operen las reformas automáticas del sistema de pensiones) y del momento que se estime más adecuado para su implantación”.

 

Desde luego, añadió el secretario de Estado, “el entorno actual es menos dramático para los cambios que el que se vivía en 209. Y este escenario nos debe permitir diseñar reformas con suficientes cautelas y un alto nivel de acuerdo, pero sin pausa”.

 

Por el contrario,0 Burgos confirmó tácitamente que el real decreto que endurece la jubilación anticipada y parcial recientemente aprobado no se tramitará como un proyecto de ley, sino que se convalidará en el Congreso, por lo que no admitirá las propuestas de los grupos parlamentarios.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación