Un juez anula un ERE por el informe de la Inspección de Trabajo

La Inspección y la Fiscalía creen que no concurrían causas económicas y productivas porque antes de los 29 despidos la empresa había contratado a siete personas

 

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia ha declarado nulo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la empresa 'Conservas Martínez García, SL', dedicada a la elaboración de conservas de frutas y hortalizas, que, según informan fuentes sindicales, “pretendía despedir a 29 de sus 96 trabajadores, en su mayoría auxiliares de conserva fijos discontinuos, alegando “causas productivas y económicas”.

 

Tras la investigación realizada por la Inspección de Trabajo, se demostró que la empresa pretendía realmente “aprovecharse ilegalmente” de la reforma laboral para recortar su plantilla a bajo coste. En concreto, según esta Inspección y el Ministerio Fiscal, ha quedado patente la falta de justificación de las causas productivas y económicas, ya que justo antes de que UGT promoviera las elecciones sindicales y una jornada de huelga en protesta por el despido de un trabajador, la empresa había contratado a siete trabajadores nuevos, haciéndolos fijos discontinuos, dado el alto volumen de carga de trabajo que tenía la empresa en los siguientes meses.

 

Por ello desde UGT explican que entre el cúmulo de irregularidades cometidas por la empresa destaca, además, la intención de “castigar” a este sindicato y a determinados trabajadores por presentarse a las elecciones sindicales en la empresa. Con ello, se pone de manifiesto el intento de la empresa de 'utilizar la legislación vigente' para ocultar una clara represalia hacia los trabajadores que formaban parte de la candidatura de UGT en estas elecciones sindicales.

 

Estas fuentes también resaltan que la sentencia del TSJ recoge literalmente que “existe un interés encubierto de la empresa de expulsar de ella al mayor número de dichos candidatos de UGT”, al no llamarlos a trabajar según su número de orden, como indica la legislación en el caso de los fijos discontinuos.

 

El TSJ de Murcia concluye en su sentencia de 17 de enero de 2013 que se declara nulo el ERE de Conservas Martínez García SL por violación de derechos fundamentales de indemnidad y libertad sindical, condenando además a la mercantil a pagar a FITAG-UGT la cantidad de 3.000 euros en concepto de daños y perjuicios.

 

Según las mismas fuentes, la empresa ha anunciado que recurrirá el fallo del tribunal.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación