Resumen de Prensa Semanal

Semana 13

26/03/2012 al 01/04/2012

Ver otras semanas

Un estudio revela que un tercio de los trabajadores está desmotivado en su puesto

lavanguardia.com, 26/03/2012

El 40% de los empleados que dejan su puesto lo hacen por problemas con sus jefes

 

Un tercio de los trabajadores está insatisfecho en su puesto porque le falta motivación. Así se indica en una encuesta formulada por la compañía especializada Ipsos en 24 países, en la que se matiza que los mayores de 50 años son los que se muestran más conformes con su situación. El estrés, las tensiones con jefes y compañeros y las escasas perspectivas de mejora son los problemas más graves observados en este estudio, redactado gracias a la colaboración de casi 15.000 sujetos.

Datos como éstos explican que, a pesar de la grave crisis que está afectando la economía mundial y de los elevados índices de paro, un 56% de las plantillas esté barajando la posibilidad de abandonar su empresa, tal y como se refleja en las conclusiones de una investigación elaborada por los técnicos de la consultora internacional Mercer a partir de las respuestas de 30.000 individuos procedentes de 17 estados.

Otro informe similar, en esta ocasión confeccionado por The Florida State University, revela que aproximadamente un 40% de los empleados acaba presentando su renuncia por algún conflicto grave con su superior jerárquico. Según los expertos de este centro, una cuarta parte de los agraviados observa en sus responsables o jefes determinados comportamientos incorrectos que afectan su privacidad, lo cual les genera descontento.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) calcula que sobre un 20% del personal padece algún síndrome psicológico, sobre todo depresión o ansiedad, que degrada la calidad en el trabajo y afecta negativamente a la productividad. La previsión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que precisamente la depresión sea en 2020 la segunda fuente de cargas por enfermedad en todas las franjas de edad.

 

La crisis cambia el perfil del trabajador de la limpieza: español y universitario

elmundo.es, 26/03/2012

Cada vez son más las personas jóvenes -alrededor de 30 años-, con estudios superiores -diplomaturas y licenciaturas- y de nacionalidad española las que ocupan puestos de trabajo relacionados con la limpieza profesional en la Comunidad de Madrid.

 

Así se desprende de la "I Radiografía del Empleo en el sector de la limpieza profesional de la Comunidad de Madrid", realizado por AELMA, Asociación de Empresarios de Limpieza de Madrid, entre su base de empresas asociadas que suman un total de 150 compañías que representan a una masa laboral de 20.000 trabajadores. El informe recoge que, por primera vez, se han registrado solicitudes de trabajo por parte de perfiles nacionales en este sector, aunque al ser el primero que realiza la empresa, no disponen de datos cuantificables.

 

Según esta asociación, la crisis económica está motivando que el perfil de solicitantes de empleo en el sector de la limpieza profesional de la Comunidad de Madrid esté variando respecto al pasado.

 

Trabajos que requieren fuerza, para ellos y limpieza para ellas

El informe refleja que este sector deja a un lado la paridad y sigue siendo eminentemente femenino, ya que la mujer representa el 78% de las plantillas de trabajadores, mientras que los hombres representan el 22% restante. Se establece así, un perfil del trabajador de mujer de 42 años, con estudios básicos, casada y con hijos.

 

Pese a que en la teoría no existen diferencias en los trabajos desempeñados por hombres y mujeres, en la práctica, sí que se percibe que hay puestos, tradicionalmente asociados al hombre y que siguen siendo desempeñados por ellos, como los de limpiacristales, limpieza de fachadas, garajes, parking y naves industriales.

 

Por su parte, limpieza de comunidades de vecinos, oficinas, hospitales y centros educativos son los relegados a las mujeres.

 

Debido a que el tipo de oficio requiere una actividad física, las edades de los trabajadores ocupados en este sector oscilan entre los 36 y 48 años.

 

El informe también señala que, aunque los convenios establecen una jornada de 39 horas semanales, en la práctica el 75% de los empleados trabajan a tiempo parcial con contratos indefinidos, con una media de 20 horas semanales.

 

El 15% restante corresponde a contratos temporales en función de las necesidades, mientras que la antigüedad media de los trabajadores del sector es de 7 años.

 

Respecto a la nacionalidad, aunque en épocas pasadas la mano de obra española escaseaba, en la actualidad el 65% de la plantilla que conforma este sector está compuesta por mano de obra de nacionalidad española.

 

El resto queda dividido de la siguiente forma: un 15% de procedencia ecuatoriana, un 10% de Colombia, un 4% de Perú, un 3% de Bulgaria y el 3% restante de la República Dominicana y otros países.

 

El estudio señala que la primera y más importante consecuencia de la crisis en este sector es la reducción de la mano de obra y que en los dos últimos años el sector ha perdido en la Comunidad de Madrid un 11,5% de empleos, lo que supone alrededor de 2.500 trabajadores.

 

La segunda consecuencia es que este sector atrae ahora a mano de obra nacional que, hasta antes de la crisis, o bien estaba desocupada por voluntad propia o bien trabajaba en otros sectores.

 

En la actualidad, según refleja la encuesta realizada por AELMA a sus empresas asociadas para conformar esta I Radiografía, resulta cada vez más común la recepción de candidaturas espontáneas de nacionalidad española, con estudios universitarios y con edades opuestas, es decir, o personas jóvenes (hasta 30 años) o personas mayores que superan los 48 años.

 

Con la crisis, también han disminuido las tasas de absentismo laboral que soportaba este sector y, no sólo hay menos bajas, sino que el número de días de ausencia también ha disminuido, aunque no lo suficiente como para dejar de considerarlo un problema para AELMA, que sitúa la tasa de absentismo en torno al 7%.

 

Un 15% de las empresas españolas congelará los salarios de sus trabajadores

abc.es, 26/03/2012

Una encuesta señala que los trabajadores europeos no han recibido un aumento significativo de sus sueldos desde 2009

 

Un 15% de las empresas españolas prevé congelar los sueldos de sus trabajadores durante este año, según los datos de una encuesta elaborada por la compañía de recursos humanos Aon Hewitt en base a consultas a 107 empresas españolas. Así estiman que el incremento salarial medio sea de 2,7% para 2012, una previsión que baja en dos décimas lo que se estimaba en agosto.

 

Una estimación que se acerca a la dada a fines del año pasado por la empresa Deloitte, que espera un incremento de 2,5% en los salarios españoles, similar a lo que sucedió en 2011.

 

Y es que un 22,1% de las empresas han revisado a la baja sus presupuestos salariales. Solo un 9,5% lo ha hecho al alza. Y la decisión, en tiempos de crisis, se basa más que nada en el desempeño individual. «Ante el escaso margen presupuestario que manejan actualmente las compañías, el reto se centra en poder discriminar y gestionar los incrementos salariales de manera coherente para retener el talento clave y premiar el desempeño», dijo José Vicente Segura, consultor de Aon Hewitt. La tendencia está en aumentar la retribución variable frente a la fija.

 

La encuesta analiza también la situación salarial en Europa, donde indica que los ajustes en los aumentos salariales más pronunciados estuvieron en Europa Central y del Este (Grecia especialmente, con una reducción de ocho décimas en su estimación salarial). Pero destaca que, en general, los trabajadores europeos no han recibido un aumento significativo desde 2009, año en el que se agudizó la crisis económica.

 

La crisis eleva 40 puntos el 'presentismo' laboral en España en sólo dos años

cincodias.com, 26/03/2012

El 'presentismo' laboral (presencia de los trabajadores en sus puestos de trabajo más allá de su horario normal) ha aumentado 40 puntos porcentuales en sólo dos años debido a la crisis económica y al miedo de los trabajadores a perder su empleo.

 

El 'presentismo' laboral ha aumentado desde el 45% de 2010 al 85% en 2012, según una encuesta de Randstad, lo que significa que actualmente ocho de cada diez trabajadores pasan más horas de las establecidas en sus puestos de trabajo.

 

De ese 85% de trabajadores que 'alargan' su jornada en la empresa, seis de cada diez argumentan que lo hacen por temor a perder su empleo, mientras que el 24% se queda en su puesto porque falta personal.

 

La encuesta refleja así que únicamente el 15% de los trabajadores no trabaja más horas de las previstas, dato que se ha reducido 40 puntos respecto al sondeo realizado por Randstad en 2010.

 

El perfil del 'presentista' se corresponde con el de un varón, menor de 25 años y con estudios básicos. Para Randstad, ello tiene que ver con que los jóvenes son precisamente los que más están sufriendo el desempleo, con una tasa de paro que alcanza el 46,4%, y por lo tanto, son los que más miedo tienen a quedarse en la calle.

 

El estudio pone de manifiesto que el aumento de la jornada laboral no tiene nada que ver con la productividad, sino con el deseo del trabajador de asegurarse su empleo.

 

Desciende el absentismo

En paralelo al aumento del 'presentismo', Randstad recuerda que el absentismo laboral se ha reducido desde las 29,9 bajas por cada 1.000 trabajadores registradas en 2007, a 24 bajas en 2010.

 

Además, según datos de la Encuesta de Coyuntura Laboral, durante el segundo trimestre de 2011 se contabilizaron una media de 0,2 horas de absentismo injustificado por trabajador, frente a las 0,5 horas de 2007.

 

Randstad recuerda que el horario laboral en España es más amplio que el de países como Alemania, Francia o Bélgica, en los que la jornada laboral termina entre las 17.00 y las 18.00 horas, mientras que en España se alarga hasta las 19.00 horas o más.

 

Eso sí, el tiempo destinado a la comida suele ser de media hora en Europa, frente a los 90 minutos o más en España, precisa la empresa de recursos humanos.

 

La Seguridad Social registró en febrero un crecimiento del 46,8%

cincodias.com, 27/03/2012

Las cuentas de la Seguridad Social arrojaron un superávit de 5.808,88 millones de euros hasta febrero, lo que supone un aumento del 46,8% en relación a igual periodo de 2011, cuando se registró un saldo positivo de 3.956 millones de euros, según datos difundidos este martes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

 

El superávit obtenido por la Seguridad Social en los dos primeros meses, equivalente al 0,55% del PIB, fue resultado de unos ingresos por valor 22.641,2 millones de euros, un 12% más, y unos gastos por importe de 16.832,3 millones de euros, un 3,5% más que hasta febrero de 2011.

 

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha asegurado que los datos de ejecución presupuestaria registrados hasta febrero "no deben generar expectativas engañosas" y ha señalado como factor determinante del superávit obtenido en este periodo los 2.477,3 millones de euros recibidos por el sistema en concepto de transferencias del Estado.

 

Sin dicha aportación, el superávit de la Seguridad Social había descendido un 15,7% en los dos primeros meses, hasta los 3.331,5 millones de euros.

 

 

El despido es el instrumento preferido de los directivos, según una encuesta

elpais.com, 27/03/2012

Cerca del 70% de los ejecutivos encuestados por la Asociación Española de Directivos utilizará el abaratamiento del despido como principal medida tras la reforma laboral.

 

No hay duda. El despido va a ser la figura más aplicada por las empresas entre las incorporadas en la reforma laboral. Lo dicen los abogados laboralistas y lo confiesan los ejecutivos de las empresas. La Asociación Española de Directivos (AED) acaba de realizar una encuesta entre sus asociados y el resultado es claro. A la pregunta sobre qué medidas considera que podría utilizar su empresa tras la reforma del PP, la mayoría de los consultados opina que será el despido. El 68,5% del total lo podría aplicar en su empresa por la clarificación de las causas del despido objetivo, es decir, por la mayor facilidad para prescindir de empleados con indemnizaciones de 20 días por año trabajado. Y otro 68,5% de los ejecutivos confiesa directamente que será por el abaratamiento del despido que introduce la norma.

 

Los directivos de la AED no dicen nada sobre las medidas de flexibilidad interna que introduce la legislación recientemente aprobada, teóricamente los mecanismos que reclamaban empresarios y directivos para no tener que llegar a utilizar los despidos cuando la actividad de la empresa se viera afectada por la crisis.

Para compensar, el 78% de los ejecutivos señala que utilizará en su compañía los incentivos fiscales a la contratación. Y muy por detrás, fórmulas como el nuevo contrato indefinido para emprendedores (el 50,8% de los encuestados) y el impulso de la formación (el 48,7%).

 

La AED está satisfecha con la reforma laboral. No en vano, se escora hacia la protección de los derechos del empresario en detrimento de los del trabajador. La mitad de los directivos encuestados opina que contribuirá a crear empleo en España y el 66% que servirá para mejorar la gestión de las relaciones laborales.

 

El Banco de España señala que cobrar el paro desincentiva acceder al empleo

lavanguardia.es, 27/03/2012

Un informe subraya el "impacto negativo" de la prestación por desempleo en la "intensidad" de la búsqueda de trabajo

 

El Banco de España advierte de que cobrar la prestación por desempleo reduce las posibilidades de acceder a un empleo y asegura que la probabilidad de que un contratado temporal entre en el paro es diez veces más elevada desde el inicio de la crisis económica.

 

Según el análisis de la evolución del desempleo que ha publicado hoy el Banco de España y que analiza el período 2005-2011, la reducida antigüedad en una empresa o la temporalidad son los factores que más contribuyen a la entrada al desempleo desde el tercer trimestre de 2007.

 

Resalta que las probabilidades de salir del paro y encontrar un empleo han pasado de un 43 % en el período anterior a la crisis (de 2005 a 2007) a un 25 % desde 2007 a 2011. El informe indica que la destrucción de empleo durante la etapa recesiva se ha concentrado particularmente en las ramas de la construcción y de la agricultura y en los trabajadores con contrato temporal, con estudios medios o bajos, menores de 30 años y de nacionalidad extranjera.

 

Subraya el "impacto negativo" que tiene el tiempo transcurrido en paro sobre la probabilidad de encontrar un puesto de trabajo y añade que "bajo determinadas condiciones el sistema de prestaciones puede reducir la intensidad de búsqueda de empleo". Según el artículo elaborado por el Servicio de Estudios del Banco de España la tasa de salida de los que llevan menos de seis meses en paro prácticamente duplica desde 2005 a 2001 a la de los parados de larga duración (más de un año).

 

Asimismo, la probabilidad de quedarse en paro de un ocupado es mayor cuanto menor es su nivel educativo, aunque la recesión económica ha provocado que se haya ampliado la brecha entre los trabajadores con un nivel bajo y alto de estudios. También por edades, la posibilidad de entrar al desempleo desde un trabajo es mayor cuanto menor sea la edad, en gran parte debido a la incidencia de la temporalidad en los más jóvenes, e igualmente las posibilidades de que los menores de 30 años salgan del paro se han reducido a la mitad.

 

En este sentido, el Banco de España subraya que "no parece que las distintas medidas para fomentar el empleo juvenil de los últimos años hayan sido efectivas". También critica las medidas encaminadas a fomentar el uso del contrato indefinido contenidas en la reforma laboral de 2010 y lo argumenta en que las salidas del paro hacia un empleo "se formalizan mayoritariamente" a través de un contrato temporal.

 

Otro dato que destaca el organismo supervisor es que la crisis ha provocado que si bien hasta 2008 eran las mujeres las que más se quedaban en paro, a partir de esa fecha son los hombres los que más transitan hacia el desempleo. También recuerda que la "peculiaridad más llamativa" del mercado laboral español es que durante las etapas recesivas la destrucción de empleo es mayor y la creación de empleo menor que en otros países del entorno.

 

El Estado auxilia a la Seguridad Social para pagar las pensiones

cincodias.com, 28/03/2012

El Gobierno adelantó en los dos primeros meses del año buena parte de las transferencias que recibe la Seguridad Social a lo largo del ejercicio para apuntalar el pago de las pensiones. Este adelanto de liquidez pretende evitar que la caja del sistema quede en niveles peligrosamente bajos. La Administración central adoptó esta medida ante la fuerte caída de los ingresos por cotizaciones, que bajaron un 4% hasta febrero.

 

Los datos de ejecución presupuestaria hasta febrero de la Seguridad Social mostraron un incremento del superávit que el propio Ejecutivo se afanó en matizar. En los dos primeros meses del año, los ingresos por transferencias corrientes se incrementaron hasta los 4.126 millones, un 147% más que en el mismo periodo del año anterior. Ese aumento se explica por la mayor aportación del Estado central. El Ejecutivo ha optado por adelantar a principios de año una parte considerable de las transferencias que la Seguridad Social recibe a lo largo del ejercicio con el objetivo de mantener la liquidez en la caja del sistema. Se trata de una medida extraordinaria que ilustra el deterioro de las cuentas del sistema de protección.

 

En cualquier caso, fuentes de Empleo aseguraron que sin los recursos procedentes de la Administración central, la Seguridad Social no hubiera tenido problemas para abonar las pensiones correspondientes a febrero. Sin embargo, reconocen que la situación es compleja ante la fuerte caída de las cotizaciones que, en solo dos meses, han descendido un 4%. Y, en el mismo periodo, el pago de las pensiones contributivas avanzó un 4,5%. "Esta brecha no debe causar alarma, pues las pensiones con este Gobierno están plenamente garantizadas", apuntó el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos.

 

El incremento de las transferencias del Estado permitió que la Seguridad Social alcanzara un superávit de 5.808 millones, un 0,55% del PIB. Sin el auxilio del Estado, los ingresos no financieros hubieran caído un 0,27% y el excedente bajaría hasta los 3.331 millones, un nivel inferior al superávit registrado en los dos primeros meses del año anterior. Por otra parte, el adelanto de liquidez a la Seguridad Social -y también a las comunidades autónomas- explica, en parte, el mal resultado de la ejecución presupuestaria de la Administración central que, hasta febrero, registró un déficit de 20.668 millones frente a los 13.840 millones del mismo periodo de 2011.

 

Descenso de los ingresos

Hacienda alerta de que los datos aún no son indicativos de la evolución del conjunto del año al no reflejar los recortes del gasto ya aprobados ni la subida del IRPF. Aun así, resulta inquietante la caída de los ingresos ligados al consumo. La recaudación del IVA bajó un 9,8% y, en este caso, febrero sí que resulta un mes significativo, ya que se incorpora el pago del impuesto de las pymes correspondiente al cuarto trimestre de 2011 y también los devengos de diciembre y enero de las grandes empresas.

 

Por otra parte, la recaudación de impuestos especiales se redujo un 3,3%, lo que constata la atonía del consumo. Los ingresos no financieros totales cayeron un 1,3%, cifra que evidencia que cumplir el objetivo de déficit del 5,3% para este año será muy complicado.

 

Montoro anuncia reformas en los grandes tributos

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, confirmó ayer que caben reformas parciales dentro de los grandes impuestos para conseguir "contribuciones más equilibradas y mejor ponderadas entre los agentes económicos".

 

Así se refirió Montoro a una posible reforma del impuesto de sociedades y modificaciones en el IVA, tras presentar un libro sobre el presidente de Bankia, Rodrigo Rato.

 

Montoro admitió que el Gobierno está trabajando y estudiando estos días esas posibles modificaciones parciales en determinados impuestos, tal y como adelantó CincoDías. El ministro de Hacienda insistió en que el Ejecutivo no hará "una política de elevación de carácter permanente de los grandes impuestos porque perjudicaría al crecimiento económico". Por ello, reiteró que el Ejecutivo no llevará a cabo ningún movimiento tributario que perjudique a ese crecimiento o a la creación de empleo. Montoro indicó que el Gobierno no cree que para superar una crisis "de esta naturaleza" haya que subir los grandes impuestos y añadió que ya se elevó el IRPF, "pero de manera temporal y con vencimiento el 1 de enero de 2014".

 

A este respecto, aseguró que no se saldrá de la crisis con mayores impuestos, ya que al estar en recesión no se debe actuar sobre ninguna figura tributaria "que lo que haga sea profundizar o empeorar el escenario de crecimiento, deprimir más el consumo y destruir más empleo". Reconoció que España está atravesando momentos "muy difíciles" y que hay que tomar medidas de carácter excepcional, "con esfuerzos y sacrificios que no recaigan sobre las capas más débiles de la sociedad y sí de forma ponderada entre todos los agentes económicos".

 

El día después no es igual para empresarios y sindicatos

cincodias.com, 30/03/2012

Nuestra esperanza es que el día de hoy pase; queremos estar a mañana por la mañana (por hoy) y ponernos a trabajar porque hay mucho que hacer", decía ayer el líder de la patronal, Juan Rosell, en su valoración de la huelga general, durante la que no quiso en ningún momento criticar a los sindicatos, a pesar de que se le insistió reiteradamente en que valorara la decisión sindical de intentar parar el país.

 

Es más, Rosell -que definió la jornada de ayer como "de tranquilidad máxima y cumplimiento de los servicios mínimos"- llegó a defender "el derecho constitucional" de los sindicatos a convocar y hacer una huelga general. Además, la CEOE evitó dar porcentajes de seguimiento de la huelga hasta última hora del día, "porque las patronales sectoriales están dando cuenta de una normalidad tan grande que ni siquiera lo cifran ellas", según fuentes empresariales.

 

Dicho esto, el líder patronal lanzó un claro mensaje a CC OO y UGT: "aunque tengamos planteamientos divergentes, tendremos que entendernos (...) porque todos tenemos que arrimar el hombro ya que estamos en el mismo barco y este barco camina con dificultad". De hecho, Rosell recordó a los sindicatos que tienen un compromiso con CEOE de moderación salarial, entre otras cosas, hasta 2014 e hizo hincapié en que a partir de hoy "habrá que sentarse" a negociar y modernizar muchos convenios colectivos.

 

"No vamos a parar hasta que se cambie"

Desde el lado sindical, este día después se presenta algo diferente. Bien es cierto que Méndez invocó ayer a la "negociación" con el Gobierno para intentar cambiar la reforma e igualmente, el líder de CC OO, Ignacio Fernández Toxo apeló a "un consenso de país" para reconducir el texto legal.

 

"Pero si esta disposición del Gobierno a negociar no se produjera, habrá un conflicto social creciente; no vamos a parar hasta que se modifique sustancialmente el contenido de la reforma", anunció Toxo firmemente.

 

Así, ambos mandatarios avanzaron que de no recibir una "señal inequívoca" del Gobierno en este sentido, habrá "movilizaciones crecientes" hasta el Primero de Mayo (día del Trabajo). Y aunque Méndez rechazó la convocatoria de una segunda huelga general en un primer momento, luego ligó esta posibilidad a que el Ejecutivo mande un mensaje claro y una "señal inequívoca" de negociación antes del primero de mayo.

 

Por todo esto, Toxo aconsejó al Gobierno "que no se empecine en agravar el conflicto social y atienda a este último aviso de la ciudadanía; porque si no cambia la reforma ahora (en el Parlamento) deberá hacerlo después de forma vergonzante, empujado por la destrucción de empleo".

 

De momento, los sindicatos anunciaron también que volverán a dirigirse al presidente, Mariano Rajoy, a los grupos parlamentarios, a las organizaciones patronales y a la OIT.

 

Incógnitas en las empresas

Ante este panorama, fuentes empresariales aseguran que ahora se abre la incógnita de cómo se comportarán CC OO y UGT en la negociación colectiva y qué mensajes lanzarán a sus comités en las empresas.

 

Algún alto dirigente sindical lo ha dicho claramente en privado: "Si no cambia la reforma, que se olviden de la moderación salarial", a pesar de que el II Acuerdo de Negociación Colectiva 2012-2014 así lo recoge.

 

 

Rosell reconoce que hay 'mucha gente en desacuerdo con la reforma laboral'

elmundo.es, 30/03/2012

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell, reconoció este viernes que la huelga general ha puesto de manifiesto que hay «una cantidad de gente importante» que no está de acuerdo con «según qué cosas» de la reforma laboral.

 

En todo caso, en una entrevista en la Ser, Rosell indicó que «lo más importante de todo es que ya se ha acabado» la huelga general y «tenemos que volver a afrontar la situación de la economía española». El responsable de CEOE indicó que ahora toca intentar «llegar al máximo de acuerdos posibles, pero sabiendo que quien gobierna es el Gobierno».

 

El Ejecutivo «ha puesto una hoja de ruta y los demás lo que hemos es de intentar influir en esa hoja de ruta de la mejor manera posible y con el máximo consenso posible», subrayó. Rosell indicó que "el derecho de huelga está para ejercerlo», y reconoció que «hay una cantidad de gente importante que no está de acuerdo con según qué cosas se han hecho en la última legislación» laboral, aunque quiso dejar claro que los empresarios tampoco respaldan toda la reforma, pero emplean «otras vías para protestar».

 

«Hay diferentes vías de protestar, todas son lícitas, pero en este momento lo que más nos interesa son propuestas, y sobre todo acompañar a quienes gobiernan, que han marcado esa hoja de ruta y los demás hemos de seguir esa hoja de ruta», indicó.

 

 

El Estado inyectará mil millones a la Seguridad Social para pagar pensiones

abc.es, 30/03/2012

Acelera la exigencia legal de financiar con impuestos las ayudas para las prestaciones más bajasUtilizará el excedente de casi 6.000 millones de las mutuas para no tener que recurrir al fondo de reserva.

 

El Gobierno inyectará liquidez a la Seguridad Social para evitar tener que recurrir al fondo de reserva para pagar las pensiones.

 

En concreto, los Presupuestos que hoy aprobará el Consejo de Ministros incluirán que el Estado asuma cerca de mil millones de euros de los conocidos como «complementos a mínimos» que ahora paga mayoritariamente la Seguridad Social. Estos complementos son unas cantidades que reciben los pensionistas que no cotizaron suficiente para llegar a la pensión mínima fijada en cada ejercicio.

 

En los acuerdos del Pacto de Toledo, en el año 1995, para salvaguardar el sistema de pensiones ya se llegó al compromiso de que de forma paulatina Hacienda, con cargo a impuestos, fuera asumiendo el pago de estas cantidades. Más tarde, en 2002, en una revisión de este pacto, se fijó incluso por ley una fecha límite —el año 2013— para que estos complementos los pagara totalmente el Estado y no dependieran de las cotizaciones de los trabajadores.

 

Sin embargo, a pesar de que poco a poco Hacienda ha ido haciéndose cargo de parte de estas ayudas, con 300 millones más cada año desde 2003 hasta 2010, y solo 100 más el año pasado, el incremento de las pensiones mínimas, por las decisiones de los gobiernos de turno, ha ido engordando el coste de esta partida. Así, si en 2002 los complementos a mínimos costaban 4.187 millones de euros, a finales de 2011 la cifra se disparaba hasta casi 7.500 millones.

 

Según estos datos, por tanto, el sistema de la Seguridad Social, con cargo a cotizaciones, paga hoy por estas ayudas, que responden a una decisión exclusivamente política, 4.690 millones, más incluso que en el año 2002, cuando la partida destinada a este concepto ascendía a casi 3.882 millones de euros (ver gráfico).

 

Esta evolución se explica fundamentalmente porque el Gobierno de Rodríguez Zapatero año tras año fue subiendo las cuantías de las pensiones mínimas por encima de las del resto del sistema. Así, en los seis primeros años de su mandato estas prestaciones se incrementaron más que el IPC. Y en 2011, las únicas pensiones que no se congelaron y que subieron igual que la inflación fueron las mínimas, buena parte de ellas no contributivas. Así, durante el mandato socialista el coste de esta partida se ha disparado con un incremento medio anual de unos 500 millones de euros.

Enmienda presupuestaria

 Otra de las medidas para inyectar liquidez al sistema será utilizar el excedente del fondo de reserva de las mutuas por la gestión de los accidentes laborales, que se acerca a los 6.000 millones de euros, tal y como informó ABC.

 

No obstante, esta medida no se incluirá en un primer momento en los presupuestos, sino que podría hacerse a través de enmiendas en la tramitación parlamentaria. La razón es que el Gobierno podría aprobar un decreto para poner en marcha la medida cuanto antes y dotar de liquidez a un sistema que sufre las consecuencias de la destrucción de empleo.

 

Ver otras semanas