Resumen de Prensa Semanal

Semana 13

24/03/2014 al 30/03/2014

Ver otras semanas

Gobierno insiste en que el cambio de Fogasa no reduce prestaciones sino que obliga a que paguen las empresas

europapress.es, 23/03/2014

El Gobierno insiste en que los cambios introducidos en el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) a través de una enmienda a los Presupuestos de 2014 no supone en ningún caso reducir prestaciones a los trabajadores, sino que únicamente obliga a que esas cantidades las paguen íntegramente las empresas que son solventes.

 

Así lo señala en respuesta al portavoz de Empleo de CiU en el Congreso, Carles Campuzano, quien registró una pregunta escrita sobre el impacto que podría tener la decisión de que el Fogasa deje de abonar una parte de la indemnización (ocho días por año de servicio) a los trabajadores con contratos indefinidos despedidos en empresas de menos de 25 trabajadores.

 

En el texto, que recoge Europa Press, el Gobierno asegura que esta modificación del Estatuto de los Trabajadores "ni suprime ni reduce ninguna prestación del Fogasa" a los ciudadanos, sino que únicamente "pretende que las empresas solventes sean las que abonen a los trabajadores la indemnización íntegra".

 

Pagaban menos a posta

Y es que, dice el Ejecutivo, hasta que se aprobó este cambio (que entró en vigor el pasado 1 de enero) las empresas de menos de 25 trabajadores pagaban la indemnización fijada menos los ocho días de los que se hacía cargo el Fogasa, independientemente de si era solvente o no.

 

"Esta situación por la que las empresas con beneficios y solventes son subsidiadas por el Estado en el pago del 40% de la indemnización no es compatible con la situación económica, con el esfuerzo continuado de reducción del déficit público ni con el ajuste de las cuentas públicas. No existe ningún motivo por el que las empresas solventes no deban abonar la indemnización que establece la legislación", defiende el Gobierno.

 

En cualquier caso, asegura que en el caso de empresas insolventes, el Fogasa se hará cargo del abono de la indemnización a todos los trabajadores afectados por un despido, independientemente del número de empleados de la compañía, tal y como recoge el Estatuto de los Trabajadores.

 

El Gobierno prevé crear más de 400.000 puestos de trabajo netos hasta 2015

eleconomista.es, 25/03/2014

Casi siete años después de iniciarse la actual crisis, la creación de empleo neto dejará de ser un espejismo. Fuentes de Moncloa confirman a elEconomista que el Gobierno trabaja con la perspectiva de que, solo el año que viene, se creen 300.000 empleos netos en nuestro país. A la vez, las mismas fuentes dan por buena la estimación publicada recientemente por la CEOE, en la que los empresarios calculaban que ya en 2014 se generarán 110.000 puestos de trabajo.

 

Si se confirman tanto los pronósticos oficiales como los de la patronal, España conseguiría crear en dos años algo más de 400.000 puestos de trabajo, y esta cifra supondría recuperar el 13% de los 3 millones de empleos que se han perdido desde el verano del año 2007.

 

El presidente Mariano Rajoy ya aseguró la semana pasada desde Barcelona que el Producto Interior Bruto (PIB) avanzará al 1,8% el próximo ejercicio, esto es, tres décimas más que en la última estimación oficial y seis décimas por encima de la contenida hasta ahora en el cuadro macroeconómico.

 

Antes, la economía española crecería al 1% este mismo año, tal y como confirmó el ministro de Economía, Luis de Guindos.

 

Empleo creciendo menos

La importancia de estas cifras es que, de confirmarse finalmente, avalarían la tesis de aquellos economistas que defienden que, con los cambios puestos en marcha en el mercado de trabajo desde el inicio de la crisis, ya no es necesario que la economía crezca al 2% o por encima para poder crear empleo neto. Este extremo supondría un importante cambio estructural para nuestro país.

 

Servicios de estudios como el del BBVA Research, e incluso el Colegio de Economistas, han defendido abiertamente esta posibilidad. El decano de este organismo en Madrid, Juan Iranzo, estima que esa creación de empleo neto puede aparecer ya con un repunte de la economía de apenas ocho o nuevo décimas.

 

Mientras, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) va algo más allá y calcula que el PIB avanzará un 1,2% este año, lo que permitirá generar 155.000 puestos de trabajo.

 

Por otra parte, la previsión de crecimiento del Ejecutivo para el año que viene coincide con las estimaciones de los empresarios -que sitúan además en el 1,2% la revalorización del Producto Interior Bruto en el actual ejercicio- y es una décima más optimista que la publicada por la Comisión Europea el pasado mes de febrero.

 

Ante estas perspectivas, existe un cierto temor, al menos en un sector del Gobierno, a que tocar el IVA, o excederse en la reclasificación de productos que pasarán a estar gravados por el tipo general del 21%, pueda lastrar nuevamente el consumo, ahora que la demanda interna podría comenzar a tirar.

 

Las citadas fuentes reconocen que otra de las preocupaciones del Ejecutivo tiene que ver con cómo pueda comportarse en adelante la balanza comercial. En primer lugar está el miedo a que, con la recuperación económica, pueda producirse un aumento considerable de las importaciones, que no pueda verse compensado por la actividad del sector exterior, lo que implicaría que España volvería a perder competitividad.

 

Balanza comercial

Y en segundo lugar, porque al Gobierno de Rajoy le preocupa que realmente no se esté produciendo un cambio de modelo, y que la mejora de las exportaciones obedezca más a un factor coyuntural -la fuerte caída del consumo en España- que a una mejora de nuestra competitividad frente a los países de nuestro entorno.

 

Si recordamos, el déficit de la balanza comercial se redujo un 48% el año pasado, hasta los 15.955 millones de euros, según datos del Ministerio de Economía. Con todo, sigue existiendo debido a la enorme dependencia energética que aqueja a nuestro país. En 2013 nuestro país exportó por valor de 234.239,8 millones, la cifra más alta que arroja la serie histórica de esta estadística, que se inició en 1971.

 

El hecho de que el ritmo de crecimiento se acelere y con él mejoren los datos del mercado laboral supondría un cierto alivio para nuestro país que, de acuerdo con las exigencias de la Comisión Europea y en el marco de su Programa de Estabilidad, debe reducir el agujero de las cuentas públicas desde el entorno del 6,5% al que habría cerrado el año pasado, al 2,8% en 2016.

 

Esta rebaja del déficit implica un esfuerzo de ajuste de unos 37.000 millones, que se hará más duro cuanto más elevada sea la tasa de paro, en tanto que habrá que destinar un mayor montante a esta partida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Otro aspecto muy a tener en cuenta será la futura rebaja fiscal del Ejecutivo que, según Cristóbal Montoro, no subirá impuestos para compensar la bajada del IRPF comprometida.

 

El gasto en pensiones crece un 3,4% en marzo respecto al año pasado

expansion.com, 23/05/2014

La Seguridad Social destinó en marzo 7.946,3 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, un 3,4% más que en el mismo mes de 2013. La pensión media de jubilación se sitúa en 994,85 euros, un 2,1% más alta que en el mismo periodo del año pasado.

 

La nómina mensual de pensiones contributivas alcanzó el pasado 1 de marzo los 7.946,37 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual del 3,4%, según la estadística hecha pública hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social .

 

La pensión media alcanzó los 994,85 euros, un 2,1% más respecto al mismo periodo del pasado año. En cuanto a la pensión media del sistema, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), se situó en 867,53 euros al mes, lo que supone un aumento interanual del 1,7%.

 

El número de pensiones contributivas registró en marzo un total de 9.159.750, lo que equivale a un incremento interanual del 1,6 %. Más de la mitad de estas prestaciones son por jubilación, 5.528.216; 2.344.069 corresponden a viudedad; 929.766 a incapacidad permanente; 319.696, a orfandad y 38.003, a favor de familiares.

 

El 41% de empresarios dice que la reforma laboral no les ha ayudado

europapress.es, 25/03/2014

El 41% de los empresarios cree que la reforma laboral de 2012 no les ha ayudado nada, frente a un 22% que admite que les benefició, el mismo porcentaje que espera que esta norma les ayude en el futuro, según la 'Guía del Mercado Laboral 2014' realizada por la multinacional británica Hays en colaboración con el Instituto de Empresa.

 

Esta guía, que ha contado con las respuestas y opiniones de casi 1.350 empresarios y 7.321 trabajadores, revela que el 53% de las empresas contratará personal este año, casi el mismo porcentaje que realizó despidos en 2013 (54%). Los perfiles más buscados serán los de ventas y comercial, seguidos de ingenieros e informáticos.

 

El informe muestra que las empresas han retenido bastante bien sus plantillas, ya que sólo el 13% detectó el año pasado una "fuga voluntaria de talento" entre sus empleados. No obstante, el estudio señala que el miedo a perder el empleo ayudó a las empresas a retener trabajadores.

 

Casi dos de cada tres empresarios asegura que no tiene en cuenta los costes del despido a la hora de contratar, y más del 80% atiende a la experiencia del candidato, más que a su formación. Para el 90%, tener inglés es importante para su empresa, por encima del castellano (81%), el francés (26%), el catalán (21%) y el alemán (19%).

 

En materia retributiva, la mitad de las empresas congeló salarios en 2013 y sólo una de cada cuatro subió el sueldo a sus trabajadores, según este informe. Asimismo, el 51% de los empresarios reconoce que paga remuneración variable a sus empleados (frente al 56% del ejercicio anterior), basándose la mayoría en una fórmula mixta entre resultados individuales y de empresa.

 

Entre los beneficios no financieros más importantes que ofrecen las empresas a sus trabajadores se encuentra el coche de empresa, la formación externa, el seguro médico y las dietas.

   De entre los 7.300 trabajadores encuestados para este trabajo, más de 2.500 estaban en el paro. El 48% de ellos fueron despedidos y el 23% rechazó alguna oferta de empleo por considerar insuficiente el salario, por no adaptarse la oferta a su experiencia o formación o por tratarse de proyectos poco interesantes.

 

Más de la mitad de los expatriados espera volver

Por su parte, uno de cada cuatro encuestados con trabajo afirma sentirse estancado en su carrera profesional y el 82% está considerando cambiar de trabajo este año, si bien sólo la mitad está buscando de manera activa. El 23% de los trabajadores espera recibir un aumento de sueldo de entre el 10% y el 20% al cambiar de empleo.

 

Según este informe, el mismo porcentaje de parados que de trabajadores (68%) valora la posibilidad de irse al extranjero a trabajar, con Europa como destino favorito. Sin embargo, a la mayoría (87%) le atan razones familiares para no dar este salto.

 

El 85% de los expatriados emigró de España hace menos de cinco años por falta de oportunidades laborales, otros lo hicieron porque, pese a tener trabajo en España, recibieron una oferta más interesante en el extranjero. Más de la mitad espera volver a España en algún momento.

 

La encuesta revela además que el 73% de los trabajadores no teme perder su empleo, porcentaje que se ha duplicado respecto a la anterior encuesta (35%), y muestra que el 6% asumiría un recorte salarial para ayudar a reducir la tasa de paro, mientras que el 32% lo aceptaría si su salario volviera a ser el mismo cuando la situación mejorase. Entre quienes sí lo harían, casi el 60% aceptaría una bajada salarial de entre el 5% y el 10%.

 

Los autónomos cotizan por la base mínima, lo que reduce su pensión un 31%

europapress.es, 25/03/2014

Los trabajadores autónomos perciben de media una pensión de 609,7 euros en el momento de la jubilación, hasta 257,7 euros inferior a la de la media del sistema de la Seguridad Social y 352,5 euros por debajo de la que perciben los asalariados del Régimen General, según datos a 1 de marzo que maneja la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

 

Así, la prestación resultante para un autónomo jubilado es un 31% menor a la que recibiría si hubiera trabajado como asalariado y un 38% inferior si hubiera sido cotizante concretamente en el Régimen General.

 

Sin embargo, la organización que dirige Sebastián Reyna recuerda que esta desigualdad se debe a que el colectivo "sigue cotizando demasiado por debajo de sus ingresos reales", por lo que pide que a los autónomos que aporten en virtud de sus ingresos reales. "Para evitar que las diferencias se sigan agrandando a medida que pasan los años", justifica.

 

Y es que, a pesar de que la carrera de cotización media de los autónomos que se jubilan en estos momentos es mayor que la de los jubilados actuales, los cotizantes en base mínima siguen superando el 80%. Esta circunstancia, según UPTA, "hace injusto y poco solidario el sistema".

 

Por ello, la organización manifiesta la necesidad de que el Ministerio de Empleo incentive la difusión de los beneficios de una mejora en las cotizaciones de los trabajadores autónomos, "para que su nivel de protección se incremente en los próximos años".

 

España tendrá en 2020 una de las edades de jubilación más altas de la UE

lavanguardia.es, 25/03/2014

A partir del 2020 los españoles se retirarán a los 66 años con el objetivo de que en 2027 lo hagan a los en 67 años

 

Bruselas. (EFECOM).- Veintitrés de los veintiocho países de la Unión Europea (UE) tienen previsto elevar hasta 2020 la edad de jubilación, que en el caso de España pasará de los 65 años a los 66 años y cuatro meses, una de las cotas más altas de Europa.

 

Según publicó hoy la Comisión Europea, tan solo Bélgica, Irlanda, Finlandia y Suecia no prevén subir en los próximos seis años la edad media a la que los trabajadores pueden retirarse cobrando la pensión máxima, si bien estos países ya tienen los umbrales más elevados de la Unión.

 

De acuerdo con datos de 2009, más de la mitad de los estados de la UE, incluida España, tienen fijada la edad legal de jubilación en los 65 años, una cota que solo superan Irlanda (66) y, en ciertos casos, Suecia y Finlandia, que tienen márgenes flexibles entre los 61 y 67 años y los 63 y 68, respectivamente.

 

No obstante, la edad real de salida del mercado laboral se situó en 62 años de media en 2010.

 

Hasta 2020 los Veintiocho, con las excepciones mencionadas, tienen previsto aumentar la edad de jubilación entre un mínimo de 9 meses, en el caso de Alemania, y un máximo de 2 años y medio, en el de Croacia.

 

España, por su parte, emprendió en 2013 un incremento paulatino de la edad de jubilación con el objetivo de que en 2027 se sitúe en 67 años.

 

Esto implica que para 2020 se habrá elevado un año y medio aproximadamente, en línea con la subida del resto de socios europeos, y se situará en 66 años y cuatro meses.

 

El aumento colocará a los españoles entre los europeos que más tarde dejarán el mercado laboral, solo superados por los griegos, que lo harán a los 67, franceses (entre 62 y 67), italianos (66 años y 11 meses), holandeses (66 años y 8 meses), polacos (67), finlandeses (entre 63 y 68 años) y suecos (entre 61 y 67 años).

 

Los países han escogido diferentes fórmulas para elevar esta edad: algunos aplicarán la subida en un año concreto, mientras que otros irán aumentándola gradualmente conforme aumente la esperanza de vida.

 

Asimismo, en algunos estados los cambios están sujetos a condiciones, como que el trabajador haya completado el mínimo de cotización exigido por ley, o se aplicarán en función de variables como el nivel de ingresos.

 

Los planes de los Veintiocho responden a las recomendaciones de la Comisión Europea, quien en 2012 emitió un libro blanco sobre las pensiones, en el que hizo recomendaciones a los Estados miembros para reformar sus sistemas de pensiones, presionados por las estrecheces económicas y la creciente esperanza de vida.

 

Entre otras cosas, la CE les pidió que elevasen la edad de jubilación para adaptarla a la mayor expectativa de vida, así como suprimir o reducir las prejubilaciones y reformar sus sistemas para reducir el gasto público en pensiones.

 

España fue uno de los países a quienes Bruselas más insistió sobre la necesidad de retrasar la edad de jubilación y solventar el déficit de la seguridad social.

 

Mañana, la Comisión Europea, junto con representantes de los Estados miembros y expertos, evaluarán en una conferencia en Bruselas los avances logrados por los países en el cumplimiento de estas recomendaciones y analizarán los retos de cara al futuro.

 

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social cierra el 2013 con 9.000 millones menos

elperiodico.com, 27/03/2014

La liquidación de las pagas extras de los funcionarios y del IRPF de los pensionistas del 2012 reducen el total a 53.744 millones

 

En los dos primeros meses del 2014 el fondo de reserva de la Seguridad Social ha registrado una rentabilidad de 525 millones de euros. Esta cantidad hay que sumarla a los 53.744 millones de euros que alcanzó el fondo a finales del 2013, lo que equivale al 5,25% del producto interior bruto (PIB), según el informe anual que esta mañana ha entregado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, al presidente del Congreso.

 

En un año el fondo ha perdido 9.264 millones, el 14,7%, debido a las cantidades que se han detraído para pagar las extras o la liquidación del IRPF de los pensionistas. A finales del 2012 el fondo disponía de 63.008,58 millones de euros.

 

Este fondo está invertido en activos financieros públicos a precio de adquisición alcanza los 65.830 millones, de los que el 89,76% está invertido en deuda española y el 10,24% en deuda extranjera, sobre todo de Alemania, Países Bajos y Francia.

Rentabilidad

El Gobierno ha destacado que la rentabilidad del fondo es superior al de los planes privados de pensiones. La llamada hucha de las pensiones obtuvo el año pasado una rentabilidad acumulada del 4,56%, frente al 2,05% de media obtenida por los productos financieros privados. Por eso, en el 2013 el fondo tuvo unos rendimientos de 2.187 millones que agregados a los de años precedentes, suman 19.190 millones desde el año 2000.

 

La rentabilidad acumulada en enero y febrero de este año alcanza el 4,76%, una tasa similar a la registrada en los años previos a la crisis.

 

Ver otras semanas