España tendrá en 2020 una de las edades de jubilación más altas de la UE

A partir del 2020 los españoles se retirarán a los 66 años con el objetivo de que en 2027 lo hagan a los en 67 años

 

Bruselas. (EFECOM).- Veintitrés de los veintiocho países de la Unión Europea (UE) tienen previsto elevar hasta 2020 la edad de jubilación, que en el caso de España pasará de los 65 años a los 66 años y cuatro meses, una de las cotas más altas de Europa.

 

Según publicó hoy la Comisión Europea, tan solo Bélgica, Irlanda, Finlandia y Suecia no prevén subir en los próximos seis años la edad media a la que los trabajadores pueden retirarse cobrando la pensión máxima, si bien estos países ya tienen los umbrales más elevados de la Unión.

 

De acuerdo con datos de 2009, más de la mitad de los estados de la UE, incluida España, tienen fijada la edad legal de jubilación en los 65 años, una cota que solo superan Irlanda (66) y, en ciertos casos, Suecia y Finlandia, que tienen márgenes flexibles entre los 61 y 67 años y los 63 y 68, respectivamente.

 

No obstante, la edad real de salida del mercado laboral se situó en 62 años de media en 2010.

 

Hasta 2020 los Veintiocho, con las excepciones mencionadas, tienen previsto aumentar la edad de jubilación entre un mínimo de 9 meses, en el caso de Alemania, y un máximo de 2 años y medio, en el de Croacia.

 

España, por su parte, emprendió en 2013 un incremento paulatino de la edad de jubilación con el objetivo de que en 2027 se sitúe en 67 años.

 

Esto implica que para 2020 se habrá elevado un año y medio aproximadamente, en línea con la subida del resto de socios europeos, y se situará en 66 años y cuatro meses.

 

El aumento colocará a los españoles entre los europeos que más tarde dejarán el mercado laboral, solo superados por los griegos, que lo harán a los 67, franceses (entre 62 y 67), italianos (66 años y 11 meses), holandeses (66 años y 8 meses), polacos (67), finlandeses (entre 63 y 68 años) y suecos (entre 61 y 67 años).

 

Los países han escogido diferentes fórmulas para elevar esta edad: algunos aplicarán la subida en un año concreto, mientras que otros irán aumentándola gradualmente conforme aumente la esperanza de vida.

 

Asimismo, en algunos estados los cambios están sujetos a condiciones, como que el trabajador haya completado el mínimo de cotización exigido por ley, o se aplicarán en función de variables como el nivel de ingresos.

 

Los planes de los Veintiocho responden a las recomendaciones de la Comisión Europea, quien en 2012 emitió un libro blanco sobre las pensiones, en el que hizo recomendaciones a los Estados miembros para reformar sus sistemas de pensiones, presionados por las estrecheces económicas y la creciente esperanza de vida.

 

Entre otras cosas, la CE les pidió que elevasen la edad de jubilación para adaptarla a la mayor expectativa de vida, así como suprimir o reducir las prejubilaciones y reformar sus sistemas para reducir el gasto público en pensiones.

 

España fue uno de los países a quienes Bruselas más insistió sobre la necesidad de retrasar la edad de jubilación y solventar el déficit de la seguridad social.

 

Mañana, la Comisión Europea, junto con representantes de los Estados miembros y expertos, evaluarán en una conferencia en Bruselas los avances logrados por los países en el cumplimiento de estas recomendaciones y analizarán los retos de cara al futuro.

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación