La destrucción de empleo se mitiga por la Semana Santa y algo más...

Ligero, leve, suave, tenue y así toda una ristra de adjetivos que dan idea de que no puede hablarse de mejoría en el drama del desempleo, pero sí que, al menos, se está más cerca de tocar fondo. El número de desempleados al finalizar marzo, según los datos de los registros del Servicio Público de Empleo Estatal (antiguo Inem), disminuyó en 4.979 personas en relación con el mes anterior, lo que representa una caída del 0,10% y, lo más importante, el primer descenso en un mes de marzo desde 2008. Así, el paro se situó en 5.035.243 personas, según explicó la secretaria de Estado de empleo, Engracia Hidalgo.

 

Obviamente, la responsable de Empleo admitió que esta aparente mejoría estuvo influida por el hecho de que este año la Semana Santa se celebró en marzo, pero recordó que en los datos desestacionalizados, el paro registrado también descendió en 6.212 personas, hasta sumar 4,8 millones, frente a un aumento de más de 34.000 desempleados en igual mes de 2012. Es decir, que el Gobierno considera que aunque era previsible que este año marzo no fuese un mes excesivamente malo para el paro por motivos estacionales, lo cierto es que ha sido el mejor marzo desde que estalló la crisis. En dicho mes de 2009 el número de desempleados creció en más de 123.000 personas y los tres años siguientes la cifra aumentó en más de 30.000.

 

Contratos y jóvenes

¿Es motivo suficiente para pensar que se está tocando suelo en la destrucción de empleo? La respuesta de los representantes de Empleo es un sonoro no, pero lo cierto es que parece confirmarse la desaceleración en el ritmo de aumento del paro iniciada a mediados de 2012. Mientras en mayo el paro registrado crecía a tasas del 12% anual, el mes pasado lo hizo por debajo del 6%. O lo que es lo mismo, en un año el aumento total del volumen de parados es de menos de 300.000 personas (en concreto, 284.376).

 

Por sectores, el paro se incrementó en todos menos en los servicios que, gracias a la Semana Santa, fue la actividad que mejor logró absorber los retrocesos del resto. Otro dato para la esperanza fue el hecho de que el desempleo entre los menores de 25 años haya disminuido en el último año en 29.167 personas, un 5,73% menos en términos relativos. Preguntada por cuántos contratos de emprendedores finalizaron transcurrido el año de prueba, Engracia Hidalgo anunció que ofrecerá las cifras al presentar los datos de abril. En cuanto a la contratación, en marzo se registraron 969.627 contratos, lo que significa una rebaja de 85.090, el 8,07% sobre el mismo mes de 2012, que contó con tres días hábiles más. El 10,11% de todos ellos fue indefinido, un recorte muy influido por la caída de los contratos indefinidos del hogar (-8.342).

 

En la afiliación a la Seguridad Social también parece confirmarse la tendencia a un panorama un poco menos sombrío. El número de afiliados creció en 30.528 personas tras siete meses consecutivos de descenso, con lo que la cifra global de ocupados alcanzó los 16.181.275. Y aunque en términos desestacionalizados el saldo fue de nuevo negativo, el Ejecutivo destacó que fue el mejor marzo de los últimos años. El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, subrayó que “se percibe un claro aumento de la afiliación al sistema, que va más allá del efecto coyuntural de la Semana Santa, que tiende a ser neutro, al aumentar en hostelería y disminuir en construcción e industria. El sector servicios tiende al alza, con sensible efecto en la hostelería, pero además se extiende a otros ámbitos”.

 

Aumenta el número de ocupados entre los autónomos

Dentro de los datos facilitados por la Seguridad Social destaca la subida de ocupados registrada en el régimen de autónomos, ya que se trata de la primera mejora tras ocho meses continuados de descensos. En marzo, se contabilizaron 3.005.397 afiliados medios, 7.591 más que en febrero.

 

La afiliación total al sistema, al igual que el mes anterior, volvió a moderar el ritmo de sus descensos y contabilizó una merma de 721.256 trabajadores, el 4,27% menos que doce meses antes. Entre los autónomos la tasa de variación interanual suavizó su descenso hasta el 1,49%, con un total de 45.401 ocupados menos. El régimen del mar también registró una contracción del 3,38%, con un recorte de 2.111 personas y, por último, el carbón retrocedió un 25,18%, con 1.418 ocupados menos.

 

No obstante, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, quiso recordar que el balance global continúa siendo espeluznante. Desde el máximo de afiliados, en 2007, con más de 19,2 millones, se han perdido más de tres millones de cotizantes, lo que explica la urgencia de reformar el sistema para hacerlo sostenible a futuro.

 

El gasto mensual en prestaciones supera los 2.700 millones

La factura total de los servicios públicos de empleo en prestaciones por desempleo ascendió a 2.720,2 millones de euros el pasado mes de febrero, cifra similar a la de igual mes de 2012, según los datos difundidos ayer por el Ministerio de Empleo.

 

El gasto medio mensual por beneficiario, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social y excluyendo el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, se situó en 916,9 euros, lo que supone una rebaja de 6,4 euros, -0,7% menos respecto a febrero de 2012.

 

La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por cada beneficiario alcanzó en febrero los 860,3 euros, con un descenso de 5,4 euros sobre el mismo mes de 2012 (-0,6%).

 

El número de solicitudes de prestaciones ascendió en febrero a 820.672, lo que representa un decrecimiento del 5,8% respecto a igual mes del ejercicio anterior. De acuerdo con los datos del Ministerio, en el segundo mes de 2013 se tramitaron en total 837.238 altas, un 1,5% más que en febrero de 2012. El plazo medio de reconocimiento de la prestación fue de 2,4 días, plazo similar al del mismo mes de 2012.

 

 


Comentarios

Deja tu comentario:



Normas de participación