Resumen de Prensa Semanal

Semana 14

02/04/2012 al 08/04/2012

Ver otras semanas

El Gobierno recorta en 1.500 millones las políticas formación y fomento del empleo

cincodias.com, 30/03/2012

Los partidas que afectan a servicios públicos sufren "severos recortes", como ha reconocido el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Políticas activas de empleo, transferencias en educación, ayudas a la vivienda, entre otras.

 

La meta es alcanzar el "objetivo ineludible de reducir los números rojos del 5,1% al 3,5% en la Administración central" ha recordado el ministro. Para lograrlo, Montoro ha advertido que el Gobierno ha tomado "medidas de carácter extraordinarias para una situación extraordinaria". La corrección del déficit en el Estado central significa una ajuste de 17.800 millones de euros. Un difícil equilibrio entre supresión del gasto y aumento de ingresos.

 

En la balanza de salidas, los partidas de gasto no financiero son las más afectadas, como ha reconocido Montoro. Además de la congelación tanto del sueldo de los funcionarios como de la contratación pública anunciados en el primer paquete de austeridad del Gobierno, ahora ha llegado el turno de detallar las partidas presupuestarias más mermadas.

 

El apartado del empleo sufre un recorte de 1.500 millones en Políticas Activas de Empleo, las destinadas a la formación y el fomento de la integración en el mercado laboral. Otros 67 millones se restan del fondo de integración en el mercado laboral para trabajadores inmigrantes.

 

La Agencia de Cooperación al Desarrollo será otras de las más afectadas por las reducciones: un tijeretazo de 594 millones de euros. La contribución del Estado a la Ayuda Oficial al Desarrollo baja un 47,6%, y se sitúa a niveles de 2005.

 

En el marco de la educación, el Gobierno ha anunciado una disminución de 530 millones de euros en transferencias del Estado central a las comunidades, quienes ostentan las competencias en la materia. La becas, quedarían fuera de los recortes, según el anuncio hoy del Gobierno.

 

Otros 322 millones de euros saldrán del menoscabo en las ayudas para el acceso a la vivienda.

 

Solo dos de cada diez autónomos cotizan para cobrar el desempleo

cincodias.com, 03/04/2012

En febrero, el número de trabajadores autónomos que cotizaron para poder cobrar la prestación por cese de actividad (equivalente al desempleo de los asalariados) fue de 644.133, apenas el 21% del total.

 

Una de las luchas históricas de las asociaciones que representan a los trabajadores autónomos fue conseguir que estos pudieran cotizar y cobrar una prestación por desempleo en el caso de tener que cerrar sus negocios y quedarse sin ocupación.

 

Tras varios años de negociaciones con distintos responsables del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, finalmente lo lograron el 5 de agosto de 2010, cuando el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la ley por la que se creaba esta nueva prestación.

 

Según ese texto, los autónomos podían empezar a cotizar por esa nueva contingencia desde el 1 de noviembre de ese mismo año. Ahora, un año y cuatro meses después, estas cotizaciones no terminan de despegar entre el citado colectivo.

 

Según los datos facilitados ayer por la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), ligada a la UGT, en febrero pasado un total de 644.133 trabajadores por cuenta propia cotizaban voluntariamente para tener cubiertas sus prestaciones por accidente de trabajo y cese de actividad (el pago de cotizaciones profesionales es obligatorio para poder cotizar por desempleo). Esta cifra representa solo el 21% del total de autónomos inscritos en la Seguridad Social.

 

UPTA considera que esta cifra es "escasa", si bien destaca que tras los primeros meses en vigor, el número de afiliados ha crecido en algo más de 100.000 en algo más de un año, lo que supone un ritmo de crecimiento del 20%. "Es un nivel aceptable si se tiene en cuenta el constante recorte de los cotizantes del sistema", recalcan.

 

En opinión del presidente de UPTA, Sebastián Reyna, la causa del escaso volumen de autónomos que cotiza por esta contingencia obedece, "sin duda" a la falta de información sobre el sistema. "Hasta la fecha, los responsables de la Administración Laboral, ni en la etapa del Gobierno anterior ni en la actual, han considerado oportuno hacer una campaña informativa, como se hace habitualmente cuando se pone en marcha una nueva prestación", dijo Reyna. Si bien de este reproche salva a la patronal de las mutuas de accidentes de trabajo (AMAT) de la que reconoce que "sí ha desarrollado una actividad informativa, pero de poca extensión y hace escasamente unos meses". A esto hay que sumar, a su juicio, la falta de información estadística del Ministerio de Empleo y Seguridad Social respecto al el número de trabajadores autónomos que cobra esta prestación.

 

El pasado mes de noviembre fue el primero en el que hubo trabajadores con derecho a empezar a cobrar esta prestación, puesto que la norma exige una cotización mínima de doce meses para poder cobrar durante dos meses esta ayuda.

 

Sin noticias oficiales

Sin embargo, tras cuatro meses en los que en teoría ya hay autónomos cobrando, aún no hay existen datos oficiales. Esta es otra crítica de Reyna tanto a Empleo como a las mutuas de accidentes, las encargadas de gestionar esta nueva prestación.

 

En cualquier caso, la ley obliga al sistema a autofinanciarse. Esto es que las prestaciones deben abonarse con las cotizaciones aportadas. Por ello, la normativa establece que, una vez transcurridos 24 meses desde la puesta en marcha del sistema, el Gobierno estudiará su viabilidad financiera, con la intención de ampliar o no la duración de la prestación. Su cuantía es de aproximadamente el 70% de la base reguladora del autónomo.

 

Más complementos de mínimos para las pensiones

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, avanzó ayer que los Presupuestos Generales del Estado para este año incluirán una dotación de 3.806 millones para el pago de complementos de mínimos, partida que se destina a pagar las pensiones que no alcanzan la cuantía mínima, por debajo de los 600 euros. Báñez aseguró que esta "aportación histórica" del Estado supone un incremento de alrededor de 1.000 millones, un 35,6% más respecto a 2011. Las cuentas también incluyen una actualización de las pensiones del 1%, tal y como prometió el PP durante la campaña electoral. Es la única partida de gasto, junto al desempleo y pago de la deuda, que el Gobierno considera "intocable".

 

Báñez cree que el aumento de los complementos para las pensiones permitirá que se cumpla el Pacto de Toledo. Este acuerdo parlamentario recomienda que estos mínimos no se carguen solo sobre las arcas de la Seguridad Social, que cerró 2011 con unos números rojos de 600 millones.

 

La Administración Central ha asumido en los últimos años parte de este gasto, aunque todavía no lo hace íntegramente, lo que obliga a la Seguridad Social a poner unos 4.000 millones al año para completar la partida. "Con la aportación a los complementos de mínimos estamos trabajando en la sostenibilidad del sistema", aseguró la ministra.

 

Se estima que hay 8,7 millones de pensionistas en España, 3,2 millones de ellos con retribuciones mínimas y no contributivas. El gasto total en pensiones ascendió el año pasado a poco más de 100.000 millones de euros.

 

La ministra adelantó también que en los próximos meses el Gobierno presentará un proyecto de ley de mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social para dotar al sector de una "autonomía de gestión" y regular con transparencia los mecanismos de control.

 

Las cuotas

Principales cotizaciones de un autónomo

-Base mínima en 2012: esta cuota para los autónomos es de 850,20 euros (253,36 euros al mes).

-Base máxima: este año está fijada en 3.262,40 euros (972,20 al mes).

-Contingencias comunes: el tipo es del 29,80%.

-Cese actividad: el tipo será del 2,2%, revisable cada año. Y lleva pareja un descuento del 0,5% en contingencias comunes

 

Báñez pondrá en marcha el plan de lucha contra el fraude de la Seguridad Social «en un mes»

abc.es, 03/04/2012

La ministra de Empleo anuncia un aumento del 35,6% en el pago de los complementos a mínimos en las pensiones

 

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha anunciado que su departamento pondrá en marcha «en el plazo de un mes» el plan de lucha contra el fraude en la Seguridad Social y el cobro irregular de prestaciones por desempleo, al que se ha referido este lunes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Según ha dicho durante su intervención en la Comisión de Empleo del Senado, su departamento «impulsará» un «plan ambicioso» que pretende garantizar que las políticas sociales se cumplen «con igual intensidad en toda España».

 

Asimismo, ha expresado la necesidad de corregir conductas que llevan a una merma de recursos al sistema de la Seguridad Social y a los derechos a los trabajadores, y que suponen una «competencia deseleal» para las empresas cumplidoras. Todo ello requiere, según Báñez, una «intensificación» de las actuaciones de lucha contra este tipo de fraudes, a través de la coordinación con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, el Servicio Público de Empleo Estatal y la Agencia Tributaria, así como con las autoridades laborales de las comunidades autónomas.

Reforma de las políticas de empleo

La ministra de Empleo ha avanzado además que su departamento está abordando una reforma integral del modelo de políticas activas de empleo que dará «más libertad» a las comunidades autónomas para hacerlas más eficaces. Báñez ha recordado que estas políticas son ejecutadas y controladas por las comunidades autónomas, con lo que es preciso que tengan «más libertad y coordinación».

 

Según ha dicho, estas políticas deben ser «más flexibles» para dar «mejores resultados», ya que, aunque han evolucionado en los últimos años en términos de fondos destinados y de beneficiarios arrastran «graves deficiencias», que requieren una «reforma integral». El Gobierno ya puso sobre la mesa el pasado viernes, tras el Consejo de Ministros en el que se aprobó el proyecto de Presupuestos para 2012, un recorte en estas políticas de unos 1.500 millones de euros. Entonces, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, argumentó que en los presupuestos de la Administración General del Estado (PGE) hay programas con buen nombre que en realidad no son eficientes.

 

Más colaboración público-privada

Por otro lado, la ministra de Empleo señaló también que la senda a seguir en los próximos dos años en materia de políticas activas de empleo incluye una mayor colaboración público-privada para ganar eficiencia a través de una mayor competencia. Asimismo, avanzó que en los próximos meses se pondrá en marcha, con el concurso del Ministerio de Educación y los agentes sociales, una reforma de la formación profesional para «acercarse a la formación dual», que combine empleo y formación.

 

Subida del pago de complementos 

 La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha avanzado que los Presupuestos para 2012, que este martes llegan al Congreso de los Diputados, incluirán una «aportación histórica» de 3.800 millones de euros del Estado para el pago de complementos a mínimos en las pensiones, lo que supone un incremento del 35,6% respecto a la aportación de 2011 (1.000 millones de euros más).

«Los Presupuestos son necesariamente austeros, pero hay dos líneas rojas que no se van a traspasar, las pensiones las prestaciones por desempleo», enfatizó, para añadir que ambas partidas «suponen la mayor parte del gasto total del Ministerio de Empleo».

 

El Gobierno prevé 5,6 millones de parados en 2012

elmundo.es, 03/04/2012

- Contracción del 1,7% del Producto Interior Bruto

- La remuneración por asalariado aumentará apenas un 0,2%

- El aumento del 3,5% de las exportaciones no compensa el parón interno

 

El Gobierno prevé en el cuadro macroeconómico de los Presupuestos Generales del Estado la destrucción de 631.000 empleos en 2012, lo que aumentará la tasa de desempleo hasta el 24,3% de la población activa: 5,6 millones de personas sin trabajo.

 

La recesión provocará una contracción del 1,7% del Producto Interior Bruto (PIB) respecto a 2011, situándose así en 1,06 billones de euros.

 

La economía se contraerá por la atonía del consumo interno, que caerá un 3,1% respecto al año anterior; el desplome del 8,8% en la inversión de las empresas; y el 'tijeretazo' del sector público, un 4,4% menos frente a 2011.

 

El aumento del 3,5% de las exportaciones no logrará evitar la recesión de un país que importará un 5,1% menos.

 

Políticas activas de empleo

Ante el elevado gasto en prestaciones por desempleo, la aportación del Estado al Servicio Público de Empleo Estatal será de 13.306,57 millones en lugar de los 15.746 millones.

 

También disminuye el monto destinado a las políticas activas de empleo, como ya se anunció en el Consejo de Ministros del pasado viernes. Así, irán destinados 5.764,74 millones, lo que supone una disminución del 21,3% respecto a 2011.

 

Esta disminución se debe, según el proyecto de Presupuestos, a los ajustes para la reducción del déficit público y a la reducción prevista en los ingresos por cuotas de formación profesional.

 

Costes laborales

Por tercer año, los costes laborales se contendrán ante la caída del consumo. La remuneración por asalariado aumentará apenas un 0,2%, frente al repunte del 0,8% del año anterior.

 

El paro aumentó en 38.769 personas en marzo, el primer mes de la reforma laboral. Así, en los Servicios Públicos de Empleo había inscritas 4.750.867 personas, la cifra más alta en toda la serie histórica comparable.

 

Éste repunte fue el segundo más elevado en un mes de marzo de toda la serie histórica tras el de 2009, cuando se registraron 123.543 desempleados nuevos.

 

Las cotizaciones caen por el descenso del empleo y los salarios

cincodias.com, 04/04/2012

Las cuentas de la Seguridad Social recogen un descenso de los ingresos por cotizaciones de empresarios, trabajadores y desempleados por vez primera en la historia. El descenso en el empleo estimado para este año de nada menos que 631.100 personas (un 3,7%), junto con una contracción, no cuantificada, en las bases medias de cotización provocan esa caída de los ingresos por cuotas por vez primera, al menos en términos de presupuestación (en la ejecución ya descendieron en 2011). La caída de las bases medias es imputable a dos efectos, uno tradicional y otro sobrevenido: primero hay un efecto sustitución muy pujante de bases más bajas por bases altas y maduras, y, segundo, el Gobierno contempla que la reforma laboral fuerce una reducción de los salarios, tal y como ayer admitió la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández.

 

La caída de las aportaciones por cuotas será del 3,9%, pese a que las bases máximas de cotización se elevan un 1% en todos los grupos y se mantienen estables los tipos. Por tanto, la presión tributaria para las empresas por la Seguridad Social será un 1% superior, que se compensa por la inflación estimada, también del 1%. Las aportaciones estatales por los desempleados descenderán un 2,2%, por la reducción prevista en las prestaciones de carácter contributivo por desempleo. Las transferencias corrientes se incrementarán un 9,3%, entre otras cuestiones para financiar los complementos a mínimos (3.806 millones) con mil millones más (un 35,6% más), que hasta ahora se soportaban con ingresos de cotizaciones, lo que genera déficit en el sistema de pensiones.

 

El presupuesto para 2012 es equilibrado, con unos ingresos totales de 120.698 millones, de los que 106.323 serán aportados por cotizaciones (un 3,7% menos que en 2011).

 

Por lo que se refiere a los gastos, las pensiones absorberán 101.953 millones de euros, un 2,9%, como consecuencia de dos deslizamientos naturales (más pensionistas y más altas) y una revalorización de un 1% ya aprobada en enero. Desciende un 17,3% el gasto en prestaciones por incapacidad y se mantienen estables las prestaciones familiares y los pagos por maternidad. Cae de manera notable, eso sí, la transferencia por dependencia, un 5,7%, hasta los 1.326 millones. En todo el material entregado para la presentación de los Presupuestos no hay ni una sola línea referida al Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Parece lógico que si no hay superávit de cotizaciones no haya incremento de sus recursos, y que la rentabilidad de los allí depositados se compute como ingresos patrimoniales. Por esta partida ingresará unos 2.933 millones. La única mención al Fondo de Reserva se hace al referirse al cómputo efectivo de la deuda pública. Los fondos de reserva de la Seguridad Social superan los 67.000 millones.

 

 

Menos dinero para formar pero más para contratar

cincodias.com, 04/04/2012

Distintos miembros del Gobierno han asegurado en los últimos días que las prestaciones por desempleo estarán garantizadas este año; que no disminuirá su cuantía.

 

Otra cosa es el volumen global que se destinará a costear estas ayudas a los parados, ya que la evolución del mercado laboral hace pensar al Ejecutivo que la partida de protección al desempleo será un 5,5% inferior este año. En concreto, se destinarán a ello un total de 28.805 millones de euros, 1.669 millones menos que en 2011. Esta es la principal partida del presupuesto del Servicio Público de Empleo Estatal, ya que al pago de prestaciones se destinan ocho de cada diez euros que gestiona este organismo.

 

Los otros dos euros restantes se emplean casi en su totalidad en costear las bonificaciones empresariales a la contratación y a acciones formativas de ocupados y desempleados.

 

Estas políticas activas -que el Presupuesto denomina "de fomento de la inserción y estabilidad laboral"- experimentan un ajuste global del 21,3%, pero no afectan a todas las partidas por igual. Así, aplican un aumento del 6,1% al capítulo de las bonificaciones empresariales, que contarán con 2.600 millones, frente a los 2.450 millones de 2011, cuando estas ayudas a la contratación experimentaron un fuerte recorte del 14% ante las bajas expectativas del Gobierno de entonces en la recuperación del empleo. El aumento ahora de las bonificaciones refleja una mayor esperanza del Ejecutivo en que los empresarios usen las nuevas ayudas ligadas al contrato de emprendedores creado en la reforma laboral para empresas de menos de 50 trabajadores.

 

Por el contrario, el presupuesto dirigido a la formación de trabajadores y desempleados sufre un importante ajuste del 17,6%, al pasar de 2.200 a 1.811 millones de euros. El Gobierno ha vuelto a destinar más dinero a formar a los trabajadores ocupados (894 millones) que a los desempleados (665 millones).

 

Con todo esto, el presupuesto total del Servicio Público de Empleo asciende a 34.718 millones, un 8,5% menos. La elevada partida de protección por desempleo hace que este organismo no se autofinancie con las cotizaciones por este concepto. Si bien la aportación del Estado cae un 15,6%, hasta los 13.287 millones.

 

 

Casi la mitad del gasto va a pensiones y desempleo

cincodias.com, 04/04/2012

El gasto social se recorta en 7.908 millones, el 30% de todo el ajuste presupuestario

 

El Estado destinará este año un total de 175.382,70 millones de euros a gasto social (un 4,3% menos), lo que supone un recorte de 7.908 millones respecto a 2011. De esta forma, el Gobierno confía el 30% de todo el ajuste presupuestario (27.300 millones) a las políticas sociales. Además, el peso de estas partidas supone el 56,2% del total de las políticas de gasto frente al 58% en 2011.

 

La única partida de gasto social que sube es la de las pensiones, a la que se destinarán 115.826 millones (un 3,2% más). El resto caen, destacando el gasto en prestaciones por desempleo, que descenderá un 5,5% hasta los 28.805 millones de euros. La secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández, explicó que este descenso obedece en parte a que muchos de los nuevos parados no cumplirán los requisitos mínimos exigidos para el cobro de dicha prestación (haber cotizado al menos un año).

 

Seguidamente, la partida de protección social que registra una caída más importante es la de las pensiones asistenciales (12.014 millones) que descienden un 11,5%. Este ajuste viene marcado por una fuerte reducción en la Incapacidad Temporal (bajas laborales) del 17,3%, acorde con el descenso del número de ocupados, según el Ejecutivo. Igualmente, la inversión en fomento del empleo se recorta un 21,3%, hasta los 5.764 millones.

 

La financiación de la Dependencia también diminuye un 5,7% en términos generales, ya que el Gobierno ha eliminado casi 300 millones que aportó el pasado año a las comunidades. Si bien la parte que costea el mínimo garantizado por beneficiario -y que deben igualar las regiones- sube un 18,64% hasta los 1.287 millones.

 

El Gobierno atribuye la reducción del gasto en protección social "a la menor dotación al Fondo de Reserva de las pensiones", que no recibirá aportaciones adicionales.

 

En cualquier caso, sumando las dos grandes partidas de gasto social (pensiones y desempleo) se observa que el 46% del total de 311.825 millones del presupuesto consolidado para 2012 se destinará al pago de estas prestaciones. Esto significa que casi la mitad del gasto irá a parar a pensiones y desempleo.

 

Siguiendo con el capítulo social, el fomento del acceso a la vivienda y la educación experimentan también fuertes recortes del 31,7% y 21,9%, respectivamente. Así, la primera de estas partidas perderá 380 millones, quedándose en 820 millones y en la segunda se invertirán 2.220 millones (2.623 millones menos).

 

Además, al margen de este gasto, la inversión en servicios públicos esenciales también sufre un importante ajuste del 9,2%, siendo la política exterior la más afectada, con una caída del 38,9%, hasta los 1.680 millones. Los gastos en defensa caen un 8,8%, con lo que se emplearán 6.261 millones; y en justicia se invertirán 1.612 millones (un 5,9% menos). La partida del capítulo de servicios públicos esenciales que mantiene casi intacto el gasto es la de Seguridad Ciudadana e Instituciones Penitenciarias, a la que se destinarán 8.354 millones.

 

En cuanto a las políticas de gasto de carácter económico, la peor parte se la llevan las partidas para industria y energía, que caen un 32% hasta los 1.897 millones de euros; las de I+D+i, con un ajuste del 25,6% y la de infraestructuras (-22%), donde apenas se invertirá este año 6.897 millones menos.

 

Solo se salvan de la quema del ajuste algunas actuaciones de carácter general. En concreto, el gasto en deuda pública que alcanza los 28.848 millones (un 5,3% más); las transferencias a las administraciones públicas, que crecen un 16% hasta 49.685 millones; y la Administración Financiera y Tributaria que aumenta un 271%, por la aportación de España al Mecanismo Europeo de Estabilidad.

 

Las claves

1.- Gasto social: suma un total de 175.382 millones, 7.908 millones menos que en 2011, tras recortarse un 4,3%. Esto supone que el Gobierno confía casi un tercio del ajuste presupuestario total al recorte social. Solo el gasto en pensiones crece un 3,2%.

2.- Servicios públicos: las políticas de justicia, defensa, seguridad ciudadana y política exterior pierden 1.822 millones (un 9,2% menos).

3.- Inversión económica: es la política de gasto más afectada por los ajustes (un 17%). Destacan las caídas en I+D+i (-25%), y en industria y energía (-32%).

 

 

El paro vuelve a subir en marzo pero se crea empleo por primera vez desde julio

cincodias.com, 04/04/2012

Había mucha expectación por conocer los datos del paro registrado tras el primer mes completo de aplicación de la reforma laboral que entró en vigor el 12 de febrero. Las cifras facilitadas ayer por el Ministerio de Empleo indican que marzo dejó 38.769 parados más, con lo que la cifra total de desempleados asciende a 4.750.867. Pero la Seguridad Social ha conseguido datos algo más positivos al ganar 5.419 cotizantes, lo que supone la primera creación de empleo neta en el sistema desde julio de 2011. Con ello, vuelve a superar la cota de los 16,9 millones de afiliados perdida en febrero.

 

El paro subió en todos los sectores: agricultura (4.882 parados más); industria (4.988); construcción (2.444); servicios (15.062), y sin empleo anterior (11.393 personas). ¿De dónde salen entonces los nuevos cotizantes? Fundamentalmente del sector de las empleadas del hogar, que ganó 38.635 afiliados, y de la hostelería, que incrementó sus ocupados en 25.750 personas en marzo. Así, el régimen general -al que están afiliados casi ocho de cada diez trabajadores- ganó el pasado mes 28.473 cotizantes. Pero si a esta cifra se le descuenta el efecto del trasvase de las 38.635 empleadas del hogar citadas, que antes se contabilizaban en el régimen especial y ahora han pasado al general, este último habría ganado solo 3.922 cotizantes.

 

Otros sectores que contribuyeron a la creación de empleo en marzo fueron la sanidad (con 4.206 afiliados más), la educación (3.166 más) y el régimen de los trabajadores autónomos que, por segundo mes consecutivo, ganó 4.867 nuevos cotizantes.

 

Todo esto sirvió para contrarrestar la significativa destrucción de ocupación en la industria, donde se registraron 10.899 cotizantes menos; y en la construcción (6.208 cotizantes menos). Este último sector acumula una caída interanual del 21%.

 

No obstante, esta leve mejora en el sistema de la Seguridad Social no ha sido suficiente para frenar el ritmo de destrucción de empleo en términos interanuales que ha pasado del 2,59% de febrero al 2,82% en marzo, con casi medio millón de cotizantes menos que hace 12 meses. Es más, el ratio afiliados/pensionistas, que refleja la sostenibilidad financiera del sistema volvió a caer de 2,47 de febrero a 2,45 en marzo.

 

Otro dato que pone en cuarentena la bonanza del comportamiento de la afiliación en marzo fue que en este mismo mes de 2011 y 2010 -en los que tampoco hubo Semana Santa- la ganancia de empleo fue mucho mejor el pasado mes, ya que hace un año se incrementó en 45.660 cotizantes y hace dos, en 22.457.

 

La contratación registrada en marzo también dio señales positivas. El número de contratos aumentó un 7%. Además, los indefinidos aumentaron un 32% hasta los 98.485, con lo que el peso de los fijos sobre el total subió al 9,6%.

 

 

El PSOE pide que las firmas que hagan ERE financien el empleo fijo

cincodias.com, 05/04/2012

La enmienda a la totalidad que el PSOE ha presentado contra la reforma laboral del Gobierno propone, como alternativa, la creación de un fondo para conceder crédito en mejores condiciones por cada nuevo contrato indefinido, y mantiene las causas de despido y las indemnizaciones incluidas en la reforma aprobada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, que le costó la convocatoria de una huelga general en 2010.

 

Este fondo, que es la medida estrella de la reforma laboral alternativa del PSOE, tendría personalidad jurídica propia y estaría adscrito al Ministerio de Economía y con una presidencia rotatoria entre Economía y Empleo. Partiría de una base de mil millones de euros aportados por los Presupuestos Generales del Estado y podría "multiplicarse por ocho" mediante las aportaciones de las empresas que hagan expedientes de regulación de empleo (ERE) y también con fondos que se capten en el mercado a través de los grandes bancos que acceden a los créditos del Banco Central Europeo (BCE) al 1%.

 

Así, las empresas de entre 10 y 50 trabajadores cuyo titular sea autónomo, además de mantener las bonificaciones actuales (por contratar mujeres, mayores de 45 años, etcétera), podrán acceder a créditos de hasta 30.000 euros por cada nuevo contrato indefinido a un interés del euríbor más el 0,5% y bonificado en dos puntos por el Estado durante todo el periodo que dure el crédito.

 

Sectores innovadores

Las ventajas crediticias de este fondo que propone el PSOE se extenderían a empresas de cualquier tamaño que creen empleo en sectores como la I+D+i, a autónomos ocupados en la economía social o a sectores innovadores y a jóvenes que se autoempleen.

 

 

Ver otras semanas